headerphoto

Casasviejeños 1933. De la esperanza a la derrota. El sindicato de los Invencibles. 10


La introducción del anarquismo en Casas Viejas tiene su origen en 1914 con la llegada de José Olmo. Este venía huyendo de Medina tras haber tenido problemas con propietarios. Olmo fue el gran líder y fundador del sindicato en Casas Viejas. Después de la huelga general de 1915 y  el suicidio de Gaspar Zumaquero, el gobierno clausuró el sindicato. Este vuelve a aparecer en 1932. La lucha por la hegemonía sindical en el campo la gana por el momento el sindicato de oficios varios adscrito a la CNT. La estrategia combativa y huidiza de las instituciones de la CNT dará  resultados positivos, haciéndose con el control de las contrataciones,  favorecidas por las disputas políticas entre radicales y socialistas. 



Se ha calculado que mientras unas cincuenta personas militaban  en la UGT, trescientas  pertenecían al sindicato de oficios varios adscrito a la CNT. Dice Mintz: “Unos trescientos hombres se unieron al nuevo sindicato. La mayoría eran campesinos, pero había trabajadores de todos los oficios, entre los que se incluía una docena de zapateros y otra de albañiles… Era común en toda España que los sindicatos adoptaran nombres simbólicos. El centro de Casas Viejas adoptó el nombre de "Los Invencibles”. Significativo nombre. 




En las fotografías aparecen militantes anarquistas. Las dos primeras fueron publicadas en Tierra y Libertad el 1 de mayo de 1933. A la derecha, Manuel Pavón, Francisco Fernández y Manuel Quijada. En el centro Sebastián Pavón, su hijo y de nuevo Manuel Quijada. La tercera es de Pedro Moya Paredes, militante de las juventudes libertarias, con una dilatada participación política posterior. En la cuarta  aparece Avelino González Mallada que fue secretario general de  la CNT, depositando un ramo de flores en la tumba de los campesinos en el cementerio de Casas Viejas.


0 comentarios: