headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. La vida en la sierra. 9


Un porcentaje bastante alto de la población vivía permanente o semi permanentemente en el campo. En 1905 había censados en Casas Viejas y sierra 1786 personas, de las cuales 429 vivían en la sierra, un 24% y 1357 en el casco urbano, el 76%. En 1917, doce años más tarde, la población ha crecido en 914 personas, 2108 en el pueblo y 564 personas en el campo, lo que representa que en el pueblo vivían un 79% de la población.
Fotografía Francisco Segovia


Fotografía Francisco Segovia
Fotografía Juan Cabré



La vida en la sierra era el complemento perfecto para el sopaca que se quedaba a vivir en la zona. Se imponía una relación simbiótica con el dueño de la finca. A la familia de los jornaleros se les permitía hacer  carbón. Los dueños de la finca mantenían limpia la finca y la alejaban de la matorralización. Pero también constituían mano de obra fácil, dócil y barata para otras tareas como la corcha, la herrería o el trabajo de los hijos menores cuidando pavos, cochinos o cabras y las mujeres limpiando el cortijo. 
Fotografía Juan Cabré
Fotografía Francisco Segovia
Fotografía Campúa




La sierra estaba intensamente poblada, es lo que se ha denominado el bosque humanizado. Por ella pululaban los arrieros, los carboneros, percheros, furtivos, esparragueros,  contrabandistas, maquis  (en los cuarenta),  guardias civiles,  bandoleros,  rancheros, recoveros, viajeros diversos… 

Fotografía Jerome Mintz
Fotografía Francisco Segovia


En la postguerra empieza a romperse el viejo equilibrio tradicional, ante los conflictos entre maquis, contrabandistas y guardia civiles, muchos empiezan a abandonarla. El periplo que empezaba en Medina,  el Valle del Genal  u otras sierras andaluzas, tras un tiempo en la sierra casaviejeña continuaba hasta Casas Viejas donde se asentaban en chozas en la calle Nueva o Medina. En los sesenta el éxodo rural vacío demográficamente este lugar.
Fotografía Jerome Mintz
Fotografía Juan Cabré
Fotografía Jerome Mintz


0 comentarios: