Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. La casa cuartel de la Guardia Civil. 11

Foto Serrano
El cuartel de la Guardia Civil fue otro de los lugares trascendentes de los Sucesos de Casas Viejas.  La casa- cuartel se encontraba en una esquina de la plaza.  Este edificio funcionó de cuartel desde 1898 hasta los acontecimientos del 33. El anterior edificio que hacía estas funciones se trasladó de la actual calle Cuartel (enfrente de la peña del Madrid) debido a "no reunir éste la condiciones necesarias y si el nuevo local ya que cuenta con habitación suficiente para las necesidades de dicho instituto…”
Mujer de Guardia Civil. Foto Campúa 



Alacena por donde escaparon las mujeres de los guardias. Foto Campua


El cuartel de la Guardia Civil tenía una  armería, dos pequeñas cocinas y una alacena a través de la cual abrirán los guardias una puerta  por donde huyeron sus esposas durante los Sucesos. Esta alacena y las escaleras originales se conservan. 

Comedor del cuartel de la Guardia Civil. Foto Campúa


En enero de 1933 su fuerza estaba compuesta por un sargento y tres guardias, perteneciendo a la línea de Medina Sidonia, encuadrada a su vez en la Compañía de San Fernando de la Comandancia de Cádiz. Su intento de asalto con el resultado del sargento Manuel García Álvarez y el guardia Román García Chuecos heridos (morirían más tarde en el hospital de Cádiz), fue uno de los primeros y más importantes episodios de los Sucesos. En la fotografía de Sánchez del Pando aparecen un nutrido grupo de guardias civiles y de asaltos en la puerta del cuartel. Junto a ellos los periodistas recaban información, mientras que algún parroquiano observa desde un aparte la escena.  
Foto Mintz



El edificio del cuartel era propiedad de Sebastiana Rodríguez Pérez-  Blanco, que lo tenía alquilado a la guardia civil por sesenta pesetas mensuales. Cuando el cuartel pasó a la calle san Agustín, la casa pasó a la hija de Sebastiana, Luisa Estudillo, que montó una tienda de comestible, que pasado el tiempo regentaría Catalina Sánchez. La siguiente foto, de Mintz, nos presenta el mismo edificio con muy pocos cambios, manteniendo bastante la imagen histórica. 
El antiguo Cuartel en los años sesenta

Comentarios

Entradas más vistas

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

La cafetería Alameda