La ruta por los dólmenes del Celemín. El número IV. 5

III.7.- El número IV. La oposición de los propietarios a la excavación
Junto a la torreta, a la izquierda, subiendo un túmulo artificial se encuentra el número cuatro, el más grande y significativo. También es el que más destruido se encuentra, pese a que cuando lo descubrió Brevil presentaba un aceptable estado de conservación, como se puede ver en la fotografía. A principio del siglo XX era conocido por los aldeanos como el Tajo de la Listona. Por su buen estado de conservación fue elegido por Mergelina en 1924 para su excavación.
Dice este: “La excavación que pudimos hacer hasta tropezar con la abierta oposición de los dueños del terreno, buenos ganaderos del Tajo que sueñan con el consabido tesoro, nos dio la altura de estos tres monolitos por su exterior. Miden respectivamente 1,84, 1,55 y 1,84, pudiendo observar como detalle, que acusa algún esmero en la construcción que por su parte inferior se acuñan con piedras pequeñas que cubres las juntas”. Mergelina encontró algunos materiales que formaban parte del ajuar, citando un fragmento de plato de borde almendrado, varios elementos de hoz y otros restos de talla de cuarcita y sílex. Las tierras que están por encima de la cañada de la Jaula pertenecen al pago de la Herrumbrosa, las que están por debajo son propiedad de la familia Vela, que la explota en régimen ganadero, encontrándose cercadas para el pasto del ganado, como escribió el mismo Brevil:"Después de haber franqueado el Celemín en la llanura que domina el Tajo de las Figuras, él se aproximaba a unas suaves lomas herbosas que allí suelen cercar"



Una vez que los arqueólogos han sido expulsados de su propiedad, José Vela Morales, “el tuerto Vela” se dispone a localizar el supuesto tesoro. Para ello utilizó pólvora, destruyéndolo completamente, que es como se encuentra en la actualidad. Según algunas fuentes orales, un accidente sufrido con está pólvora está en el origen de su mote. José Vela va a tener en el 33 un protagonismo especial, culpándolo algunos jornaleros de los Sucesos, hasta el punto que se trasladó de Casas Viejas a Cádiz, donde sufrió un atentado terrorista anarquista, después se fue a Gibraltar y África, para regresar en la Guerra Civil.

Dolmen número 4





Brevil dice del dolmen número 4: “Uno de los mejor conservados, está orientado la cabecera al norte- nordeste (fig. 34 y 35). Está a 30 pasos oeste del tercero en el centro de un cerro artificial de guijarros de 20 m de diámetro, aproximadamente. Su longitud es de 8 m 50, comprendiendo una losa que parece desplazada delante de la entrada.
     La cámara terminal está intacta, recubierta de una enorme losa de 2 m por 2 m 43 y 80 cm de espesor, de la que el ángulo norte falta. En este ángulo, se puede ver la cabecera, apoyo de 1 m 55 de largo por 28 cm de espesor, y el extremo del primer pilar oeste, grueso de 44 cm , visible en 53 cm y que desaparece bajo la gran losa. Un pequeño pilar se alinea en la trayectoria, no se ve más que la cima que emerge con 0 m 63 x 0m 28. Una gran piedra derecha cierra la cámara a lo ancho; el que allí emerge mide 2m de largo por 47 cm de espesor.   Más allá, se sigue el lado orienta de la galería, compuesta por cinco bloques de los cuales solo la cima es visible. Al final de la línea de piedras, destacando la pared, está una losa de 1m 46 por 89 cm, yace en el plano".
Dibujo de Brevil
del dolmen número 4


Nos encontramos ante el dolmen más significativo de los diez. No sólo por su tamaño y su buena conservación hasta que fue saqueado con pólvora, sino también porque esa destrucción, ese abandono, esa invisibilidad lo convierte en un símbolo de una gran parte del patrimonio histórico de Casas Viejas. Y como los intereses de unos pocos se han apropiado de los recursos de todos y han sido utilizados en beneficio propio y en perjuicio de la silenciosa mayoría.Y muchas veces, demasiadas, desde la ignorancia y la falta de respeto hacia el patrimonio natural y cultural de la zona.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV