El pregón de Don Eugenio Espinosa. Piropo a la mujer benalupense. 6

Antonia Márquez. Jerome MIntz foto.

En la última parte de su pregón deja un hueco para el piropo a la mujer benalupense. Consciente de que pregonar es piropear, se centra en la población femenina. Y lo hace desde su perspectiva, un hombre que había nacido a finales de la década de los treinta y que transcurrió toda su vida casado, en paz y armonía. Es una de las partes más trabajadas del pregón, la más literaria, la más poética.
La Periquina. Foto Mintz
Se deja llevar por las influencias de lo más granada de la poesía contemporánea española. Utiliza el libro de Soledades de Machado, o el Romancero Gitano de Federico García Lorca, la nana a la cebolla de Miguel Hernández, Marinero en Tierra de Alberti o Corazón de invierno de Juan Ramón Jiménez

Belén Benítez. Foto Mintz

Dice así: Y finalmente voy a rendir un sentido homenaje a la mujer de Benalup, nuestra preciosa y linda paisana, que tanto ha contribuido al progreso de nuestro pueblo como madre, esposa y novia.- Para ello he hurgado en el romancero español y le diré con Antonio Machado:
Tus ojos me recuerdan
Las noches del verano
Y en tus labios florece la alegría
De los campos en flor.
María Jordán Aragón y Luisa Caravaca SánchezFoto Mintz

Para tu pelo 
Arrancaré los ramos
De florecillas nuevas
A los almendros en flor.
De tu morena gracia 
De tu soñar gitano
De tu mirar de sombra
Quiero llenar mi vida

Isabel Máñez Ordóñez. Foto Mintz


Te diré con Federico García Lorca:
Tienes tallas de zarzamora
Y un cutis amasado con aceitunas y jazmín.
Trescientas rosas morenas
Lleva tu pechera blanca.


"Cuchi" Macías. Foto Mintz


Te diré con Miguel Hernádez:
Tu risa me hace libre, 
Me pone alas,
Soledades me quitas,
Cárcel me arrancas.
Boca que vuela,
Corazón que en tus labios
Relampaguea.

Juana Sánchez. Foto Mintz


Te diré con Rafael Alberti:
Tú, flor, eres la flor más señalada
Tú, mar, el mar más amoroso y pleno.
Tú, corazón, el más enardecido.-
Te diré con Juan Ramón Jiménez:
Rosa venida de corazón de azucena,
Samaritana radiante de poesía;
¡Oh blanca! ¡Oh luna! ¡Hermosa, novia,
Llena toda de paz, de sol y de canción!.- 
Elena Guerra, Mª Pepa García, Pili Gutiérrez, Antonia Rodríguez y Juani García. Foto Mintz



Y ahora me atrevo, salvando las distancias, a decirle a tus manos, exponente de la actividad creadora de la persona, estas sentidas estrofas que he compuesto para ti:
Como los pétalos de las rosas,
Abiertas al despuntar la mañna,
Son tus manos primorosas
Amiga, mujer, hermana.
Hechas para acariciar, 
Hechas para construir, 
Hechas para consolar,
Además de compartir.
Manuela Quijada. Foto Mintz

Tienen la dulce fragancia
De la flor en primavera
Y tan solo con mirarlas
Me dan la paz verdadera.
La "Extremeña" y la "Berenjena". Foto Mintz

Hechas para bendecir,
Hechas para perdonar,
Hechas para corregir
Y siempre para ayudar
Las tres mujeres del segundo plano son  Anita,  Alfonsa y su hija Pepa. Foto Mintz


Cuando siento su calor,
Tus manos entre las mías,
Del cielo a mi alrededor
Todo respira armonía.
Teresa Montiano Cruz. Foto Mintz

Hechas para acoger,
Hechas para cobijar, 
Hechas para proteger
Y tan solo para dar…
 En primer plano aparece Francisca Cruz Moreno, lleva delantar y sube con esfuerzo dos cubos de agua. María Villanueva, que lleva delantal blanco,  junto a ella esta su hermana Pepa. Foto Mintz

Por todo ello tus manos son:
Caricia, paz, amor y cielo,
Luz, ayuda, cobijo, perdón,
Rafaela Suárez Mateos y María Aguilera. Foto Mintz

Dicha, calor, armonía y consuelo

Antonia Montiano "la Zamacuca" y sus hijas. Foto Mintz
Cogiendo agua del Chorro Grande. Parece ser que se trata de María Grimaldi. Foto Mintz
Paca Ordóñez y sus hijas Mari Ángeles y Juana Mari. Foto Mintz
La plaza de la Fuente los Vaqueros o del Pirri o Fuente de Cayetana, que de todas esas formas se conoce. En segundo plano el burro de Trescuartillas,  al fondo el taxi de "Rancho Vinagre" que el portón medio abierto deja ver. En la fotografía Aurora Villarrubia. Foto Mintz
Margarita Rodríguez Mendoza y la señora de la cesta es María Moya Paredes .Foto Mintz
Carmen Rodríguez. Foto Mintz

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV