headerphoto

Leonardo y la foto de las mujeres


Diario de Cádiz. 13-1-1933

Como es habitual en él, Tano Ramos ha vuelto a escribir sobre los sucesos de Casas Viejas con motivo de celebrarse un aniversario. En este caso el 84. Memoria de un reportero gráfico acompaña al título de la serie. El titular del reportaje es muy significativo
"Leonardo, el fotógrafo olvidado".
Diario de Cádiz. 13 de enero
Diario de Cádiz. 14 de enero



Diario de Cádiz.14-1-1933
16-1-1933. Diario de Cádiz
Empieza este resaltando la importancia de Leonardo como fotoperiodista en los sucesos de Casas Viejas, para luego centrarse en su asesinato y el olvido subsiguiente al que fueron condenados todos los perdedores. Me ha gustado mucho el trabajo periodístico. Sincero, hecho con el corazón y la cabeza, valiente, justo y necesario. 

19-2-1933. Diario de Cádiz
20-2-1933. Diario de Cádiz
24-2-1933. Diario de Cádiz
25-2-1933.  Diario de Cádiz

Aprovecho la ocasión para publicar las fotos de Leonardo que tengo sobre los sucesos. La mayoría están en la línea editorial que eligió el Diario de Cádiz. Se ningunea a las víctimas y se le da protagonismo a los funcionarios y sobre todo a las fuerzas del orden público. Pero hay una excepción, muy significativa e importante, que es en la que me voy a centrar para hacer este artículo. El 13 de febrero, miembros de la Asociación de Artes de Imprenta fueron a Casas Viejas a distribuir el dinero recaudado, la comisión estaba dirigida por José Martínez Regal. Hablaron con las familias y las fotografiaron. La magnífica foto de Leonardo Zambonino de las mujeres de negro con el bebe envuelto en una sábana blanca es la imagen simbólica del momento. Es el inicio de la consolidación de que hubo, al menos, doce fusilamientos. 
13-2-1933. Diario de Cádiz. Foto Leonardo
13-2-1933. Diario de Cádiz



En la foto aparecen de izquierda a derecha: Juana Galindo González, hermana de Juan, detenido en la calle Nueva y fusilado en la corraleta; Catalina Silva Cruz, nieta de Seidedos, que tiene en brazos a María Montiano Cruz; María Cruz Jiménez, hija de Seisdedos, madre de La Libertaria y viuda de Juan Silva González, detenido en la calle Nueva y fusilado en la corraleta; Sebastiana Cruz Jiménez, hija de Seisdedos y viuda de Jerónimo Silva González (Zorrito), que murió en el interior del casarón a consecuencia de los disparos; María Cruz García, madre de Andrés Montiano García, detenido en la calle Nueva y fusilado en la corraleta; y Encarnación Barberán Madueño (primera por la derecha), viuda de Manuel Quijada Pino, calcinado en el casarón de Seisdedos.
Foto Dubois



Para ilustrar el tema de los sucesos se han utilizado diversas fotografías. Al principio se hacía con el famoso registro a un casarón, o un guardia de asalto encima de un muro oteando el horizante que luego resultaron ambas  ser un montaje, o la de Serrano en donde los guardias de asalto deambulan por la calle San Juan, dos días después de los hechos. Otros utilizaban alguna del cementerio o la vista general de Campúa. A mí las dos fotos que siempre me han gustado más y me parecen más significativas es la de Dubois en donde aparecen los 20 campesinos que fueron juzgados (y que no estaban en la cárcel) en junio del 34 y esta de las mujeres de Leonardo. Son las que más representan a los perdedores, a las víctimas, a las personas que más sufrieron y padecieron con estos sucesos. La foto de 13 de febrero de 1933 tiene casi 84 años. Presenta una particularidad, todos lo que aparecen, incluido el fotógrafo están muertos, salvo dos excepciones. Catalina Silva Cruz, la segunda por la izquierda y Sebastiana Silva Cruz, la sexta, el bebe que esta envuelto en una manta blanca. Las dos primas viven en sitios tan lejanos como Montaunban y Jerez. Pero las dos mantienen contacto telefónico diario desde hace muchos años a través del servicio francés Free. Ojalá esta tarde cuando hablen de nuevo, una con 100 años y otra con 84 sepan que se ha vuelto a hablar de ellas y que nos alegramos de que hay dos casaviejeñas que son duras, resistentes y supervivientes a uno de los procesos más horribles de la historia de España. La derrota y el castigo infligido al mundo que protagonizó los sucesos de Casas Viejas. Como dijo Antonia Jordán los papeles no pueden reflejar todo el sufrimiento y padecimiento que ellas dos han pasado, pero si pueden y deben constatar el orgullo y la satisfacción que muchos sentimos por haberlas conocido y poder dar fe de que resistir es vencer. Y ella han resistido, en medio de tanta derrota, incluida la de Leonardo, el fotógrafo asesinado en Cádiz el 1 de enero de 1937 en la plaza de toros por los golpistas y que ayer Tano Ramos le dedica un reportaje en el Diario de Cádiz. 
P.D.- La magnífica foto de Dubois es una de las muchas que habitan en un cuarto de un familiar del fotógrafo. Muchas son inéditas y desconocidas.

0 comentarios: