headerphoto

Mujeres las grandes olvidadas. Cosiendo y escuchando la radio. Y 21

Tertulia familiar en torno a la radio. La fotografía la hace Mintz en el rancho de José Ortega Herrera, el tío del Picón. El contexto es significativo de esa transición entre lo viejo y lo nuevo que tanto le gustaba a Mintz. Entre chozas y cañizos aparecen dos elementos de la modernidad; la máquina de coser y el aparato de radio.




La costura era una actividad importante para las mujeres, muchas sabían coser, al menos arreglar la ropa que se deterioraba por el uso y el paso del tiempo. La radio supuso para las mujeres un punto de unión con el mundo exterior. La radio ha tenido una gran incidencia sentimental y real en estas mujeres de los sesenta y setenta. Por la mañana, la radio se llenaba de concursos, la tarde para las radionovelas y los consultorios, la noche el parte y los programas deportivos y los fines de semana El Carrusel tenía entretenidos a la gran mayoría de los hombres. La franja horaria radiofónica era y es tan sexista como la sociedad que representa.




En la fotografía apreciamos a la dueña de la casa, Francisca González Pérez (Paca la del picón) escuchando la radio mientras cose. A su lado, su nieta. También aparecen dos vecinos de su misma edad, José González Bancalero y Josefa Carretero Torres, junto a dos jóvenes, vecinas del barrio. La posibilidad de escuchar la radio mientras que hacen las tareas domésticas explica la feminización de muchas franjas horarias. Las  mujeres son capaces de hacer varias cosas a la vez, mientras que los hombres no, ya que estos tienen el cerebro más especializado, tienen menos conexiones nerviosas. Las mujeres tienen muchas más conexiones y por ello están capacitadas para hacer al mismo tiempo distintas acciones. A la explicación puramente científica hay que unirle otra de orden antropológico e histórico. El hogar es el reposo del guerrero. La mujer tiene hogar, pero no tiene reposo.



Es de las pocos fotos de Mintz donde los personajes aparecen claramente posando. El pasaba todos los días por esta casa, vivía en esta época en lo que hoy son las pistas verdes y por esta calle San Blas se dirigía al Tajo, vía calle Medina y Benalup. Seguro que les pidió permiso para la fotografía. Esta fotos nos sirvió para averiguar otra que hay sobre el entramado de chozas de la calle Nueva, esquina San Blas. 

0 comentarios: