headerphoto

Juan Gutiérrez López y Antonio Barberán Romero amigos de Casas Viejas. 1

Maribel Barberán Montiano y yo tenemos muchas cosas comunes. Una forma de ver la vida, unas hijas de la misma edad y varios amigos comunes. El otro día me mandó este regalo. Decía así: “Postal enviada a mi bisabuelo Antonio Barberan Romero por un amigo. Una joya en exclusiva para Ti”. No es una joya es lo siguiente.


Empecemos por la derecha, sin que sirva de precedente. Antonio Barberán Romero era el hijo de Antonio Barberán Castellet, el asesinado en la calle Medina el 12 de enero de 1933 por la patrulla del teniente Sancho Álvarez Rubio, siendo uno de los integrantes el guardia civil Juan Gutiérrez López, el que firma esta postal. No aparece dirección, no es necesario. Aparece Herrador y “Tienda de vevidas”. Es decir, compaginaba las tareas de herrar a las “bestias” y vender vinos en el bar de la Buhardilla, en los casarones de los Vela, en el flanco meridional de la Alameda, donde hoy tiene la casa la familia del veterinario y exalcalde pedáneo José Romero Bohollo. 



La postal está fechada en Casas Viejas, el 13 de junio de 1927. El 6-10-2926 se hizo la propuesta de cambiarle el nombre de Casas Viejas por el de Benalup de Sidonia. El 31-12-1926 fue aprobada y el 31-1-1927 fue ratificada, pero aunque oficialmente se llamaba el pueblo Benalup de Sidonia, oficiosamente lo seguía haciendo Casas Viejas. El 13 de junio es el día de San Antonio y para felicitarle la onomástica a su amigo Antonio Barberán Romero le envía esa foto. Juan Gutiérrez vivía enfrente, en el cuartel de la Guardia Civil, en la casa de Sebastiana Rodríguez Pérez-Blanco que se  lo tenía alquilado  por sesenta pesetas al mes. Este edificio funcionó de cuartel desde 1898 (hasta esa fecha estaba en la calle cuartel, en una finca propiedad de Antonio Vela) hasta los acontecimientos del 33. En el primer plano se ve el bar de la Buhardilla, en el fondo aparece una tienda y su propietaria Francisca Barberán Jiménez, al lado del casino del pueblo. Más al fondo el cuartel de la Guardia Civil, donde vivía Juan Gutiérrez López, el guardia que le envió esta postal a Antonio Barberán Romero.
Antonio Barberán Romero



Seguro que Juan Gutiérrez López había comprado la postal en uno de sus viajes a Melilla. Allí, el artista malagueño Diego Mullor Heredia se dedicaba a realizar postales donde resaltaba la imagen romántica del mundo musulmán, creando sugestivas caricaturas de “moros” en las cuales recogía usos ya desaparecidos como las ya desaparecidas trenzas de los rifezos, llamadas “fantasía”.  Todas están firmadas de la misma forma, su nombre en minúscula y MELILLA, todo en mayúscula. Recordemos que estamos en plena dictadura de Primo de Rivera y que después del desembarco de Alhucemas (1925), el protectorado de Marruecos se ha pacificado. Melilla, por su especial situación geográfico albergó un numeroso ejército y una importante ciudadanía española que emigró en busca de mejores condiciones de vida, manteniendo fuertes lazos con la Península. En ese contexto se entiende que existiera una fuerte demanda de tarjetas postales, como esta de Mullor. En ellas refleja el fenómeno social que se está viviendo en ese momento; la convivencia de diferentes culturas. Como se dice en esta página web: “Caricaturiza a  los rifeños tal como son, hombres duros e indómitos; pero al mismo tiempo cargado de una humanidad desbordante. No los refleja como fieros guerreros, sino como hombres sencillos y felices de compartir los frutos de los avances técnicos, muchas veces en compañía de occidentales. Con ello Diego Mullor ha pretendido desmitificar la estereotipada imagen del rifeño luchador ante los ojos del público en general y más concretamente de los bisoños soldados que acudían a la zona de Melilla asustados ante la posibilidad de tener que enfrentarse con un adversario rifeño de conducta guerrera mil veces ensalzada. Pero que sin embargo seguían siendo hombres de carne y hueso como él”.
Antonio Barberán Romero y Antonia Giménez Gil. Foto subida por Carmén Barberán al
facebook Historia de Benalup-Casas Viejas en imágenes.

0 comentarios: