headerphoto

Mujeres las grandes olvidadas. Socialización en la plaza de abastos.8

Hermosa fotografía de la plaza de abastos. En ella aparece Paca la del Barbero con sus dos hijas, Ana Cobelo que vivía en Paternilla y otra serie de personas no localizadas. Allí vendían sus productos, aunque no aparecen en la foto, Paca La Pescaora, Antonia la de Grimaldi, Marente...




A la vieja plaza de la calle San Juan se accedía por una escalinata y una interesante verja de hierro. Estaba constituida por una calle central con los puestos (pescaderías, carnicerías y frutas y verduras) adosados en los márgenes. Al fondo se encontraba el matadero presidido por el escudo de España de la época. Había lugares para hombres y otros para mujeres. Ir a la plaza formaba parte de las tareas diarias. Podemos observar en la fotografía que no hay varones, al menos mayores. Son las mujeres las encargadas del ámbito privado las que se encargan de hacer la compra y de cuidar a los hijos. 



Esta concepción de familia tradicional implicaba una concepción vertical de la autoridad. En la cúspide estaba el padre, luego la madre y por último los hijos. Las relaciones de la familia se basan en la jerarquía: la mujer está supeditada al varón, y los hijos a los padres. El trabajo de la mujer estaba mal visto por el régimen, pero poco a poco, las mujeres consiguieron cotas de independencia accediendo a puestos de trabajo. De los primeros fueron tiendas en las que ella ejercían de autónomas y vendían productos que los hombres cultivaban en sus huertos. Para la mujer estaban asignadas, fundamentalmente, las tareas domésticas, entre las que incluía la compra en la plaza y el cuidado de los hijos. Como se ve en esta hermosa fotografía de la plaza de abastos. 



La plaza de abastos fue derribada en 1975 y en su solar se construyó parte de la actual Plaza del Pijo. Ha sido objeto de varias remodelacione presentando un aspecto totalmente distinto al primitivo. La pérdida de las antigua plaza de abastos es un símbolo de la transformación urbana y del poco respeto con la tradición que se ha tenido en algunos momentos. Este mercado de abastos termina sus funciones en 1975, con el franquismo. Simboliza el fin de una época y el comienzo de otra. La nueva plaza se va a situar en el Cercado del Sereno, al lado de la casa de la cultura, el actual centro Jerome Mintz. Luego, recientemente se intento crear una nueva en los terrenos de la Orativa, junto al Ayuntamiento, pero la iniciativa terminó fracasando y cerrando la plaza nueva. 

0 comentarios: