headerphoto

Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas. Ubicación y evolución. Las chozas. 2

Arriba chozas según una fotografía de Mintz a principio de los setenta. Abajo foto de Hernádez Pacheco en 1913.
Desde la prehistoria está acreditado el poblamiento en la zona. Las pinturas rupestres, los dólmenes o las tumbas antropomórficas dejadas por el hombre que habitó esta comarca están a la altura de la importancia geoestratégica, defensiva y suministradora de recursos.




Si durante la Edad Antigua los restos arqueológicos disminuyen en su importancia, durante la Edad Media vuelven a tomar protagonismo. Así la batalla de la Janda, la Morita, las huertas o los molinos maquileros constituyen un legado árabe de vital importancia. Durante la Edad Moderna el carácter de frontera que toma la zona desde la conquista cristiana se mantiene hasta la llegada de la Edad Contemporánea. 



A principio del siglo XIX dentro de la llegada del nuevo régimen, la población que de una forma dispersa habitaba esta zona en torno a la ermita y la venta, como citan las fuentes desde 1555, se va haciendo estable a base de asentamientos incontrolados. La gran mayoría de estos nuevos habitantes se establecen en chozas, vivienda que se va a convertir en habitual hasta hace relativamente poco tiempo.  Hay algunas imágenes de chozas de 1913, de la visita de Juan Cabré y Hernández Pacheco al Tajo de las Figuras. Las chozas tienen una estrecha relación con los Sucesos del 33, muchos campesinos anarquistas viven en ese tipo de vivienda. El casarón de Curro Cruz “Seisdedos” pasará a la Historia como símbolo de la pobreza, de la resistencia y de la represión.  Cuando “el americano” J. Mintz llegó a Casas Viejas en 1965 todavía las chozas eran las viviendas de cientos de familias  de este pueblo. En 1970 se contaban más de cien. 
Fotografía Serrano. 13-1-1933



De las chozas de Casas Viejas han quedado infinidad de fotografías para el recuerdo. Si observamos las imágenes de las distintas épocas de Cabré (1913), de Mintz (1970) y de Serrano (1933), tenemos la sensación de que el tiempo no ha pasado.

0 comentarios: