Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. El cementerio y19

El 22 de febrero de 1875 se inaugura el cementerio católico de Casas Viejas. Como tal estuvo en funcionamiento más de 100 años y es un símbolo de la historia del pueblo y de los sucesos de Casas Viejas. Las fotografías realizadas en el cementerio en 1933 fueron de las más famosas y utilizadas por los distintos medios de comunicación. Al igual que la de presos o las posteriores de las comisiones parlamentarias, estas también coinciden lo que se fotografía con el momento en el que está ocurriendo, no pasa por ejemplo como con las fotos que representan los simulacros de asaltos o registros.




Las cuatros primeras fotografías son de Serrano, realizadas el 13 de enero. La primera está  realizada desde la tapia del cementerio, recoge una panorámica general. En ella se observa tres grupos de personajes; por un lado las autoridades, representadas por el alcalde pedáneo Juan Bascuñana, los guardias de asalto, guardia civil y de arbitrios. Por otro lado el personal sanitario, dos forenses, Joaquín Hurtado y Fismato Pérez Uclés, el médico de Casas Viejas, Federico Ortiz, el de la sección de la Cruz Roja de Jerez, Dr De la Villa, el prácticante Jesús Escobar y el estudiante de medicina local Alfonso Pérez-Blanco. Un tercer grupo está compuesto por los periodistas Sánchez del Pando, Gelán, Gil Gómez Bajuelo y Joaquín López San Miguel. El tercer plano corresponde para las víctimas. Al fondo el pueblo, se observa el cercado del cura, la calle San Juan y a lo lejos las dos grandes casas de la Alameda, una del propietario José Vela Morales y la otra que está alquilada a la Guardia Civil y que funciona como cuartel. Las otras dos fotos son una variante de esta primera, mientras que la cuarta recoge el momento que un fotoperiodista, Ángel Gómez Gelán contempla la zanja en la zona no consagrada donde van a ser enterrados los muertos. Las fotografías, como el algodón, no engaña, el anonimato y por tanto la poca significación de las víctimas queda patente.



El tratamiento de los cadáveres producidos por los Sucesos refleja la forma en que se han tratado estos y su evolución en el tiempo. Los calcinados se llevan a la fosa común diez días después de los hechos y  no aparecen en el archivo parroquial hasta 1945, en el que el cura de entonces,  Padre Muriel, posiblemente, al hilo de un trámite administrativo se percata de que no están registrados y  los anota en otra hoja. Durante toda la dictadura los restos de los muertos descansaron en una fosa común, en la zona no consagrada, en el cementerio del Cañuelo. 



La foto última es de Mintz y refleja el estado del cementerio a principios de los setenta. Cuando en el año 78, ya en la transición democrática, se trasladaron los restos, del viejo al nuevo  cementerio las incipientes ejecutivas locales de UCD y del PSOE libraron fondos propios para pagar un nicho en el nuevo cementerio. Luego en el 93, ya con Ayuntamiento propio, se inaugura una lápida para las víctimas de los Sucesos. En la actualidad, en todos los actos institucionales que se programan en torno a los Sucesos incluyen una ofrenda floral en el cementerio. Este cementerio ha estado en funcionamiento más de cien años, aunque ya en la Segunda República las demandas para que se construyera otro nuevo eran importantes. Habrá que esperar a la llegada de la transición democrática para que se construya el actual cementerio y este pase a ser parque público. Fue regalado, mediante escrito de 30 de Noviembre de 1978, por D. Antonio Dorado Soto, Obispo de Cádiz y Ceuta, a la población de Benalup de Sidionia:  "sometido a la llamada "monda", que garantice el respeto y veneración de los restos mortales de Cristianos allí enterrados, sea destinado a ZONA VERDE, con exclusión expresa de cualquier otra finalidad, que sirva de expansión para los habitantes todos de dicha Aldea de Benalup de Sidonia....". Por esto decíamos al principio que el parque actual del Cañuelo es todo un símbolo de los Sucesos y de la historia de este pueblo.
Foto Mintz

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV