Escuela-ermita del Tajo

Foto Mintz
Mi amigo José Enrique siempre decía que le encantaba el Tajo, allí encontraba el auténtico Casas Viejas, el de toda la vida. Mintz, por lo que podemos intuir por sus fotos, también era de la misma opinión. El origen de la barriada del Tajo es el mismo que el de Casas Viejas, pero un siglo más tarde.


Foto Mintz


En la postguerra sobre el padrón de los Arrieros, gente que no tiene vivienda o que viene a trabajar a los latifundios cercanos se instala en asentamientos ilegales o chozas. Primero de una forma provisional y en muchos casos el asentamiento se convierte en definitivo. El Tajo, por lo menos  hasta los años setenta se seguía pareciendo muchísimo al Casas Viejas de toda la vida, sin luz, sin agua, sin asfaltado ni urbanización, sin ningún tipo de infraestructura.  
Foto Mintz



La construcción de la ermita o capilla hay que relacionarla con la falta de infraestructuras  de la barriada y la mala o casi inexistentes vías de comunicación con el casco urbano donde se encontraba la única iglesia del pueblo, o los edificios que funcionaban como escuelas,  por lo que los vecinos del Tajo tenían dificultades para asistir a los actos religiosos y al colegio.     



Según información del Diario de Cádiz,  la capilla-  escuela del Tajo fue inaugurada el 14 de mayo de 1964, promovida por el padre Muriel fue construida con aportaciones de sus feligreses. Fue bendecida por el obispo Antonio Añoveros con la presencia de muchos vecinos, destacando José M. Domecq y don José Mora Figueroa, Sra. e hijos, a cuya ayuda se debe en gran parte la realización de esta obra. Vemos entonces que los grandes propietarios de la zona, al igual que había pasado 50 años antes con la iglesia de Nuestra Señora del Sócorro, fueron los que se encargaron de su financiación, al menos en su mayor parte. 
Foto Mintz



Aunque hay una vieja polémica, según la cual el edificio se pensó como escuela y acabó convertido en ermita; el diseño arquitectónico presenta más traza de capilla de una gran sencillez. 
Foto Mintz



En las actas capitulares del Ayuntamiento de Medina con fecha de 28 de marzo de 1962 se puede leer: ”A propuesta del Teniente de Alcalde del Barrio de Benalup D. Nicolás Vela Barca se acuerda solicitar de la Dirección General de Ganadería la autorización para construir en la via pecuaria denominada de los Arrieros la escuela rural señalada para la zona conocida por El Tajo de este término por la Junta Provincial de Construcciones Escolares, cuyo trazado resulta el más idóneo y no perjudicando en absoluto el referido servicio de tránsito de ganado” 

Foto Mintz


Luego en el libro de Mintz de las coplas de carnaval... se confirma este uso educativo. Dice que fue construida a principios de los sesenta con las aportaciones en trabajo de los habitantes del barrio y el dinero provenía de los barrios de abajo. En un principio estaba destinada a escuela, pero luego paso a uso religioso. Ante las protestas de algunos vecinos intervinieron los misioneros que se encontraban en el pueblo en el año 1965 y recuperó su uso educativo, impartiendo allí clase las monjas franciscanas de Maria Auxiliadora de Suiza. Más tarde, también dio clases en esta ermita del Tajo Pilar Sánchez, la maestra de preescolar por la que han pasado la mayoría de los niños y niñas de la localidad. 

Foto Mintz


Si contextualizamos la situación en los años sesenta donde el peso de la religión es tan importante y su dominio en todos los ámbitos de la vida cotidiana, incluida la educación, entenderemos que tanto en el origen, como durante mucho tiempo compartieran el uso educativo y religioso, en una zona carente de ambos equipamientos. Los niños iban al  colegio de los  6 a 14 años, no había limpiadoras, por lo que tenían que limpiar profesores y alumnos-as. Los maestras eran Theodora y Miriam. En el recreo se jugaba a la lima, el tocate y el salto a la piola.  Las clases eran de 9.30 a 12.30 y de 3 a 5
Foto Mintz



Cuando en el pueblo hubo una infraestructura educativa suficiente, la ermita del Tajo quedó para el uso exclusivamente religioso con que la conocemos en la actualidad.
Foto Mintz

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV