Los movimientos migratorios en Benalup-Casas Viejas. Válvula de escape y soplo de aire fresco.Las chozas y la estructura urbana. 3

Foto Campúa
Benalup-Casas Viejas es un pueblo de carretera y manta. La llegada en aluvión de  masas de trabajadores hizo que la choza, como vivienda con un cierto carácter provisional, se generalizará hasta convertirla en el tipo de vivienda más habitual en la población. La choza es la manera más directa y primitiva de resolver el problema de la vivienda para las familias más desfavorecidas, pero era una solución en principio provisional, que muchas veces se hacía definitiva. Es esa relación de la choza con el carácter migratorio del pueblo lo que lo va a singularizar.


Foto Jerome Mintz


Estas chozas son habituales en el ámbito rural español, pero en ningún sitio han tenido el carácter urbano y han durado tanto como vivienda principal hasta finales del siglo XX como en Casas Viejas, ello está ligado a la situación de dependencia económica y política del pueblo. 
Foto Serrano



También es de reseñar su carácter alegal. El pueblo va creciendo en base a estos asentamientos ilegales, pese a que el Ayuntamiento asidonense se opone a la instalación de estos “forasteros” y la extensión de las chozas. Los jornaleros de Medina o sopacas de la sierra de Málaga van a ir formando un pueblo a partir de la década de los treinta del siglo XIX. Son muchísimos los documentos del Ayuntamiento de Medina que prueban como esa oposición a la creación del pueblo y al establecimiento de chozas están relacionados y como el pueblo se va a ir creando en base a asentamientos ilegales, a chozas, pese a los numerosos intentos del Ayuntamiento de Medina por evitarlo enfrentándose para ello con los vecinos de Casas Viejas, de forma larvada y con las instituciones provinciales de forma más nítida y clara.

Foto Jerome Mintz



Va a ser en torno a la calle Alta donde se sitúen las primeras chozas, las callejuelas y los callejones sin salida actuales son la huella de estas primitivas chozas. Después en el primer tercio del siglo XX las calles Nueva, Benalup, Caballero, Revuelta, Clavel, Polavieja, Tarifa y Medina albergarán la mayoría de las chozas que se construyen, en una especie de ensanche urbano, pero con unas características muy especiales. En la postguerra hasta la llegada de la transición el Tajo, Paternilla, el Tesorillo… sustituyeron a las anteriores como zona de expansión de chozas.

Foto Jerome Mintz



Desde su origen hasta la desaparición de la choza con la llegada de la modernidad en los años ochenta la choza va a ser la vivienda característica de la zona, relacionada a su vez con el carácter provisional y emigratorio de la mayor parte de la población.
 
Foto Gerard Brey

Comentarios

Entradas más vistas

Tal como eramos en 1992

Los outtakes de Mintz. Buenas noticias de Washington

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería