La carta al Diario de Cádiz en octubre del 85 de Alfonso Pérez-Blanco. Y 3

Cuando  llegó a mi poder esta carta de Alfonso Pérez-Blanco Jordán al Diario de Cádiz escrita el 7 de octubre de 1985 me asaltaron dudas sobre cómo publicarla. Eran tres folios y me parecía tan interesante que yo quería analizarla y explicarla, con lo que el tamaño resultaba demasiado amplio. Así que he optado por publicarla por partes.


En primer lugar, los dos folios primeros referidos a la segregación de Benalup, en segundo lugar, el tercer folio sobre el levante. Estos dos post lo haría de forma literal, sin añadir, ni quitar nada, para que el lector pudiera recrearse sobre el magnífico contenido del escrito, sin la contaminación que puede provocar mis interpretaciones. En tercer lugar, este post, analizando y comentado desde mi punto de vista el presente escrito. 



Aunque parecen dos escritos, tanto lo referido a la segregación de Benalup como a los molinos de viento de Medina, forman parte de una misma unidad. Alfonso Pérez Blanco, como el mismo dice reiteradamente en su escrito, era un médico retirado que había vivido a caballo entre los dos pueblos y que se había implicado históricamente en el devenir de ambos pueblos, ahora con 75 años, había nacido en 1910 y tras cerca de 50 años ejerciendo como médico quiere dar su opinión, dejando muy claro que nadie se la ha pedido "les doy un consejo (aunque nadie me lo ha pedido)", lo que transmite cierta frustración y pena, sobre el futuro de ambos pueblos. Ese "nadie me lo ha pedido" me parece que es una de las claves del texto.



Lo que más me gusta del artículo es que se atreve a ello fundamentándose en la historia, por eso cuenta su experiencia personal. La parte del artículo que se refiere al término municipal contiene dos ideas fundamentales; la necesidad de llegar a acuerdos pacíficos sobre la segregación de Benalup con respecto a Medina y la convicción de que los benalupenses no pueden aceptar la segregación a cualquier precio.



No se puede entender esta carta si no la contextualizamos. Esta escrita el 7 de octubre y como el mismo dice: "me guía el de intentar sosegar los ánimos exaltados de ambas partes, para que no se repitan más las escenas de violencias, que tuvieron lugar en el último pleno municipal de este año en el que se iba a decidir la delimitación del término". Se refiere al pleno de 22 de agosto de 1985, el verdadero punto de inflexión del proceso de segregación y donde a partir de la interrupción violenta de los asidonenses en el Ayuntamiento inclinaría la balanza hacia sus intereses. Por ello pide tranquilidad y sosiego a ambas partes y solicita racionalidad y cordura: "Por todo esto me creo en la obligación dada las circunstancias de convivencia que me unen a ambos pueblos, pues siempre he estado entre los dos, de suplicar a todos tengan tranquilidad, serenidad, siempre he sido enemigo de la violencia, pues con ésta no se consigue nada más que realizar actos desagradables y perjudiciales, de los que en la mayoría de los casos tiene uno que arrepentirse, pues además hay que tener muy en cuenta, que actuar bajo la fuerza y la exaltación, nunca puede ser norma de cultura ni de inteligencia". 
Foto Jerome Mintz



Esta idea fuerza la sustenta en su propia experiencia personal, pues siempre ha vivido entre los dos pueblos y personalmente no ha tenido ningún problema. Desde el 30 de septiembre de 1935 ejerció como médico en Casas Viejas, desde 1960 en Medina Sidonia. La segunda idea clave de esta parte del escrito también la fundamenta en la historia. En 1952 "juntamente con mi compañero de Gestora Francº Martínez Ruiz, solicitamos (creo que por primera vez oficialmente) la independencia Municipal de Benalup...pedimos como término el que comprendía la Demarción del Puesto de Guardia Civil en está, unas 22 mil Htas incluyendo Malcocinado y los Baladejos. Al principio todo fue bien y tuvimos grandes esperanzas de salirnos con la nuestra, pero cuando se celebró el pleno definitivo, nos lo fueron reduciendo tanto que al final viendo el asunto totalmente perdido, dimos por terminada nuestra intentona independentista" En efecto, en 1952 se le ofrecía la segregación a Benalup, pero de las 22.934 hectáreas solicitadas, solo se concedían 15.279, lo que signficaba que los Baladejos y Malcocinado quedaban fuera, aunque incluía la parte oriental de la sierra. Ellos renunciaron a la segregación con esas quince mil hectáreas en 1952 y ahora aconsejaba a los políticos benalupenses de 1985 que: "será preferible renunciar por ahora a la autonomía municipal, que aceptar con precipitación, con término mutilado y que no esté en consonancia con el número de vecinos, y desde luego no aceptando la exclusión de Malcocinado ni de Los Baladejos". Y remata esta parte con una frase genial: "desear que ese pollo pion se desarrolle fuerte y robusto y que tenga campo suficiente donde picotear". Cierto es que estos procesos de segregación siempre traen problemas y dejan secuelas, como ocurrió en el caso de Vejer y Barbate, aunque las circunstancias y el resultado fueron diferentes.



De esa manera el artículo contiene en esta primera parte una estructura circular, pues al principio había dejado establecido que: "Contemplando esta proposición (2.500 hectáreas) se me antoja figurarme a Benalup como un pollo pion que estando saliendo del cascarón, ve con ojos desorbitados que su progenitora no le deja salir al entorno que le rodea y al que naturalmente tiene pleno derecho, levantando vallas e inconvenientes a su expansión, y que de esta forma le impedirá su desarrollo y crecimiento en el futuro"



El devenir económico, social y politico de la zona hizo que no se le hiciera caso a D. Alfonso Pérez Blanco y que las autoridades locales aceptaran las 5935 hectáreas propuestas finalmente por la Diputación. 



Por otra parte, el mismo transcurrir económico, social y político si hizo que aquella idea de que se explotara el recurso eólico de la zona llegara a buen  puerto. Recientemente se le ha concedido a Medina Sidonia el V premio a la Integración de la Eólica "El alcalde de Medina Sidonia, Manuel Fernando Macías, agradeció el premio a AEE y destacó que “estamos muy orgullosos de la eólica, que ayuda a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Es un placer y un reto que se siga instalando aquí“...El municipio ... cuenta con unos 200 MW eólicos (74 aerogeneradores) repartidos en siete parques: Los Alburejos, El Venzo, La Zorrera, Rancho Viejo, Los Almeriques, Las Monjas y Las Vegas, gestionados por EDP Renováveis (EDPR), Iberdrola y Saeta Yield.
La industria eólica también está presente, ya que hay un centro de servicios para el mantenimiento de aerogeneradores de Vestas... El municipio es también un ejemplo de la integración de la eólica tanto en la vida de la comunidad como en el paisaje. Los parques conviven desde sus inicios con las actividades agrícolas y ganaderas de las fincas en las que han sido instalados. Y los modernos aerogeneradores se han integrado a la perfección en el bello entorno paisajístico de la comarca y en su legado histórico: Medina Sidonia ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico, recuerda la Asociación Empresarial Eólica en un comunicado. Además de los beneficios económicos, que han servido para impulsar servicios públicos y contribuido al bienestar de los vecinos, destaca la importancia del factor medioambiental, ya que la implantación de una energía limpia encaja a la perfección en el modelo de ciudad sostenibleque se quiere impulsar desde el Ayuntamiento". 



Desde el Ayuntamiento de Benalup se optó ya hace tiempo por prohibir el desarrollo de esta energía alternativa por los impactos paisajísticos y las repercusiones negativas para el desarrollo del mundo del golf por el que se optó en ese momento: "Desde luego, las eólicas, no. Esa es una decisión que tomó el Ayuntamiento hace bastante tiempo cuando modificó las normas subsidiarias y, ahora mismo, no se permite la instalación de eólicas en nuestro municipio". El tiempo dirá si se acertó con la decisión.



Independiente de ello, me parece que el escrito de Alfonso Pérez-Blanco tiene una gran validez y significación, pues une el pasado, el presente y el futuro. Considera las tres variables como parte de una misma unidad y sobre todo parte de la premisa de que si sabemos de donde venimos, podemos saber donde estamos y prever donde vamos. En definitiva, se trata de un documento impresionante, de una joya que afortunadamente hemos podido conocer y que me plantea la duda de cuantos documentos como este dormirán todavía el sueño de los justos y la necesidad de darlos a conocer. Evidentemente con su conocimiento y valoración ganamos todos



Comentarios

Entradas más vistas

Tal como eramos en 1992

Los outtakes de Mintz. Buenas noticias de Washington

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería