headerphoto

La familia Ortiz Lago y las fotos del facebook. 1

Rosalía Estudillo Mateos
Entro mucho al Facebook de la Historia de Benalup-Casas Viejas. No busco ver fotos de mi familia, evidentemente. Bosquejo otras cosas. Por eso le pongo especial atención a los apellidos. Para los que estudiamos la historia de este pueblo los apellidos Ortiz y Lago son especiales. Por eso cuando José Ortíz Lago empezó a publicar esas magníficas fotos me puse en contacto con él, le pedí los originales y también que me mandara la historia que había detrás de esas fotos. Me llamaba mucho la atención ese interés por poner las fotos de su familia.
Familia Lago Estudillo
Empezando por arriba y a la izquierda aparece Maruja, Juan,kAntonio Teresa Paco y Manuela. En el centro José Ortiz Aguilar y Juan del Río Gil. Abajo Manolo, Pepe y  Bernardo Ortiz del Río

Reconozco que sabía que me las iba a mandar, hay familias que son especialmente sensibles a las cosas de la historia y esta es una de ellas. Había hablado una eterna y maravillosa mañana con la madre. Eso se lleva en la sangre y se transmite de madres a hijos. A las dos cosas accedió amablemente. Fruto de ello son los cuatro post que voy a publicar sobre esta familia. Aunque se trata de la historia de la familia Ortiz Lago es algo más, es la historia de Benalup-Casas Viejas, es la historia de España. 
Fernando Lago Gutiérrez



Primero situaremos los Ortiz. En el último tercio del siglo XIX la familia Ortíz Aguilar se queda a vivir en Casas Viejas, después de conocerla por sus campañas estivales de siega. Son los típicos sopacas que esperan encontrar en este pueblo las oportunidades que no le ha dado la vida en el suyo. El padre ha nacido en Alcalá, la madre en Algotocin. Progresivamente van naciendo los hijos. El primogénito José en 1873, después Dolores en 1874, luego Antonio en 1875, más tarde Manuel en 1877(que sería encargado de Antonio Vela Pérez Blanco), Dionisio en 1878, después Francisco en 1879 y por último Domingo en 1882. 



José Ortíz Aguilar casa con Juana del Rio Gil. Ella hereda un molino al lado de la Alameda que era propiedad de unos ancianos a los cuales ella cuidó y que no tenían descendencia directa. Juana del Río Gil y José Ortiz Aguilar (el capataz) cuidaron al matrimonio que le decían Los Pájaros, que eran los propietarios del molino. Por el CUDIO le dieron el molino. El padre de Juana del Río Gil era Antonio del Río Ronda, alcalde pedáneo en 1906 y procedente de Juzcar. Lo llamaban Antoñito el molinero. Se molía solo trigo que la gente del pueblo llevaba. No se cobraba dinero, la moneda era muy poco utilizada en esta época el molinero se quedaba con parte del trigo correspondiente al trabajo que llevaba molerlo y la otra parte era para quién lo había llevado. Todos los molinos funcionaban con agua, que venía desde el Cañuelo, pasaba por la fuente de Cristobilla, después este molino del Capataz y terminaba en los dos molinos de Juan Luna. Según la tradición familiar el molino se construyó en época musulmana, en los mismos años que se hizo la Torre de la Morita. 



A José se le llamaba el capataz, porque trabajaba de alambrista haciendo cercados. Era el encargado de la cuadrilla. Tuvieron nueve hijos Francisco, Teresa, Maruja, Antonio, Juan, Manuela, Manuel, Bernardo y José Ortíz del Río. 

Bernardo Ortiz del Río


Por su parte, los Lago Estudillo, también eran sopacas. En 1885  los sopacas Miguel Estudillo Jiménez, nacido en Alcalá y Mariana Mateos Moreno, en los Barrios, aunque ambas familias procedían de Algatocín, Málaga, deciden establecer en Casas Viejas, tras varias campañas de siega en sus campiñas. Montan una choza en la calle Benalup.  Juan Estudillo Mateos, el primogénito nace en Alcalá en 1883. En Casas Viejas nacen el resto de sus hijos; José (1886), Antonia (1888), María (1896) y Francisco (1898), Salvador y Manuel Estudillo Mateos. También Rosalía (1892), que el 16 de marzo de 1914, con 22 años,  casó con Fernando Lago Gutiérrez y se hicieron una choza al lado de los padres de Rosalía, en la calle Benalup., Tuvieron seis hijos. Manuela (1914), Mariana, la que luego sería mujer de Pedro Moya (1918), Juan (1921), Ángela (1924), Miguel (1929) y Antonia (1931). Fernando, el padre, y Manuela, la hija murieron en los sucesos. Presentados los antecedentes de José Ortiz y Ángeles Lago vayamos al desarrollo de los post. 
Angelita Casares y las amasadoras de la panadería de Paco el del horno


Así empieza su relato José Ortiz Lago: “Después de los sucesos: Angelita tenía 8 años. Se fue con su tía Curra Casares, hermana de su padre, a los Hornillos. Después la llevaron a Cádiz a una colonia, pues en casa se pasaba hambre. Luego su madre le dieron una pequeña paga por lo de su marido y su hija. Entonces se la trajeron de vuelta al pueblo. Pero llegó Franco y le quitaron la paga. Empezaron las penurias, para entonces Angelita tenía 12 años. Empezó a trabajar en el horno de María Dolores cabañas, que estaba casada con un hermano de Perico Tarro. Después fue a trabajar con Paco Sánchez que estaba casado con Teresa Moya Paredes, (que era hermana del que luego sería su cuñado Pedro). También estuvo amasando en el horno de Miguel Guillén, trabajo sirviendo con Polvarea que la llamaba la Peluca, pues a su hermano Juan Lago Estudillo, le llamaban Peluco”.  

De nuevo Angelita Casares y las amasadoras de la panadería de Paco el del horno


Los Hornillos es un pago en la sierra donde había hornos de carbón y de ahí el topónimo. Pasados los primeros momentos Ángeles como el resto de los huérfanos, con la gestión de Suárez Orellana se fueron a una colonia a Cádiz. Pero pronto surgió la polémica entre republicano-socialistas y anarquistas. El resultado es que todos volvieron a Casas Viejas. Tras la enorme pelea mediática y político que desencadenó los sucesos, las familias consiguieron un subsidio del estado. Pero dicha paga fue retirada por el estado franqusita, una vez concluida la guerra. Los hijos de familias humildes tenían que incorporarse al mundo laboral muy pronto, aunque fueran en puesto precarios y con escasa remuneración. Así lo hizo Angelita, como amasadora primero y como sirvienta después.

0 comentarios: