headerphoto

VI Jornadas micológicas en Benalup-Casas Viejas

Empiezan hoy las sextas jornadas micológicas. Una fiesta de la participación, de los recursos naturales, de las buenas iniciativas, de la socialización y de la diversión. Las cinco jornadas anteriores escribí algo en el blog sobre ellas, esta vez también, pero primero voy a recordar algo de las anteriores.



El 4 de diciembre de 2011 escribía sobre la primera que se celebró, el éxito que resultó y la novedad y fuerza que irrumpía el mundo de las setas en Benalup-Casas Viejas: "...Como una asociación, alcornocales micológica, con el apoyo y colaboración del Ayuntamiento, como debe ser, ha organizado unas jornadas de tanto éxito material y espiritual como esta. Lo de material va por el número de locales y foráneos que han participado en la ruta, lo de espiritual se relaciona con que esta asociación, representante de la sociedad civil, ha conseguido poner y unir los espartos necesarios para construir este hermoso cesto. Dice: "Guillermo Guerrero, que considera que esta primera ruta gastronómica ha cumplido sus objetivos: “En primer lugar, queríamos darle difusión al potencial que tenemos en Benalup en materia micológica, porque hasta ahora la verdad es que había poca afición a la recolección de setas”. Es cierto, que en esta tierra la recolección de las setas ha sido una actividad recolectiva tardía"




Al año siguiente, el 5 de diciembre de 2012 me hacía eco del incremento en el número de bares participantes y en la realización de una serie de actividades paralelas a la ruta de la tapa: "Al igual que las del año anterior, la de este año tienen como objetivo difundir y poner en relieve el potencia gastronómico y turístico del mundo de la setas en Benalup-Casas Viejas, puerta natural del Parque de los Alcornocales. El año pasado participaron 13 establecimientos, este año ha subido a 15. La tapa vale un euro y cada participante recibe una tarjeta. Además de la ruta, hay planificada una exposición y una conferencia, el sábado a las 19 horas, en la casa de la cultura a cargo de José Gerardo López Castillo sobre las setas comestibles y tóxicas del Parque Natural". 






Al tercer año volvía a elogiar el evento, pero me quejaba de que no se le prestará ni mediáticamente, ni publicitariamente la atención que se merecía. El 9 de diciembre de 2013 escribía: "Particularmente he echado de menos un mayor seguimiento y reconocimiento de esta iniciativa...pero ha faltado más atención y cariño a un evento con tantas posibilidades y con tanto esfuerzo y cariño dedicado por parte de la asociación y de los establecimientos participantes. Ya se sabe que la prensa adolece del problema de las prisas y ahora con los métodos digitales no hace falta ni acudir a los lugares de los eventos para seguirlos, pero se echa de menos un poco de más sensibilidad ante este tipo de actividades....Pero habrá que terminar positivamente el post, reiterando las felicitaciones a la asociación micológica y botánica y a los establecimientos participantes y reclamando para los medios informativos un poco de más cariño y mimo para aquellas actividades en las que se aporta tanto entusiasmo y dedicación como esta. En tiempos de crisis como los que atravesamos son imprescindibles actividades como estas jornadas micológicas y ruta de la tapa. Es necesario poner en valor, difundir y al mismo tiempo valorar lo nuestro, lo que tenemos, lo tradicional. El camino iniciado por esta asociación debería arrastrarnos y empujarnos a consolidar y apoyar este tipo de iniciativas."



El cuarto año, el 7 de diciembre de 2014 también escribía sobre las jornadas y ponía en relieve lo mucho que había avanzado el mundo micológico en Benalup-Casas Viejas en cinco años:"hace cinco años en el puente de la Inmaculada no vino casi nadie a visitar Benalup-Casas Viejas. Hace cinco años muy poca gente se imaginaba lo que una peña micológica podía organizar y desarrollar. Hace cinco años nadie creía que fomentando la difusión-valoración de nuestro medio ambiente se podía, al mismo  tiempo, colaborar en el desarrollo económico de la zona. Es lo que planteaba hace mucho tiempo el proyecto Benalup 2000. Hace cinco años muy poca gente buscaba setas y se interesaba por este mundo. Hace cinco años nadie se imaginaba que 23 bares iban a ser capaces de ofrecer un dechado de imaginación y trabajo en forma de tapas relacionadas con la micología. Hoy libros sobre este tema hay en casi todas las casas de los benalupenses. Somos un pueblo donde la seta es importante, hace cinco años se caracterizaba por su invisibilidad....Creo que cuando se lleva a cabo una idea tan magnífica como la de la peña micológica, cuando se hace realidad vender los productos de tu tierra fomentando el desarrollo sostenible, cuando se consigue compatibilizar el aspecto lúdico, cultural, monetario y medioambiental...,hay que alegrase, hacer la ruta y difundir sus bondades. Bien pensado, a lo mejor el problema no es que no sepamos vendernos, la cuestión de fondo puede ser ¿queremos vendernos?"


Para la quinta ocasión, el 4 de diciembre de 2015 escribía, como aunque la joya de la corona de las jornadas era la ruta de la tapa, el evento tenía una significación más profunda: "estas jornadas micológicas constituyen todo un ejemplo de una más amplia labor que lleva desarrollando esta asociación y que se podría aplicar a otros muchos ámbitos. Este tipo de actuaciones siempre me provocan el mismo pensamiento, si todo el mundo aportará a su comunidad una mínima parte de las posibilidades que atesora la situación de la población mejoraría sensiblemente. Me da la impresión que partiendo del mundo micológico esta asociación apuesta por los recursos naturales, el desarrollo sostenible, el patrimonio cultutal inmaterial y el mundo tradicional... todos ellos tan denostados y abandonados hasta hace tan poco tiempo". 



Este año también voy a escribir algo. Lo resumo en cinco puntos:

1.- Aquel sueño que hace seis años tuvieron los integrantes de la peña micológica, hoy es una realidad. Se ha consolidado la difusión, valoración y defensa del mundo de las setas, además de poner en valor un recurso que hasta este momento había pasado desapercibido. De los 13 bares participantes en la primera edición, hemos duplicado, este año son 26. De las escasas actividades paralelas, este año la variedad y la riqueza de ellas es inmensa. De la escasa publicidad institucional, la de esta edición cuenta con un apoyo y una difusión adecuada. Los beneficios al mundo del turismo y del pueblo en general son indudables

2.- Hay un consenso generalizado, que no encuentro en ninguna otra actividad, que este tipo de jornadas son las adecuadas para fomentar el pueblo y nuestros recursos. No sólo se trata de las setas, también influye en otros recursos naturales, la biología, la historia, la economía, la artesanía…. El pueblo en general
3.- Si otras veces he escrito que me ha parecido escasa la colaboración institucional, esta vez y por lo visto hasta ahora, la colaboración del Ayuntamiento es la adecuada. Hay un salto cualitativo en la difusión, divulgación y publicidad de estas jornadas, donde la implicación del Ayuntamiento es necesaria. De justos es reconocerlo. 
4.- Creo que es momento de valorar lo conseguido y de reconociendo que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, la sociedad civil debe colaborar para que sigan siendo exitosas estas jornadas. Para ello, además de la participación efectiva en todas las actividades que la asociación micológica con la colaboración del Ayuntamiento ha preparado, creo necesario que le reconozcamos su labor y animemos a que sigan por la misma senda y en la misma ruta. 
Nos vemos en los bares de la ruta. Quien quiera nos leemos en los blogs.

0 comentarios: