headerphoto

Siempre ha habido corrupción

Dice un amigo mío que el mundo de los blogs en Benalup-Casas Viejas está en crisis. Y uno de los datos que da es que no hay comentarios a los post, mientras que en el facebook hay muchos a cualquier opinión, a veces demasiados. La verdad que en  mi blog no ha habido nunca muchos comentarios, así que cuando hay uno me da una alegría especial. Por eso más que hablar de la crisis de los blogs, que otro día lo haré, hoy me voy a centrar en el comentario en sí. El sábado Sebastián González Vargas escribió en la página del facebook del blog "La corrupción siempre existió", referido al post de ese día en el que se relataba el intento de aprobación indebida por parte de Cantalejo de  la fuente de Cristobilla.
Al principio me resultó rara la palabra corrupción aplicada al caso. No se trata de un caso de financiación ilegal de los partidos políticos como la Gurtel o Filesa, sino un intento de un vecino de integrar una propiedad comunal en su propiedad privada. Ahora bien, tras meditarlo admito la palabra corrupción al caso pues implica que se hace desde una posición de dominio. Cantalejo era un propietario asidonense que se vale de su elevada posición económica, (poseía numerosas fincas urbanas y rústicas. De hecho en aquellos momentos era uno de los grandes propietarios de casa, pues además del huerto Cantalejo, actuales Jardines de Murillo, era propietario de la casa Alcantara y el actual bar Ricardo) y de sus privilegiada posición política, pues era concejal del Ayuntamiento de Medina. 



Esta simbiosis entre el poder político y económico, como dos caras de la misma moneda, es muy típico de la política española del siglo XX y en el caso de Casas Viejas se hace ejemplarizante. Casas Viejas surge en el siglo XIX como parte del problema agrario, económicamente depende de los grandes latifundistas y políticamente también de ellos que dominan el Ayuntamiento de Medina a cuyo término está adscrita la población de Casas Viejas. En esas condiciones de dependencia, de marginalidad y de situación periférica alejada de la centralidad las condiciones de vida de los campesinos se agravan, y explican parte de nuestra historia, y los casos de apropiación indebida se multiplica. 



Es cierto que una gran parte del pueblo se hace a base de asentamientos ilegales, Medina estaba muy lejos y los campesinos se construían su choza sin los permisos legales necesarios, fundamentalmente en terreros pertenecientes a las vías pecuarias. Pero las ocupaciones indebidas de los grandes propietarios tienen mayor escala y afectan negativamente al resto de la comunidad, además se hacen desde una posición de poder, al cual se le saca el máximo partido. Ese fue el caso del solar de la calle Capataz, junto a la casa señorial de la Alameda, de los terrenos pertenecientes al común de los vecinos en 1917 o  al antiguo ejido en la Calera en 1932. En ambos los protagonistas fueron Antonio y José Vela (padre e hijo) y el resultado fue contrario al de Cantalejo. Otro caso paradigmático es la oposición del mismo José Vela Morales a que Mergelina siguiera excavando en 1924 los dólmenes junto al Tajo de las Figuras, con el argumento de que si había un tesoro debería ser para el  propietario. La dinamita que utilizó para descubrir el supuesto tesoro dejó huellas para siempre. Por cierto, estos mismos dólmenes están hoy en el centro de la polémica sobre la concesión hecha por la Junta Andalucía a la empresa Wakana Lake Camps por 50 años. 



Pero estas apropiaciones indebidas aprovechando el contexto  de dependencia política, económica y cultural que se iniciaron en el siglo XIX con el nacimiento del pueblo han continuado sin solución de continuidad hasta la actualidad. Son numerosos los casos de terreno urbano público que ha sido usurpado a la comunidad por particulares. Me cuentan que los grandes propietarios tenían institucionalizado el mecanismo. Se hacían con un solar urbano, abrían una ventana y registraban como su propiedad el colindante, que sabían que pertenecía al común de los vecinos. Pero este proceso de apropiación no sólo se da en el pueblo, también en el campo. Me parece que es una apropiación indebida que los bienes propios y comunes de la sierra, primero se convirtieran en suertes y luego en grandes propiedades de latifundistas absentistas (los grandes propietarios locales adquirieron las suertes  y luego vendieron a gente de fuera estas grandes propiedades) que han bunkerizado la sierra, transformándola en un gran coto de venados y corzos. 



Me parece que no hay derecho a que no se pueda hacer senderismo por vías pecuarias que son de dominio público, que no se pueda visitar el Tajo de las Figuras o que el Monasterio del Cuervo como BIC que es no tenga reguladas las visitas mensuales. Es increible que hay benalupenses en Inglaterra, Alemania, Italia, Hispano América y no conozcan el Tajo de las Figuras o el Monasterio del Cuervo. En definitiva que no debería ser normal que el gran recurso natural y cultural que constituye la sierra solo lo puedan disfrutar unos pocos, en detrimento de unos muchos. Definitivamente Sebastián González tiene razón: "La corrupción ha existido siempre".



Pero la enseñanza que nos deja el post del sábado sobre el affaire Cantalejo es que fue la presión popular la que consiguió que la fuente de los muertos o de Cristobilla sea hoy de dominio público. Fue la movilización y la denuncia pública la que ha permitido que tanta gente coja y haya tomado el agua de ahí o pasemos las noches tan agradables que los hemos hecho, hacemos y haremos  en la terraza de Chori pub al socaire de la fuente. 



Es lo de siempre, la política la haces o te la hacen y como decía Machado: Cuídate de quien te dice 'no te metas en política', porque eso es que quiere hacer la política sin ti". Así que pienso que si siempre ha habido corrupción, también siempre el pueblo que la ha sufrido tiene parte de culpa, sino se enfrenta a ella y la combate. Esto es tan viejo como el hambre, en un clima de fatalismo, pasividad, nihilismo, "siempre ha habido pobres y ricos", apatía, catetismo, incultura, "esta vida es un valle de lágrimas", conformismo... unos pocos se apropian de lo que pertenece a unos muchos. Por supuesto que eso es corrupción. Masoquismo es permanecer inmóvil ante ella.

0 comentarios: