headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco. Los Sucesos de Casas VIejas. 12


Los Sucesos de Casas Viejas significaron el punto de inflexión en el crecimiento de la población que había comenzado en el siglo XIX. La derrota de los postulados de los jornaleros y la victoria de los propietarios se iba a confirmar luego en la Guerra Civil. Muchos de los que participaron en los Sucesos se vieron obligados a emigrar. Toda emigración tiene un transfondo de derrota, al menos en la toma de decisión inicial y en este caso las causas políticas eran evidentes.
Los 20 de Casas Viejas. Foto Dubois. Publicado en Prensa Gráfica el 27-6-1934. Fondo Martin Patino.


Por ejemplo, de la familia de Seisdedos, que provenían de Alcalá y Villaluenga del Rosario, solo quedó en Benalup Mercedes y Manuel Prieto que en los sesenta se establecerían en Cantarranas para trabajar en las Lomas. María Cruz y su familia emigraron a Paterna y en los sesenta a Montaunban, Francia, donde estaba su hija Catalina desde la Guerra Civil. A Jerez la de Sebastiana. La familia de Carmen emigró a San Fernando y la de Antonia a Paterna.  Juan Sopas empezó un periplo en 1933 que lo llevaría por gran parte de España para terminar viviendo en Jérez, ni en 1936, ni en 1939 le permitieron vivir en Casas Viejas. 

Foto Dubois. Publicado en Prensa Gráfica el 27-6-1934. Fondo Martin Patino.


Igual ocurrió con Curroestaca, que tras los Sucesos estuvo en la Zarzuela, luego en la Guerra Civil, la cárcel, Cantarrana para trabajar en las Lomas en los años cincuenta, desde donde volvió a emigrar. Más de cien personas fueron detenidas a consecuencias de los Sucesos y conducidas a la cárcel de Medina, de ellas  26 fueron juzgadas en el juicio de junio y continuaron trece en la prisión de Ocaña hasta febrero del 36. 

Pepe Pilar y familia. En Torrent


Meses más tarde como veremos la mayoría de los que habían participado en los Sucesos tienen que huir de nuevo del pueblo cuando llega la Guerra Civil. En los sesenta una buena parte de los que habían participado en estos hechos también emigran a tierras levantinas.
Curroestaca (primero a la derecha) señora y unos amigos.

0 comentarios: