headerphoto

La ruta por los dólmenes del Celemín. Los números X, IX y VIII

La parte más importante de nuestro itinerario la vamos a centrar en los diez dólmenes que descubriera Brevil en 1917. Debido a que vamos a partir desde el área del Celemín el recorrido lo vamos a realizar a la inversa que el abate francés, empezando por el número X. Se trata de ir deteniéndonos en cada uno de estos diez dólmenes, analizarlos, describirlo y aprovechar para comentar una de las características comunes de estas estructuras funerarias. 


Dolmen número 10


III.1.- El número X. Estructura tumulares monumentalizadas
La característica común a estos diez dólmenes es su pésimo estado de conservación. Ahora bien a través de un análisis pormenorizado de los restos arqueológicos podemos conocer su estructura primitiva. Se trata de tumbas megalíticas realizadas a base de estructuras tumulares. Hay que destacar cuatro elementos. Los
Número 10, según dibujo de Brevil
ortostatos o grandes piedras verticales, las cobijadas o piedras que cubren horizontalamente los ortostatos, entre ellos una amplia cámara funeraria para los enterramientos colectivos y todo ello cubierto de guijarros formando un túmulo. Este túmulo le otorga la monumentalidad buscada, pues están realizadas para ser fálcilmente vistos e identificables. Como dice María Lazarich: “La estructura tumular presenta anillos de piedras de refuerzo perimetrales, incluso a veces con algunas lajas de contención. Se trata de pequeñas galerías cubiertas con cobijas que, en los casos que se han conservado, presentan grandes dimensiones. En su construcción se emplearon piedras de mediano-gran tamaño para conformar las paredes, pilares, jambas y cubiertas adinteladas o, en alguna ocasión, las paredes de la galería se construyeron de mampostería”. El número diez fue el último que descubrió Brevil pues venía por la cañada de la Jaula desde el Monasterio el Cuervo. Si partimos el recorrido desde el área recreativa del Celemín es el primero que nos encontramos, a la derecha del camino, junto al primero letrero que nos habla de la estructura megalíticas de la provincia de Cádiz.  Ha desparecido casi totalmente, al igual que tampoco hay rastro del túmulo y de la cámara funeraria. Si hay grandes piedras que son restos de los ortostatos y cobijas originales. Brevil, en 1917 describió este dolmen de la siguiente forma: “existe un túmulo de guijarros, con , en el centro, una losa de 1m 72 x 1m 15 y bloques poco visibles indicando una galería enterrada, orientada como las otras”.

Dolmen número 8


III.2.- El número VIII. Sepulturas colectivas
Si proseguimos el corredor de las dos bahías, la antigua cañada de la Jaula, una vez que atravesamos un pequeño puente, a mano derecha nos encontramos sobre un túmulo en dolmen número ocho. Se trata de otra sepultura de tipo colectivo en cuya cámara se realizaban los enterramientos por la vía de la inhumación.
Dolmen 8 según los dibujos de Brevil
Se pueden observar restos de la cámara funeraria y una enorme piedra que funcionaría como cobija o piedra que cerraba horizontalmente el dolmen. Brevil lo describió así: “El túmulo es muy visible, pero el monumento está totalmente roto. Vemos cinco grandes piedras desparramadas en los flancos y en la cima del túmulo; la que se puede considerar o para la “cabecera”, o para la losa de la cámara, con 2 m 52 de larga, 34 cm de espesor; su dimensión transversal visible- pues se clava en el suelo- es de 77 cm”.

Dolmen número IX



III.3.- El número IX. La significación geoestratégica
Muy cerca de esta, siguiendo los cables de alta tensión nos encontramos con el que Brevil denominó como número 9. Los diez dólmenes están situados en una diagonal que iría desde el NW al SE. La ubicación de estos dólmenes en túmulos y en altura considerable tiene una triple significación geoestratégica.
Dolmen número 9, según dibujos de Brevil
Por un lado, sirven para controlar el valle y estudiar distintas estrategias agrarias, por otra parte, hay un deseo  claro de perpetuarse en el tiempo, de hacerse visible en el espacio, de monumentalizar su presencia. En tercer lugar, estas tumbas megalíticas están en estrecha relación con los abrigos con pinturas rupestres, ¿con las tumbas antropomorfas? y con los asentamientos de la población, las vías de comunicación y las zonas donde se sembraba, se recolectaba o se cazaba. Además de que reflejan una estructura social y política determinada. Del número 9 dice Brevil:” 
La orientación es regularmente al nordeste. La piedra de la cabecera mide 1m 50 por 36 cm de espesor, seis bloques delimitan el lado occidental del corredor; el lado oriental está indicado por otras cinco, con interrupción desde la mitad de su longitud hasta la cabecera. Una losa se ha deslizado lateralmente al este; mide 1m x 1m 30. La longitud del monumento es de alrededor de 5 o 6 m”.

0 comentarios: