Juan Gutiérrez López y Antonio Barberán Romero amigos de Casas Viejas. Y 2

Juan Gutiérrez López con un grupo de compañeros de la Guardia Civil. De Jesus Núñez. Diariodecadiz
Juan Gutiérrez López el que envía la postal era un alcalaíno nacido en 1901 que en 1927 tenía destino en Casas Viejas.
Según Jesús Núñez “Inicialmente fue destinado a la Comandancia de Sevilla, donde apenas permaneció un par de meses, ya que fue trasladado con carácter forzoso a Barcelona. Allí tuvo que permanecer hasta mayo de 1925, mes en el que pudo por fin pasar a la Comandancia de Cádiz y fue enviado al puesto de Vejer de la Frontera. En esa localidad conoció a la joven Oliva López Fernández, con quien al año siguiente, tras recibir la oportuna autorización militar, contrajo matrimonio canónico. Según la normativa interna de la época, era incompatible continuar destinado en la localidad de su esposa, por lo que tuvo que marcharse junto a ella a un nuevo destino: el puesto de Casas Viejas, por entonces una pedanía de Medina Sidonia. En la casa  cuartel de esa aldea nació la primera de sus hijas, a la que bautizaron con el nombre de Quiteria. Poco antes de la proclamación de la Segunda República, Juan Gutiérrez pidió traslado al puesto deChiclana de Frontera, donde nació su segunda niña, a la que llamaron Manuela”.

Juan Gutiérrez López


Desde Chiclana vino con el Teniente Artal el 11 de enero de 1933 a Casas Viejas. Por la mañana ya hemos visto que estaba con la patrulla de Sancho Álvarez que mató al padre “de tu mejor amigo”. Pero muy pocos minutos después intervino decididamente a favor de la familia de su gran amigo. En un trabajo que hicieron José Rodríguez Román y David Cabañas Marín, la abuela de este Juana María Marín Cózar les contó una anécdota que no se había olvidado en el imaginario colectivo de Casas Viejas: “Al día siguiente de los sucesos, iban a matar a Salvador Barberán Romero pero este fue reconocido por el guardia civil Juan Gutiérrez que era su amigo y había jugado al dominó con el en lo de Ricardin, y lo salvo por dos veces”. 



No sólo había jugado en el bar de Ricardo también habían coincidido muchas veces en el bar de enfrente, en el del hermano Antonio Barberan, llamado la Buhardilla. Tano Ramos lo contaba en el Diario de Cádiz: “Más tarde, el guardia civil Juan Gutiérrez le propone dejar en libertad y con ello salvar la vida de Salvador, el hijo de este, y  del anciano José Rodríguez Calvente. Luis Meléndez (guardia de asalto) accede a la proposición, sabe lo que acaba de pasar con el padre de este y también es consciente de  que Juan Gutiérrez conoce a la gente de la  aldea  pues antes de ser trasladado a Chiclana estuvo asignado en  cuartel de Casas Viejas”. En ese cuartel había hecho amistad con su vecino Antonio Barberán Romero y con su familia, como se demuestra en esta postal. Salvador Barberán Romero se va a fotografiar luego con los miembros de la comisión y va a atender a Blas de Infante cuando vino a sembrar el rosal. 
A la derecha Salvador Barberán Romero, hermano de Antonio



Luego en las pesquisas judiciales el guardia Juan Gutiérrez tuvo un papel muy destacado. Fue el primero que declara la verdad y sus manifestaciones son clave para aclarar los hechos.  Así, relata la muerte de Antonio Barberán Castellet, también cómo los esposados son empujados a la corraleta y fusilados, o cómo algunos detenidos posteriormente fueron rematados en este mismo lugar. Después de los sucesos, en  Chiclana tiene un incidente con el hijo de un cacique y es trasladado a Setenil de las Bodegas. Allí, cuando llega la Guerra Civil es asesinado dentro de la vorágine inicial de la misma  por unos anarquistas llegados de Málaga (según Tano Ramos y Jesús Núñez). Se puede leer en este artículo de Jesús Núñez: "Aproximadamente una quincena de vecinos de esa localidad fueron asesinados por los anarquistas malagueños, procedentes en su mayor parte de Montejaque y Ronda. Juan fue uno de ellos. Nadie le dio la oportunidad que él había dado tres años antes a dos detenidos en los sucesos de Casas Viejas...." Según José Luis Gutiérrez Molina, lo mataron gente del pueblo con la colaboración de gentes de una columna en la que había de todo el espectro republicano. .Argumenta que en los asesinatos participaron miembros de la columna miliciana llegada desde Ronda. En ella, que mandaba un carabinero llamado Trujillo, no sólo había anarquistas sino también socialistas, comunistas y carabineros. 


Esta felicitación de onomástica nos ha servido para revisar derrotas ocurridas en Casas Viejas como la de los sucesos o la Guerra Civil. Pero sobre todo para que podamos disfrutar todo el pueblo con tesoros que todavía están en el sueño de los justos, en en fondo de los baúles. Las palabras conmueven, los ejemplos arrastran. También, para hacernos eco del caso de tantos funcionarios que pasaron por aquí y dejaron muchos amigos, como el caso de Juan Gutiérrez López y la familia Barberán Romero. Esta es una tierra de idas y venidas. Y los que llegamos agradecemos eternamente lo bien que somos recibidos y tratados. Gracias Maribel.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV