La importancia del maratón. Por Francisco Rodríguez Candón, Ana María Lago Castellet, Nuria Moguel Román y Manuel Jesús Enriquez Peña

Para entender la importancia del maratón no sólo hay que saber que surgió en 1979, coetáneo con la reaparición del carnaval, el surgimiento del concurso de cante flamenco o la eclosión del movimiento prosegregación en un contexto donde después del franquismo se primaba la participación ciudadana y las ganas de la sociedad civil de hacerse presente. Tampoco nos bastan las cifras de participación en equipos, personas y espectadores. Es algo más, es un sentimiento, es una pasión, es un orgullo. Estos artículos hablan de esto


La foto que he elegido se trata de una fotografía en color realizda un viernes de maratón en los 90. El fotógrafo fue Simón "El Puntilla", como es costumbre en cada maratón, presidente y amigo del equipo representado, la calle Nueva. De izquierda a derecha empezando por arriba nos encontramos a Manolo Casas, Pedro Rodríguez Benítez, José Gómez, Antonio Rodríguez Benítez, Alejandro, Marcos, Manolo Astorga y Juanma Borrego.


Es una foto de carácter futbolístico en el mítico maratón de Benalup Casas Viejas. Los integrantes de la Calle Nueva visten con su equipación de gala a excepción del entrenador Manolo Casas. Con una equipación diferente tenemos al portero, Alejandro. Los patrocinios nos demuestran la importancia de este equipo. Esta fotografía fue tomada en la primera ronda del torneo, un viernes justo antes de comenzar su partido. Debido a que no podemos ver los carteles publicitarios en las redes y a la calidad de las foto podemos intuir la antigüedad de la misma. También se puede comprobar claramente la modalidad de fútbol de este torneo, fútbol sala, debido al número de jugadores.


No podemos decir que sea una foto de características exquisitas, pero que a mí personalmente me encanta. Representa los valores del fútbol, un deporte que une de una manera incalculable a las personas. Se comparten no solo las victorias más dulces y los momentos más bonitos, sino también los más duros y difíciles. Compartimos lágrimas y abrazos, y nos ayudamos en esos momentos de nerviosismo antes de cada partido de maratón. El vínculo que se crea jugando en la alameda solo se puede explicar viviéndolo y dejándote la piel en aquella batalla.



Esta fotografía presenta en su plenitud que es el maratón. Una fiesta del pueblo de Benalup y exclusivamente de nosotros. Decenas de familias y amigos se reúnen para ver jugar a sus seres queridos en la alameda. Con más de 200 equipos participantes el maratón se ha convertido en la fiesta más representativa y bonita de nuestro pueblo, siendo el maratón más antiguo de la comunidad. 


Aún así otras fiestas como las Vaquillas siguen siendo las más conocidas por gente de afuera. Son fiestas exclusivamente para emborracharse o colocarse y en las que si no tienes mucho cuidado puedes salir maltrecho. Este tipo de fiestas deterioran mucho la imagen del pueblo, habiendo incluso gente de Benalup que se marchan en estas fiestas.


El maratón es una fiesta muy sana, siendo exclusivamente para gente del pueblo. Es más los jugadores solo pueden ser del pueblo o de las localidades de alrededor como la Yeguada. Es gracias a esto como se crea un ambiente casi familiar, que conoces prácticamente a todos los que juegan y a todos lo que presencian los partidos. 


En esta foto se encuentran mi padre, Pedro, y mi tio, Antonio, por lo que esta foto tiene un gran valor sentimental para mí. De hecho, mi padre es el único jugador de los que se encuentra en la foto que juega actualmente en el equipo.
Francisco Rodríguez Candón

Esta imagen se trata de una fotografía en color de hace aproximadamente unos 20 años del equipo de fútbol llamado "La Júpiter Gayco" en el maratón, el cual se lleva a cabo en la alameda, donde esta foto fue tomada al terminar su primer partido. Las personas que aparecen son (de arriba abajo de izquierda a derecha); José María Lago, Francisco Pacheco, Juan José Berrocal, Andrés Gómez, José Antonio Montes de Oca, Rubén Ríos, Alejandro Ordóñez, Guillermo Ortiz, Juan Martínez y Raúl Vera.


Un dato que indica que la foto es de hace bastante tiempo es la ropa, una equipación y zapatillas sencillas cosa que ahora no es así, en los últimos años la vestimenta ha cambiado. Esta imagen representa la importancia que tiene eta fiesta para la gente del pueblo, sobre todo para los hombres, que son los que más suelen participar aunque hoy en día también hay algún que otro equipo de mujeres. El maratón es una de las fiestas más significativas del pueblo ya que tanto niños como adultos se reúnen para ver jugar a sus familiares, amigos, conocidos...


También es una de las fiestas a la que más gente del pueblo asiste. Esto comenzó en 1979 y cada año ha ido aumentando el número de equipos y con ellos el número de partidos desde los más pequeños a los mayores. Esta fiesta es una de las más bonitas ya que la mayoría de las personas se reúnen en lo que siempre ha sido el centro del pueblo.


También fomenta el deporte porque el participar en el maratón requiera estar meses antes entrenando para cuando llegue el mes de julio estar en forma para poder conseguir el primer puesto y llevarse la copa a casa, como hizo este equipo en 1992.
Ana María Lago Castellet



Esta imagen es una fotografía tomada en color en el mes de julio de 1998 por Manuel Aragón Pina, fotógrafo entonces del Diario de Cádiz. Esta tomada en el lugar central del pueblo, la alameda. Podemos ver en ella al equipo de fútbol "La fontana", minutos antes de comenzar su primer partido de fútbol.


En primer plano tenemos al equipo, formado por seis jugadores con equipación rojo y azul, más el portero con equipación azul. En la parte superior de izquierda a derecha aparecen Juan José Pinto, Ramón Benítez, Juan Sánchez (portero) y Alfredo Moguel (capitán) y en la parte inferior siguiendo el mismo orden Francisco Gómez, Antonio Velázquez y Andrés Barberán. Se encuentran en la alameda. En segundo plano, aparecen personas de todas las edades esperando que comience el partido que se va a disputar y unos niños que juegan al balón.


Aunque no salgan muy sonrientes, debido a los nervios, si que lo estaban. Como los demás equipos iban a por todas y tenían los nervios a flor de piel, ya que ese momento era muy esperado para todos ellos y a cada partido iban con su mayor ilusión. Se puede observar que todos llevaban la vestimenta adecuada para la ocasión y que, ya entonces, estaba algo más currada que en años anteriores. En ella podemos leer que pone "La Fontana", así se llamaba el equipo. Se llamaron así por la antigua pizzería que llevaba Alfonso Mateos, cuñado del capitán, el cual fue el patrocinador. 



Todos los jugadores llevan un número en sus equipaciones, desde el portero que lleva el 1 hasta el último jugador que lleva el 7, algo que se ve muy poco en los equipos de hoy en día, ya que cada uno se suele poner un número que no tiene nada que ver con el de otro compañero. No es que hubiera mucha iluminación en aquel entonces y tampoco existían las gradas, la gente veían los partidos de pie o sentados en los bancos que tiene la alameda. Hoy en día no es así, existen cuatro gradas en las que se les ofrece una mejor perspectiva a todas las personas que lo están viendo.
Nuria Moguel Román




Esta foto es de el Maratón XIV de Benalup-Casas Viejas, tomada en el año 1992. Como podemos observar se ve una foto de el equipo "El Coscorrón" en la alameda de Benalup donde allí se celebran todas las fiestas del maratón de fútbol sala. El equipo esta formado por 7 jugadores en el que se incluye el portero y un entrenador. Los jugadores son: (portero) José Mari Lago, (jugadores) Manuel Enriquez, Antonio Salcedo (Oñi), Estebán Rodríguez, Juan Antonio Coronil, Miguel Ángel Vázquez y por último Francisco Candón.


Ese año este equipo ganó la maratón XIV de Benalup-Casas Viejas, año 1992, y sobre todo ganó la gran final con un resultado espectacular como fue un 13-1 ante la calle Medina. En la alameda ese año no había gradas, ni redes en las porterías, la gente se ponía para verlo pegadas a las redes que rodeaban el terreno de juego.



La vestimenta de antes se diferencia en mucho a la de ahora porque la vestimentas de antes eran muy simples con poco colores rebujados y solía ser lisa y de un color solo y sin embargo con las otras camisetas son de muchos colores rebujados dibujos y de equipos de la actualidad, de donde se escoge número y nombre que tú quieres elegir.


En la alameda había en la parte delantera una barra donde podías beber e incluso comer, los banquillos eran los bancos de la alameda, donde ahora los banquillos son asientos de colores para un equipo local y otro visitante. La maratón constaba de cuatro días sin parar, fútbol por el día, tarde, noche y madrugada y así los cuatros días. Este partido fue un viernes a la 1 de la madrugada.
Manuel Jesús Enriquez Peña

Comentarios

Entradas más vistas

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

La cafetería Alameda