La ruta por los dólmenes del Celemín. 1

Noticias Locales Enero 2011
Parece inminente que el área del Celemín va a echar a andar como proyecto empresarial. ¡Ya era hora! Quiero escribir algunos post sobre eso, pero el de hoy es el inaugural de una serie sobre los dólmenes del Celemín. No es cierto que los dólmenes del Celemin se hayan descubierto recientemente por unos hombres que mandaron a trabajar, como se dijo en el programa de este es mi pueblo de Canal Sur. Les cuento como se redescubrieron. Yo había oído hablar muchas veces de que Breuil hacía mención a diez dólmenes en el Tajo de las Figuras. Siempre he pensado que si se pusieran en valor, serían una añadido más a las pinturas del Tajo, las tumbas antropomórficas, el área recreativa del Celemín, el resto de las cuevas con pinturas, etc. Pero siempre lo veía con un barniz utópico, en primer lugar, si era cierto eso de los diez dólmenes de Breuil, ¿dónde estaban?. Mi amigo Vincent Jenkins me paso un enlace donde se encontraba la publicación de LOS DOLMENES DEL TAJO DE LAS FIGURAS (CASAS VIEJAS) En bulletin hispanique. 1917. De H. Breuil. Profesor del Instituto de Paleontología Humana. Coronel Willonghly Verner. Más tarde ese mismo amigo quedó con Pepe y conmigo para enseñárnoslos. Era 2007, pero la excursión no fue posible por ese tipo de cosas extrañas que pasan en el mundo universitario. Otro grupo de amigos nos dispusimos a descubrirlos por nuestra cuenta, pero no lo conseguimos. Más tarde, rallando el secreto de sumario y cual fuera una misión de espías quedamos una tarde y me enseñó donde estaban estos famosos diez dólmenes. Después, el equipo de investigación de María Lazarich le dio publicidad a estos dólmenes y se anunciaron a bombo y platillo. Es decir, que hasta 2011 estos dólmenes eran completamente desconocidos para el público en general.




Hoy en día son plenamente conocidos, pero hace ocho años no lo eran. Nos disponemos a hacer un itinerario por la necrópolis del Celemín. Se trata de hacer un estudio detallado de cada uno de ellos para difundir y poner en valor su existencia. Estos tienen un importante valor arqueológico, pues son un testimonio de la importancia que estas comunidades agropastoriles le otorgaban a la muerte. Pero además la propia historia sobre el conocimiento en la zona de estos dólmenes es un reflejo de nosotros mismos. 



Infravalorados y desconocidos por mucho tiempo, fueron puestos en la escena historiográfica por el francés Abate Brevil en 1917. Luego en 1924 Megelina pretende estudiarlos y excavarlos, pero la familia de propietarios que manda en el pueblo no lo deja, pensando que si hay tesoros deben ser para ellos. Uno, parece, pierde el ojo en el intento. Después pasan al olvido hasta que en pleno siglo XXI gracias a un inglés, Vincent Jenkin,  y el equipo de investigación de la Universidad de Cádiz de María Lazarich, vuelven a ser "redescubiertos", siendo dados a conocer en 2011.



I.- Contexto

La Laguna de la Janda es una de las zonas donde más cantidad y calidad de yacimientos prehistóricos existen de España. Ello responde a cuestiones geoestratégicas y ecológicas. Por una parte su envidiable situación le hace ser lugar de tránsito de personas y animales, sobre todo aves. Por otra parte, su riqueza faunística y floral, combinada con las posibilidades de defensa que presenta la sierra cercana le permite albergar comunidades desde el inicio de la historia del hombre. Aunque hay manifestaciones de la presencia del hombre tanto en el paleolítico, inferior, medio y superior, va a ser en el Neolítico cuando está alcance su máxima expresión. Serán del periodo holocénico los restos arqueológicos más importantes de la zona. Se trata de comunidades agropastoriles que han dejado de ser nómadas y fijan su habitan en esta Laguna. No obstante, la caza juega un papel importante para la subsistencia. 



De esa presencia han llegado hasta nuestros días significativas huellas. Así nos encontramos la Cueva del Tajo de las Figuras, la joya de la corona del patrimonio prehistórico de la provincia. Además actualmente están catalogados 224 abrigos más con pinturas rupestres que se encuentran en las sierras circundantes a la Laguna. Pero el patrimonio arqueológico no se limita al arte rupestre, el funerario tiene también suma importancia. Las necrópolis abundan por toda, tanto en forma de dólmenes, túmulos o tumbas antropomórficas. A ello hay que sumarle abundante material de sílex y otros restos del paleolítico propio de una de las zonas de España más rica desde el punto de vista de la arqueología prehistórica. Si a eso le sumamos los pocos estudios realizados sobre ella, los impedimentos y obstáculos que tradicionalmente se han presentado para su conocimiento comprenderemos la necesidad del estudio de esta zona y su divulgación. Nos vamos a centrar en este caso en hacer un recorrido por los túmulos de la necrópolis del Celemín, ello nos va a permitir no sólo conocer aspectos técnicos y antropológicos de los constructores, sino estudiar también su resistencia al paso del tiempo sobre ellos.  En una primera parte haremos un breve recorrido por los dólmenes que han sido descubiertos con posterioridad al descubrimiento de los diez túmulos que hizo Brevil. En el paseo que haremos por cada uno de estos diez, nos detendremos en un aspecto concreto relacionado con ellos. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV