headerphoto

Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco.El trasfondo político. 11

Evolución de la población casaviejeña de 1896 a 1976

Evidentemente las migraciones tienen entre las causas económicas sus principales factores, pero no hay que desdeñar otros condicionantes como los políticos y sociales. Siempre subyace un trasfondo político y social muy importante.




Así, si en la segunda mitad del siglo XIX y en el primer tercio del XX el ambiente social y político asfixiante de la Restauración en Medina o en el Valle del Genal contribuyen a que muchos jornaleros se establezcan en un pueblo nuevo con grandes expectativas de hacerse una vida nueva y donde el poder administrativo estaba muy lejos, las condiciones cambiarían drásticamente a partir de los años treinta. 



Los Sucesos y la Guerra Civil constituyeron sendas derrotas en el intento de los jornaleros de darle una alternativa al problema agrario y significaron la consolidación del triunfo de los propietarios. Las acompañaron importantes movimientos migratorios de carácter temporal eminentemente de carácter político. En estas circunstancias, tras ambos hechos el parón y el estancamiento demográfico del pueblo es manifiesto, a la par que coincide con la época más represiva y nefasta de la historia de Casas Viejas.



Los datos son evidentes. Si en 1905 había 1786 habitantes, en 1917 2672 y en 1932 3200, en 1950 bajaría hasta los 2782 y los datos demográficos de la Segunda República no se alcanzarían hasta bien entrada la década de los setenta. No se pueden entender, por tanto, el parón que sufre la población benalupense a partir de 1933 y el cambio de sentido del saldo migratorio sin tener en cuenta las circunstancias políticas. 



Las emigraciones dominan en esta época sobre las inmigraciones, pero no se trata de movimientos masivos y dirigidos al mismo lugar como pasará a partir de los sesenta, sino de un goteo continuo y dirigido a diversos lugares, entre los que destacan los pueblos cercanos, pero también lugares tan variados como Francia, Alemania, Sevilla, Madrid o Burgos, por citar solo algunos ejemplos. 

0 comentarios: