headerphoto

El Área Recreativa del Celemín. Los años del boom. 9


El espíritu del Benalup 2000 tropezaría con la dura y pragmática realidad/voluntad política y se esfumo como azucarillo en el agua, aunque dejo algunas huellas, sobre todo, aquella que había sido el germen. El área Recreativa del Celemín. A través de la Diputación, del PER y de los fondos FEDER empezaron a llegar subvenciones que lo convertirían en el proyecto que más dinero se ha invertido de la localidad.

Añadir leyenda
En septiembre de 2013 en una moción presentada por el PP local calculaba que habían sido más 10 millones los invertidos en el área, a lo que habría que suma el millón y medio del puente y otras inversiones relacionadas como el estudio del Tajo de las Figuras, la limpieza de las pinturas o la creación del centro de interpretación de la prehistoria. Así por ejemplo “en Pleno de la Excmo. Diputación Provincial de Cádiz de fecha 16 de octubre de 2002 se acordó por unanimidad aprobar la celebración de un Convenio Marco de Colaboración con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Dentro de dicho Convenio, en la medida 3.6 “Protección y regeneración del entorno Natural, del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) se incluía el proyecto de “Construcción de centro de visitantes, albergue y un jardín botánico” promovido por el Ayuntamiento de Benalup – Casas Viejas destinados a fomentar el uso y disfrute de los recursos naturales y patrimoniales del Parque Natural Los Alcornocales, los cuales se unían a los edificios ya existentes destinados a restaurante y servicios…. En fecha 7 de noviembre de 2005 se formaliza la entrega al Ayuntamiento de Benalup - Casas Viejas de la obra “Proyecto de construcción de un centro de visitantes – albergue y un jardín botánico en el área recreativa “El Celemín”, en el término municipal de Benalup - Casas Viejas por la Diputación Provincial… En dicha área recreativa se localizan diversas edificaciones: edificio de recepción, edificio de administración-bar-supermercado, albergue, módulo de servicios, los cuales nunca han llegado a entrar en servicio. El área recreativa se ubica junto al Corredor Verde Dos Bahías en un punto medio de su recorrido… Todo ello junto a la presencia de restos rupestres de máxima importancia conformado por los Dólmenes de Breüil y el Tajo de las Figuras lleva a que el Área Recreativa de El Celemín se convierta en un marco idóneo para el desarrollo de actividades turístico-recreativas, y en consecuencia en eje dinamizador de la economía de los municipios que recorre”



En las distintas campañas electorales el PSOE local, dominador absoluto, incluye la terminación y puesta en funcionamiento del proyecto. Pero el proyecto no se hace realidad y cual tela de Penelope todas las inversiones que se hacen en el Área con el tiempo terminan destruyéndose y perdiéndose. La zona es utilizada por la gente del pueblo para sus acampadas, para sus famosos camping de Semana Santa o para pasar día de asueto y diversión, sin que falte el vandalismo y la apropiación de recursos ajenos. En este contexto primero el PA y luego el PP arrecian las críticas contra este hecho y presentan varias mociones para que se solucione el problema. Problema que era muy común en esta España de principio de siglo donde el derroche y las obras faraónicas era el pan nuestro de cada día. 



Tras la crisis de 2007 y la llegada de nuevos planteamientos y condiciones políticas, se dice tomar carta en el asunto y cerrar el tema definitivamente. Así,  con fecha 26 de febrero 2014 el Pleno del Ayuntamiento de Benalup - Casas Viejas acuerda aprobar la puesta a disposición y entrega a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de las obras ejecutadas en el área recreativa del Celemín, acuerdo que se formaliza con Acta de entrega de 17 de marzo de 2014. Tras las gestiones y concursos oportunos la Junta Andalucía cede las instalaciones por un periodo de 50 años a la empresa  Natural Channel Adventure, para llevar a cabo el proyecto Wakane Lake, en que prevé invertir unos cuatro millones de euros aproximadamente.



De aquel plan de pueblo nuevo en torno a un proyecto como el camping del Celemín realizado en base a inversiones públicas se ha pasado a otro proyecto privado por una empresa internacional que prevé una explotación para un público ajeno a la localidad, pues en su página web se puede leer que el coste individual por semana de los campamentos es de 645 euros. Todo el mundo que aborda el tema coincide en que la situación era insostenible y que las inversiones realizadas necesitaban iniciativas que las rentabilicen. Lo que no todo el mundo está de acuerdo es en la forma en la que se ha hecho y sobre todo en la justificación. Se argumenta que se ha tenido que tomar esta decisión porque los ciudadanos no han sabido cuidar unas instalaciones que se han pagado con su dinero, que han abundado los casos vandálicos y que se ha robado mucho material. Con ser ciertos esos datos,  (me recuerda a que la crisis por la que estamos pasando es culpa de que los ciudadanos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades) no podemos olvidar la utilización política, económica y social que se ha hecho de estas instalaciones, así como la responsabilidad, al menos política,  de las distintas administraciones en el fracaso continuado durante 25 años por intentar poner en funcionamiento dicha área recreativa. 



Ya he escrito otras veces que estamos en tierra donde la dicotomía entre la ilusión-utopía de lo deseado se enfrenta con la realidad del pragmatismo. Así fue con el intento de crear una copiosa masa de medianos y pequeños agricultores con las subastas de la desamortización o los repartos que fue sustituida por la consolidación de la gran propiedad, del latifundio. Lo mismo ocurrió con las distintas luchas de los jornaleros en el siglo XX en contra de un sistema de explotación de la tierra que los esclavizaba y los condenaba a vivir en unas pésimas condiciones de vida. O con la consecución de la segregación de Medina Sidonia con un término natural y justo. A principios de los noventa se opta por un modelo sostenible y basado en los recursos naturales, donde el Área Recreativa del Celemín era el icono más representativo, pero pronto se sustituyó por otro basado en el crecimiento rápido, en el dinero fácil, en la especulación… que aunque devengaba abundantes réditos políticos y económicos no creaba el necesario tejido productivo. Villalatas o el Campo de golf son ejemplos paradigmáticos de ello. ¿Quiere decir que todo está perdido, que la vida es perder y que no hay motivo para la esperanza en esta tierra? Pues, por supuesto, que no y ello será el motivo del próximo post y último de esta serie.

0 comentarios: