Las amasadoras

Benito Ríos López, acompañado de seis mujeres, de las cuales una de ellas era su hermana Salvadora. Malcocinado años cuarenta
José Ortíz Lago publica estas dos fotos en el Facebook de la historia de Benalup-Casas Viejas en imágenes.
Con este texto: “Esta foto tiene 74 años fue hecha en el año 40 -41 Quién son ? Antonio Gallardo hijo de Chanito el camionero,,y ellas ,de izquierda a derecha Rosalia la del bulto ,hermana de Paco Sánchez, Dolores la viñista, Paca la morena ,Chana hermana de Antonio Gallardo la penúltima no se acuerda mi madre,  Angelita Casares es la última. Todos ellos iban a amasar al horno de Paco Sánchez que casualidades de la vida estaba donde está el hotel Utopia…” Se me ocurre que tengo que hacerle un post a las amasadoras. Una figura que antes abundaba y ahora se ha perdido. María Cruz Silva, la Libertaría era amasadora en este horno y también su tía Mercedes. Roberto Ríos me cuenta que algunas iban sólo a trabajar por el pan para su casa. 
Benalup de Sidonia, años cuarenta. Amasadoras. "El es Antonio hijo de Chanito Suspiron ,se caso con Angelita hija de Paco Bernal ..Luego ellas arriba Paca la Morena ,Rosalia la de Bulto ,casada con Chimenea ,,Chana hermana de Antonio ,Dolores la viñista ,después una hermana de Paco Sánchez el del horno. La de la cabra Angelita Casares" (José Ortiz)



Pero va a ser Paco Sánchez Moya, el hijo de Paco el del horno el que me dé la información más exhaustiva. Me dice: “Paco Sánchez tenía la panadería en la Calle Medina, auqneu tenía salida por la calle Nueva (Actualmente es el hotel Utopía. No recuerdo cuando comenzó su actividad, pero sí era la época cuan el pan era un alimento de primerísima necesidad. También era cuando la luz eléctrica sólo funcionaba procedente de la Fábrica de la luz. Funcionaba, sobre todo, de noche y madrugada. Solían alimentarse con luz de carburo, quiles, mariposas de aceite y velas cuando no había luz. Tenía un sistema de poleas que a través de unas correas de cuero las ponían en un artilugio que se encontraba conectado a una especie de noria que un mulo dando vuelta lo hacía funcionar. Al animal para que no se mareara le tapaban los ojos. Una vez que la amasadora hacía la masa, entonces es cuando empezaba las mujeres amasadora a amasar con las manos para refinarlas y hacer la pieza, previamente, se tenían que lavar bien las manos y recogerse el pelo con un pañuelo por cuestión de higiene. Normalmente hacían pieza de 1 Kilo y 2 kg, las famosas teleras de pan. Para que una panadería antigua funcionara necesitaba mucha mano de obra, tanto de mujeres como de hombres. Entre otras, las siguientes actividades; el que preparaba el horno, el que acarreaba la leña, quitaba la ceniza, barría, limpiaba y lo encendía. El que sacaba y metía el pan, los que repartían el pan, sobre todo por los campos (Cucarrete, Las Lomas, Jandilla, Librero, Navero, etc) con recuas de mulos y burros, unos detrás de otros. Solían salir muy temprano. La que vendía el pan en el despacho del horno. La cantidad mayor de mano de obra eran las amasadoras. Una vez que la máquina hacía la masa entraban en acción las mujeres amasadoras. La amasaban con las manos expertas que hacían las piezas y las ponían en una bandeja metálica separadas por un paño para que no se pegaran, hasta que no las metían en el horno. Había muchas familias que trabajan en el horno de Paco Sánchez. Las hijas de Mercedes Seisdedos; Juana, Paca y Luisa. María Villanueva, Manuela Pinto y su hermana, Juana Moreno, la Pilona. También la familia Macías (Chinejas) han trabajado muchos en la panadería. Entre los hombres citar a Paco González (padre de Paco Cabaña), Curro Coronil (Farañaco) y algunos hermanos de los cuneros. Además de otras familias cuyo nombre no recuerdo. Como anécdota contarte que aparte del salario que cobraban cada trabajador o trabajadora, le daban un kilo de pan diario al terminar”.
"Antonio Gallardo hijo de Chanito el camionero,,y ellas ,de izquierda a derecha Rosalia la del bulto ,hermana de Paco Sánchez,Dolores la viñista,Paca la morena ,Chana hermana de Antonio Gallardo la penúltima no se acuerda Angelita Casares es la ultima, la del perro. Todos ellas iban a amasar al horno de Pedro Sánchez que casualidades de la vida estaba donde esta el hotel Utopia o una puerta contigua" (José Ortiz)


Busco en internet y encuentro que la figura de la amasadora, podría ser también autónoma, sin estar contratada por la panadería, trabajando para el consumo familiar. Así se puede leer: “Pero, aparte de las maestras horneras y panaderas y de las tenderas que pudieran ejercer dentro del mundo gremial, la presencia más significativa de las mujeres en el proceso de panificación la protagonizaron las amasadoras, aquellas mujeres que, de modo particular y sin sujeción corporativa, amasaban pan para sus familias, así como un excedente que ponían en venta por calles y plazas de la ciudad. Es, quizá, entre la actividad de dichas amasadoras y su permanente conflicto con los panaderos, de quienes eran dura competencia, donde aparecen mayores referencias documentales”.  
Horno de Benito, en San José de Malcocinado. Foto Antonio Castellet



Le pregunto a Roberto Ríos que por qué en la actualidad no hay mujeres amasadoras. Me dice que no lo sabe, pero que piensa: “Yo creo que por tradición. Es un trabajo duro al estar toda la noche despierto y la casa abandonada. Se deja para el hombre y así la mujer puede cuidar de los niños y la casa. La mujer ha pasado a vender el pan y el hombre a hacerlo”
Diego y José María Ríos, con Pedro Vela. En el horno de San José de Malcocinado de la panadería de Benito Ríos



Concluyo entonces que hasta la década de los sesenta, aunque no era frecuente la incorporación de la mujer al mundo laboral, algunas si lo hacían. El mundo del pan, uno de los primeros sectores que se industrializa por la alta demanda que tenía necesita una abundante mano de obra barata. La mujer, sobre todo de extracción humilde, se presenta como un sector adecuado para ello. Además, también existe la figura de la que va a trabajar sólo por el pan para su familia y algo que pueda vender en la calle. Con la definitiva industrialización y modernización de las panaderías y con el aumento de los salarios la figura de la amasadora se pierde. ¡Que de juego pueden dar unas fotos, si existe la suficiente curiosidad!

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV