Entradas

Mostrando entradas de octubre 9, 2016

Jerome Mintz, un andaluz en Indiana. La vida cotidiana. 10

Imagen
En el fondo fotográfico de Mintz sobre la sociedad andaluza también hay un espacio privilegiado para el interior de las viviendas, las chozas y otras estampas del mundo rural. Nuevas formas para las mismas necesidades, como la fotografía de la nave que la muestra como derivación de las antiguas gañanías donde los jornaleros pasaban la noche. Es esa concepción de las tres variables del tiempo (pasado, presente y futuro) como un todo integral y global la que también se refleja en sus escritos y películas. En estas escenas de la vida cotidiana Jerome Mintz consigue reflejar su conocimiento sobre unas formas de vida que lo han fascinado, pero también muestra su respeto y su afecto. Consigue así elevar lo cotidiano a la categoría de extraordinario, lo corriente a excepcional y lo diario a lo sorprendente y artístico. Demuestra al mismo tiempo lo inmerecidamente desapercibida que pasa ante nuestros ojos la cotidianidad.

Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. El sindicato de los invencibles. 7

Imagen
En el recorrido por  los escenarios de los Sucesos de Casas Viejas este lugar fue muy significativo por ser la sede del sindicato anarquista. Además del lugar, significativo lo es el nombre. Los sucesos son la crónica de una derrota continuada en el tiempo y no puede llevar un nombre más contradictorio el grupo que los lideró: LOS INVENCIBLES. Ocupaba un lugar muy céntrico de la localidad, lugar de encuentro de los campesinos, muchos de los cuales estaban comprometidos con el anarquismo en mayor o menor medida, en torno a quinientos afiliados, bastantes para la población de la época.

Jerome Mintz, un andaluz en Indiana. El mundo del trabajo. 9

Imagen
Predominan las fotos donde no hay pose. Mintz retrata el trabajo diario y en eso no hay posturas forzadas; hecho que por otra parte denota el grado de complicidad que logró con la población local. La calidad, la cantidad y la variedad de estas fotografías tomadas en distintos periodos y espacios,hacen que éstas constituyan verdaderos documentos históricos. Mintz, que procede de una sociedad urbana, moderna y postindustrial, consigue la perpetuidad para unas actividades hoy desaparecidas y, sobre todo, “congelar” a los protagonistas, pues como en el resto de las secciones, el interés fundamental reside en las personas. Esa mezcla de una mirada externa, que le daba su procedencia, y otra interna, que le posibilitaba la convivencia y el conocimiento de la población local, es una de las riquezas del trabajo de campo de Jerome Mintz sobre Andalucía.

La Virgen de la higuera

Imagen
Tal día como hoy de hace 30 años apareció la noticia de la Virgen de la Higuera abriendo portada en el Diario  Diario de Cádiz.

Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. La plaza de abastos. 6

Imagen
La plaza del antiguo Ayuntamiento era en sus orígenes el segundo centro en importancia del pueblo. En la Alameda estaba la iglesia, el cuartel y las casas de la élite social del pueblo. Esta plaza funcionaba como una especie de centro administrativo, donde se ubicaba la oficina de arbitrios y la escuela nacional de D. Manuel Sánchez. En el extremo sur occidental el sindicato y debajo la tienda de Cristóbal Torres.

Jerome Mintz, un andaluz en Indiana. El mundo del trabajo. 8

Imagen
Mintz presta especial atención y dirige su objetivo a la economía rural de los años sesenta y setenta del pasado siglo, todavía muy tradicional pero sometida a grandes cambios dentro del proceso de crisis de la agricultura tradicional. Especial significación tienen los trabajos del campo relacionados con la agricultura, la ganadería o las actividades forestales (carbón, corcha …) donde la familia es el agente económico fundamental,  mujeres y niños incluidos, pero con el protagonismo del hombre. La presencia de los niños es relevante porque, abandonados muy pronto los estudios, forman parte de la unidad familiar de producción. Destacan también la presencia de actividades económicas ligadas con el mundo artesanal, como «el afilaor», el basurero o los zapateros.

La Alameda y las fiestas de verano

Imagen
Tradicionalmente el lugar más importante del pueblo ha sido la Alameda. Ligada primero a la vieja ermita de la que hay constancia escrita desde 1555 y  desde 1915 a la Iglesia, esta  ha unido siempre su jerarquía a la de Iglesia católica. Aparece en el siglo XIX a semejanza de la de igual nombre en Medina. Como plaza principal del pueblo acogía algunas instituciones representativas del poder como el cuartel de la guardia civil, la iglesia, casas de familias relevantes y algunos negocios.