Lo que el viento se llevó. Lo que la amistad unía... 5

Para la supervivencia física y emocional, necesitamos formar parte de un grupo. En las sociedades tradicionales rurales las condiciones de vida eran difíciles y las relaciones personales cobraban una gran importancia. Por ello la amistad no solo es un vínculo sentimental, sino también social o económico. En aquella época la sociedad era más cerrada y las amistades tenían más importancia que en la actualidad. A través de ella se manifestaba la solidaridad ante malas circunstancias, el ocio, la diversión o la cooperación económica.





Una de las más significativas se produce en las recolecciones y faenas agrícolas, o en la construcción de la vivienda o sea la ayuda mutua o tornas. Además, la amistad se manifiesta como otra variante de la colaboración y de la solidaridad en la asistencia a los ritos populares cristianos que se realizan en torno al cristianizar, casar o enterrar. En la visita y aporte de regalo económico en las enfermedades, nacimientos, bodas… o en la colaboración en todas las actividades que sean necesarias. Pero como dice el mismo Mintz esos vínculos personales tan estrechos también servían como elemento de control. Dice Mintz:” "El control social en la Andalucía rural no se operaba por medio de regulaciones gubernamentales y supervisión policial, sino por medio de sanciones sociales a rumores y otras formas de crítica y censura públicas”. 



En la fotografía los hermanos Grimaldi, Juan Moreno, Perico Montes de Oca y charlan en torno a un café en la choza de la huerta Chica. El vídeo también es de la misma huerta, pero en este caso se trata del típico guisote. Allí pasaban mucho tiempo, trabajando, hablando, haciendo guisotes...Ese mundo donde se mezcla la diversión, el trabajo, las relaciones personales y donde las fronteras entre ellas son muy difusas desaparece y se transforma con la llegada de la modernidad.


laamistad.mp3

Comentarios

Entradas más vistas

la Bossa Nova, el equilibrio entre el fondo y la forma

"La fregona mágica" en A vivir que son dos días.

Los monstruitos. Los primeros que han pisado la final del Falla

Las Guerrilleras. Un manual de carnaval

La madrugada. Una gran comparsa

Pepe Colmlena, profeta en su tierra

El Gallo Blanco. Vivencias de aquellos años en la Alameda 1.B. Por Francisco J. Martínez Guerra