headerphoto

Jerome Mintz, un andaluz de Indiana. Introducción 2


En la exposición que estábamos comentando había dos paneles dedicados a glosar la figura de Jerome Mintz. El primero lo hizo Agustín Coca Pérez y decía lo siguiente: "Tras la II Guerra mundial, y el consiguiente proceso de descolonización de las potencias europeas, los antropólogos profesionales europeos y norteamericanos encuentran en Andalucía a los “primitivos cercanos”, la sociedad exótica que investigar. Alentados por la escuela británica de Evans- Pritchard, recalan en nuestra tierra, como parte del “área cultural  mediterránea”.
Asumen la imagen exportada por los viajeros románticos de  una Andalucía llena de tipismos y profundamente “orientalizada”. Y buscan aquí el rincón que la modernidad ha hecho desaparecer en sus sociedades, reinventando en la mayoría de los casos, unas cálidas  “comunidades” rurales sin historia, llena de tradiciones…





Jerome MIntz supone un oasis, un punto de luz, rompiendo con su riguroso trabajo la miopía lacerante de muchos de sus colegas.  Llega a  Casas Viejas‐ Benalup (Cádiz) en 1965 y despliega su aparataje técnico investigador- observación participante, cuaderno de campo, entrevistas…- para etnografiar la vida de los hombres y mujeres de los campos andaluces, como el resultado de procesos históricos diferenciados. Rescata la modernidad de una tierra que desde las organizaciones sindicales libertarias estuvo a punto de poner en jaque el sistema social latifundista del XIX y XX. Recupera desde la oralidad y la observación, la ideas, los sinsabores, las expresiones de disidencia  y los sueños de las jornaleras de este rincón del planeta. Como antropólogo se sumerge en la cotidianeidad de sus gentes provocando descripciones etnográficas insustituibles sobre la economía, sistemas de parentescos, organización social, cosmovisión del mundo…de los que a la sazón experimentan, en estas décadas, el exilio económico y la emigración.  Su obra escrita, filmada  y fotografiada se convierte en fundamental para entendernos en  la Andalucía del siglo XXI." 




El segundo lo realizamos José González Benítez y el que suscribe este blog. Decía así:
"Jerome Richard Mintz nace en el seno de una familia de trabajadores inmigrantes judíos. Estudia en la Facultad de  Brooklyn (en Nueva York). Cursa estudios de fotografía y de arte en la escuela "Music and Art". Se doctora en 1961 por la Universidad de Indiana, donde desarrollaría su vida profesional como catedrático de Antropología. En 1965 recala en  Benalup de Sidonia, la antigua Casas Viejas, donde se siente especialmente atraído, de tal forma que con la ayuda de becas de varias instituciones americanas (la Fundación Ford, La Fundación Guggenheim, la Fundación Lilly, la Fundación Littauer…) va a prolongar sus estancias, visitas y estudios hasta 1987, cuando enferma de Leucemia. De esta forma, este antropólogo americano, que en un principio se sintió atraído por el exotismo y el tipismo andaluz, se convirtió en un estudioso y gran conocedor de la realidad social de nuestra tierra. 




Las miles de fotografías, las seis películas y cientos de horas filmadas, los audios o los dos libros escritos (Los anarquistas de Casas Viejas y Coplas de carnaval y sociedad gaditana) fruto de sus investigaciones, constituyen hoy un hermoso y valioso legado para conocer y comprender Andalucía. Este trabajo de campo lo realizó entre grandes dificultades políticas, sociales, religiosas, culturales (sobre todo idiomáticas) que la sociedad cerrada y hermética del segundo franquismo le impuso. Estas fueron soslayadas gracias a la persistencia empática utilizada como metodología de trabajo. Al convivir con los protagonistas de sus investigaciones les dio voz a unos campesinos y a gente sencilla que hasta ese momento no había tenido cabida en las fuentes históricas oficiales. El trato, la amistad y la empatía desarrollada durante más de veinte años con las gentes objeto de su investigación es clave para entender la cantidad y calidad de la obra andaluza de Jerome Mintz". 


0 comentarios: