headerphoto

Subsidios al combatiente de zona nacional en la Guerra Civil. 1

He publicado muchos artículos relacionados con la Guerra Civil en Benalup-Casas Viejas, pero en casi todos, los protagonistas eran los que habían luchado o permanecido en la guerra en el bando republicano, pues las fuentes eran los sumarios que se abrieron contra estos. Hoy, afortunadamente he podido cambiar la tendencia. Me manda mi amigo José Luis Gutiérrez un documento histórico impresionante sobre la Guerra Civil en Benalup de Sidonia. Él lo ha sacado del archivo histórico provincial de Cádiz. Se trata de un listado de los subsidios al combatiente en zona sublevada o nacional.



Está realizado por la Comisión local del subsidio al combatiente de Medina Sidonia en marzo de 1939. En concreto el padrón de familias con derecho al subsidio creado por decreto número 174 de 9 de enero de 1937. Busco en internet información sobre dicho subsidio y encuentro lo siguiente: “Tras el inicio de la Guerra Civil española muchas personas decidieron alistarse, de forma más o menos voluntaria, en las milicias o en los ejércitos regulares, abandonando sus casas y sus familias. El Gobierno de Burgos pretendió auxiliar a éstas últimas estableciendo un impuesto o recargo de tipo indirecto sobre determinados consumos. Nacía así el subsidio para las familias de combatientes, voluntarios, regulado por Decreto Núm. 174 de 9 de enero de 1937.
  Para dicho beneficio había que reunir unas condiciones que eran: 1º- carecer la familia de ingresos o ser éstos insuficientes, 2º ser el combatiente el principal o único sustento de su familia y 3º encontrarse el combatiente en el frente o en algún hospital, o haber fallecido o quedado inútil en campaña.
  Para financiar este fondo de pensiones se establecía un recargo del diez por ciento sobre; la venta de tabaco, los billetes de entrada a espectáculos públicos, los consumisiones en cafés, bares, confiterías y establecimientos similares, los servicios o consumisiones extraordinarios en hoteles, pensiones, fondas y posadas, entre otros.
  En cada pueblo se eligió una junta encargada de dichos repartos que era normalmente ; el alcalde, juez, mayor contribuyente designado por el ayuntamiento y el cura párroco que casi siempre actuaría de secretario.
  Esta junta estaba encargada de elaborar el censo de familias beneficiarias con arreglo a los datos aportados por declaraciones juradas presentadas por los interesados. Una vez elegidas las familias de beneficio, sería expuesto al público en los ayuntamientos, a fin de que se presentaran las reclamasiones que se estimaran oportunas”



Por tanto estamos ante una lista de 90 benalupenses que en marzo de 1939 (el último mes de la contienda) se encontraban luchando en zona rebelde o nacional  y que tenían derecho al citado subsidio por cumplir las condiciones económicas y familiares exigidas. Aparecen 9 columnas. En la primera el número de orden, de los 464 asidonenses, 90 corresponden a benalupenses. En la segunda columna viene el nombre del perceptor, habiendo 56 padres, 30 esposas, 2 hermanos y 2 abuelos. En la tercera columna aparecen los nombres de los combatientes en los que luego nos detendremos. La cuarta es para el parentesco con el perceptor, la quinta para el domicilio. La sexta para el número de parientes con derecho a percibir el subsidio. En la séptima la cantidad que corresponde, teniendo en cuenta que son tres pesetas diarias y una más por cada uno de los otros familiares con derecho. En la octava columna aparece la cantidad a deducir por jornales o rentas y la novena la cantidad final a percibir. En total, en Medina Sidonia, son 1829 pesetas los que corresponde, aunque como se resta 386 por jornales o rentas, queda un total de 1443 pesetas.



En cuanto a los beneficiarios llama la atención viejos conocidos de este blog como Isabel Bascuñana Estudillo, hermana de Juan Estudillo el zapatero alcalde pedáneo en tiempos de los sucesos o Josefa Moya Paredes, hermana de Pedro. La lista de combatientes relacionados con personajes asiduos a este blog es más amplia. Así aparece Francisco Moya Paredes, hermano de Pedro, José Pavón Pérez (hermano de Miguel, Sebastian o Antonio que lucharon en zona republicana),  Francisco, Juan y Miguel Quijada Pino hermanos de Manuel que murió en los sucesos en el 33, Pedro y Antonio Gutiérrez Rodríguez hermanos de Francisco, Curroestaca, que participó en la guerra en el otro bando, Manuel Mañez Candón, cuñado de Pedro Moya, Manuel González Pérez, hermano de Pepe Pilar, Francisco Cantero Esquivel, Pinganillo detenido en el 33 por su intervención en los sucesos o José Zumaquero Montiano, hijo de Gaspar muerto en 1915 o hermano de Balbino muerto en enero del 33. 

0 comentarios: