25 ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA. Colaboraciones. Leonardo Ruiz Estudillo. 7



El día 20 de marzo hizo 25 años que se aprobó el Decreto 63/1991 de la Junta de Andalucía por el que se otorgaba la Independencia Municipal a Benalup. Es conveniente recordarlo porque algunos piensan que este es el 25 aniversario de la “Suelta  de las Vaquillas”. Tal es el cariz que ha tomado  esta celebración. 




El Decreto  gustó sobre todo a quienes querían adjudicarse personalmente el protagonismo de la consecución de la creación del nuevo municipio y a quienes  desconocían su contenido profundo y descriptivo. Los términos de la Segregación no eran justos, no determinaban el territorio natural que correspondía al naciente municipio y  favorecía claramente a la parte más poderosa y rica, frente a la más débil y pobre.



No se hizo la segregación que pedía el pueblo de Benalup. La Independencia Municipal había que hacerla porque era un viejo litigio problemático para la gobernabilidad del municipio de Medina Sidonia. Así se había demostrado en las tres últimas elecciones municipales en las que los benalupenses se habían manifestado democráticamente con una abrumadora mayoría.



La Diputación provincial optó por una salida arbitraria para contentar a los Diputados del partido gobernante,  ignorando todos los estudios socioeconómicos y  jurídicos  realizados por encargo de la Coordinadora para la Independencia Municipal  al gabinete jurídico del  Dr.  D. José Antonio Gallego.   



Tanto el Presidente de la Diputación, como el Consejero de Gobernación aprovecharon el vacío legal que existía en Andalucía sobre la segregación y creación de los Ayuntamientos, obviando que la finalidad primordial para crear un municipio es  “acercar la administración a los administrados” 



En su aprobación sólo contó con el beneplácito del grupo socialista de la Diputación, todos los demás grupos (CDS, Izquierda Unida, Partido Andalucista y Partido Popular) manifestaron su disconformidad con el escaso término que se le daba.  Por tanto, el Decreto de Segregación era y es, claramente mejorable. 



Por eso el proceso de segregación de Benalup  fue turbulento, lleno de irregularidades  y sirvió para la promoción política de personas de una y otra parte.  La reivindicación de nuestro término natural es justa y es importante que no lo olvidemos.  No nos dejemos engañar por quienes intentan tapar la parte de culpa que tuvieron en aquel  proceso y por quienes se avergüenzan de promover ahora el espíritu crítico.



Celebración,  suelta de la vaquilla, alegría y fiesta, todo está muy bien porque recibimos  a la primavera, pero no dejemos que la reivindicación del término que nos corresponde por naturaleza, sea ahogada en decibelios y alcohol.  



Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV