headerphoto

Lo que el viento se llevo. Buscándose la vida. 1


En febrero 2014 los amigos de Mintz montaron la cuarta exposición de fotografías sobre el antropólogo americano. En este caso, a la exposición de fotos se le unió la de vídeo y audio, que junto con las cartelas explicativas resultó ser la exposición más completa y ambiciosa de las cuatro que realizaron. En este caso el título era lo que el viento se llevo y se trataba de mostrar los materiales que había recopilado Mintz que tenían como hilo conductor a un mundo que se estaba perdiendo, el tradicional, y que estaba siendo sustituido por la modernidad. Inicio pues hoy una serie de 20 capítulos sobre dicha exposición, donde se mostrará en cada una de ellas una fotografía, una cartela, un audio y un vídeo, todos sobre el mismo tema y todos materiales elaborados por el catedrático americano. 

El primer post tiene como título "Buscándose la vida" y muestra una fotografía en los Arenalejos de unos niños buscando caracoles, un vídeo del mismo autor sobre la búsqueda y la venta de ellos y un audio donde Juan Moreno le explica a Mintz la importancia de las actividades depredadoras en la economía benalupense de los años sesenta.



Desde la revolución Neolítica que apareció la economía productiva hasta la actualidad nunca desapareció completamente la economía depredadora. En esta época de transición, de crisis de la agricultura tradicional, del fin de una sociedad tradicional y el inicio de la modernidad las circunstancias económicas fueron muy duras. En ese contexto, la naturaleza que por esta zona se manifiesta de una forma exuberante y que siempre había contribuido a la supervivencia de los que habitaban en esta zona cobra una gran relevancia. La caza de conejos, perdices, venados, pajaritos… la recolección de espárragos, tagarninas, quesitos, caracoles … van a contribuir a la supervivencia de una población en una época donde la agricultura y ganadería tradicional están sufriendo grandes transformaciones. 



Como no ha llegado la modernidad, los niños maduraban muy pronto y se incorporaban todavía en la infancia al mercado laboral, ya fuera cuidando animales, trabajando en la agricultura o en actividades económicas depredadoras, como vemos en esta foto de los Arenalejos, donde los hermanos Mateo y algunos amigos buscan caracoles o en el vídeo perteneciente a la película de Mintz la familia del pastor.



Aunque en gran parte de España estas actividades depredadoras han desaparecido completamente con la llegada de la modernidad en esta zona situada en la frontera entre dos continentes y en esta época donde la crisis económica está haciendo estragos en las capas más débiles de la sociedad siguen siendo importantes. Lo que si ha desaparecido, afortunadamente, es el trabajo infantil y el repentino y temprano abandono escolar de los niños y niñas.
     


Siempre fue difícil buscarse la vida, además de aprovechar lo que da el campo en cada época del año, otra respuesta era la solidaridad; aquí se utilizó de forma habitual la fórmula de comprar “fiado” y pagar cuando había una buena racha de trabajo. Pero esta forma de afrontar las crisis y las malas condiciones que presenta la vida impone carácter haciendo a la gente que habitan estas tierras no sólo poseedoras de una solidaridad especial, sino también, de una forma característica de afrontar las dificultades que a veces se confunde con la pasividad y el típico fatalismo andaluz. Hechos que son aprovechados por unos pocos para imponer sus intereses exclusivos y minoritarios sobre unos muchos.
buscándoselavida.mp3



Tanto la fotografías,como el audio, como el vídeo pertenecen a la obra de Jerome R. Mintz. Han llegado a Benalup-Casas Viejas gracias a la participación, colaboración y patrocinio de su familia.

0 comentarios: