headerphoto

Casaviejeños 1933. De la esperanza a la derrota. La represión posterior. 17




A las siete y media de la mañana del día 12 de enero terminó la razzia por la calle Nueva y Medina. Pero la represión y el temor van a durar mucho tiempo. Cerca de cien personas ingresaron en la cárcel, solo veintiséis iban a ser procesados posteriormente. No sólo fueron castigados con esta pena aquellos que habían participado en los Sucesos, sino también los que poseían   armas de fuego o habían  presenciado lo que no se tenía que haber visto, como Luis Barberán Madueño o Manuel Montiano Cózar o simplemente, como escribió el teniente de la Guardia Civil de Medina Manuel Martínez Pedré: “contrarios al Régimen e individuos predispuestos siempre a la comisión de delitos sociales”. 




El pánico, la angustia, el miedo… que sufrieron los acorralados, quemados y fusilados en el casarón de Seisdedos, los de la cuerda de presos que fueron matados en la Corraleta o el centenar de presos en diversas cárceles creció y se retroalimentó como una bola de nieve en pendiente permaneciendo sin solución de continuidad en Casas Viejas hasta fechas muy recientes. La huella fue tan profunda e imperecedera que mucha gente no fue ni  es consciente de ella y de sus efectos. 



Presentamos cuatro montajes fotográficos sobre sendos presos. En el primero aparece Manuel Sánchez Olivencia, que había nacido en Casas Viejas el 19 de Febrero del 1914 y murió en Cádiz el día 13 de octubre del 1992. El segundo es de Antonio Duran Fernández, nacido en 1897,  el tercero de Francisco Quijada Pino, que había nacido el 14 de febrero de 1908 y murió en 1973. Y el cuarto es una foto de Juan Estudillo.

0 comentarios: