XXXVI Edición del Concurso Nacional de Cante Flamenco "Casas Viejas"

Anoche tuvo lugar la final de la XXXVI edición del Concurso Nacional de Cante Flamenco “Casas Viejas”. Como este evento se creó en 1977, debería haber sido la 40 edición pero desde el 2012 no se celebraba justificándose esta inacción oficialmente  por la crisis. Bajo el punto de vista del que escribe, esta fue la excusa perfecta, como en tantas ocasiones, pues se priorizaron otras actividades y el flamenco fue silenciado a pesar de la importancia que tiene en nuestra cultura. 
Se puede leer en la página web del Ayuntamiento: “Tras estar varios años sin celebrarse, regresa a la programación cultural de la localidad el Concurso Nacional de Cante Flamenco “Casas Viejas” bajo la organización del Ayuntamiento, el patrocinio de la Diputación de Cádiz y la colaboración de la peña flamenca “Aires del Tajo” y varios comercios locales. Este año cumplirá su XXXVI edición, debido a que su celebración quedó paralizada en el año 2012 por la crisis económica”.




Me consta que tanto el Ayuntamiento como especialmente la Diputación han hecho un esfuerzo económico importante para que se recupere este acontecimiento. También sé que sin el tesón y el trabajo de hormiga de la gente de la peña flamenca “Aires del Tajo”, el Concurso Nacional de cante flamenco no se hubiera celebrado.



En esta edición ha habido cuatro fases preliminares celebradas los viernes de agosto a partir de las diez de la noche. El día 5 el Pub Tato acogió la primera (desafortunadamente coincidió con la carrera nocturna), el 12 fue el Rincón del Gordo, el 19 el Pajarito y el 26 terminaron en el Negrito. Es de destacar que sin la apuesta decidida de estos establecimientos tampoco se hubiera podido recuperar dicho concurso. 




La gran final y actuación fin de fiesta se celebró ayer  3 de septiembre en la Alameda a partir de las 22:30 horas, restableciendo también la vieja tradición de hacerlo el primer sábado de septiembre. Se otorgaron cuatro premios y fueron entregados por miembros de la peña,  la alcadesa (Amalia Romero)  y Concejala de Cultura (María José Tirado) que asistieron al acto. El primero de ellos dotado con 1000 € recayó sobre José Olmo Carrasco del Cuervo, Sevilla; los otros tres de 800, 600 y 400 (2º, 3º y 4º respectivamente) correspondieron a Juan Berrocal Sánchez (Medina Sidonia, Cádiz), Paco Almadén (Mairena del Aljarafe, Sevilla) y Manuel Cordero Campos (Las Cabezas de San Juan, Sevilla). Intervino como guitarrista, al igual que en las fases iniciales, Joselito de Pura. Los miembros del jurado fueron: Miguel Zumaquero Grimaldi, José Luis Casas Toro y Ángel Bancalero Ordoñez (aficionados y entendidos locales sin cuya dedicación y esfuerzo tampoco hubiera sido posible este evento).





El fin de fiesta contó con la actuación del cuadro flamenco de Mari Carmen Casanova acompañada por Jesús Castilla al cante  e Ismael Heredia en los acordes. Como artista invitado  actuó  “El Cachorro de Paterna” con  Javi Mota a la guitarra. Algún asistente (gran parte del público ya entrado en años) recordaba  la presencia de este "cantaor" en Benalup-Casas Viejas cuando era niño (cachorro) y venía acompañando a su padre. El tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos.



Me ha gustado especialmente la recuperación del evento, de ahí el post de hoy. Este es un blog personal que, como su nombre indica, analiza distintos aspectos desde la historia de Casas Viejas. Sin entrar en comparaciones, siempre son odiosas y nefastas, me parece justo y necesario resaltar la recuperación de este Concurso Nacional de Cante “Casas Viejas”, por dos motivos fundamentalmente. El primer lugar por la historia. 



De todos los acontecimientos surgidos en el boom de la transición, (carnaval, maratón, proceso de segregación…., cuando las personas dejaron de ser súbditas y se convirtieron en ciudadanos con derecho y con ganas de participar en la cosa pública) fue el único que había desaparecido. El concurso inició su andadura en el año 1977, celebrándose por primera vez en el patio de la Madriguera (con el precedente de la Petenera que había empezado a celebrarse dos años antes). De hecho, es el primer evento que utiliza el topónimo proscrito en el franquismo de Casas Viejas. Sus comienzos fueron en feria y fiestas patronales,  más adelante se organiza independientemente para terminar como una de las actividades estrella del “Cultural Verano”.  A partir de 1989 el concurso se realiza en dos fases distanciadas: una clasificatoria (que dura entre dos y cuatro días)  y la fase final en día de feria. A partir de la XXV edición del concurso (2002) se transforma en Concurso Nacional de Cante. Por otra parte, el grupo que se puede considerar fundador de peña y concurso (Nicolás Pérez, Benito Enriquez, Antonio el de Antonia, Paquirri...) van dando paso a otros miembros y constituyen una junta directiva que con mucho esfuerzo y tesón consolidan el mundo del flamenco en Casas Viejas, hecho especialmente significativo si tenemos en cuenta que hablamos de un pueblo donde cuesta muy poco trabajo empezar los proyectos pero mucho darles continuidad. En la fotografía, miembros de esta Junta Directiva: empezando por arriba de izquierda a derecha aparecen Manolo Mañez, Antonio el de Antonia y Antonio Barberán; abajo, Sebastián Vera y Leonardo Ruiz. La fotografía es de 2002.




La segunda razón de mi satisfacción por la recuperación del concurso es más personal. Observando y conociendo al público que acudió al evento, coincidí con mi amigo Pepe González en que este tipo de actividades son las que tienen que apoyar y fomentar las administraciones públicas. Anoche asistió gente de pueblo-pueblo, ya entrada en edad. Solo una pareja contabilicé que no pasaran entre los dos de los setenta años. La juventud está en otras cosas. Hay gente a la que le gusta el fútbol, los toros, las motos o el botellón y me parece perfecto que organicen actividades en torno a ellos y pidan la colaboración de las instituciones. Pero hay otras actividades, como el flamenco, que están ligadas a nuestro ADN, a nuestra cultura, a nuestro origen, a lo que siempre hemos sido y este tipo de actos necesitan apoyo institucional si las administraciones quieren fomentar la cultura propia. Si lo que buscan son votos que prioricen otro tipo de actividades. 




En el 2012, 2013, 2014 y 2015 no hubo concurso nacional  de cante flamenco Casas Viejas. Anoche se celebró la final del año 2016. Gracias a Leonardo Ruiz, a la Peña Flamenca Aires del Tajo, a los bares colaboradores, al Ayuntamiento y a la Diputación por hacerlo posible. De paso nos mandan un mensaje: es posible entenderse, trabajar en proyectos comunes y pertenecer a partidos políticos distintos. Mensaje muy necesario en los momentos que vivimos.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV