headerphoto

Los años del hambre

Desde 1939 a 1950 transcurre el periodo conocido como la autarquía. Se define esta como  una política económica que tiene como objetivo alcanzar el mayor grado de autoabastecimiento y autosuficiencia sin depender del exterior, prescindiendo de artículos importados susceptibles de ser producidos en España. Para conseguirlo se estableció una fuerte intervención del Estado en la economía, constituyendo la segunda característica de la autarquía. Su programa de política económica era nacionalista y estatal intentando fomentar un rápido desarrollo dentro de una estructura de propiedad privada, pero bajo un fuerte control del Estado y hasta cierto punto, de propiedad pública. Pero la gran característica de este periodo y como tal ha ha quedado en el imaginario colectivo de la gente es  la escasez de alimentos, las penurias y las miserias que tuvieron que soportar los españoles. La década de los cuarenta en España ha sido una de las épocas de más pobreza y miseria de su historia.
Durante todo el periodo autárquico la escasez y la miseria acompañaron a una gran parte de la población española; pero los años del 46 al 49, fueron especialmente duros; son los popularmente conocidos como los años del hambre. De estos años del hambre, de las penurias que pasaba la población, de como hubo gente que hasta se moría de hambre es de lo que hablan en este audio Juan Pinto y Juan Moreno. También de sus causas y consecuencias. Juan Moreno le dice a Mintz que la causa de esta miseria es "Debido a la guerra, la escasez de comestibles" e insiste mucho en que el problema no era el dinero o el trabajo, sino que no había productos que adquirir, la gente no encontraba alimentos que comprar. Además del  estado catastrófico de la economía española después de la guerra civil en el apartado de las causas hay que añadir el aislamiento internacional producido por la misma guerra y el posicionamiento inicial en la Guerra Mundial con Italia y Alemania y la apuesta política del régimen por una economía fascista, siguiendo el modelo de Alemania o Italia; fundamentos ideológicos como el hipernacionalismo, la recuperación del imperio español, la intervención total y paternalista del estado se hicieron evidentes. La causa principal del colapso económico que sufrió España hay que buscarla en ese intento de autoabastecimiento. También es cierto que influyeron las adversas condiciones climáticas - "la pertinaz sequía", causas a las que acudió el régimen para explicar la situación, pero no como elemento principal. Otra aspecto a destacar es la no incorporación de España al programa de recuperación económica que siguió Europa Occidental; el Plan Marshall, motivado por  su sistema de gobierno dictatorial. 



Debido a la escasez de productos y al intento del estado de controlar la economía su intervencionismo alcanzó tal nivel que todo el comercio quedaba en sus manos y los precios intervenidos. Ante este racionamiento y control ejemplificados en las cartillas de racionamiento apareció el estraperlo y el contrabando (los dos son prácticas comerciales no legales, pero el segundo está relacionado con fronteras) fenómenos que aparecen en el audio de Juan Pinto. A través del estraperlo o del contrabando llegaron a las familias  el café, el trigo, el tabaco, el aceite, etc que no podían adquirir en las tiendas autorizadas. Ni que decir tiene que ello implicaba una gran injusticia social para los menos favorecidos. Pero este mercado negro propiciaba grandes beneficios creando una clase media afecta al régimen que ingresaba sus beneficios en los bancos, los otros grandes beneficiados. Por supuesto, los grandes perjudicados fueron las clases populares, que además asistían a la corrupción generalizada en la que se desarrollaban estas prácticas en un clima de miedo y represión, como también aparece en los audios. Los que habían ganado la guerra se lucraron con estas prácticas ilegales, conocedores de que el peso de la ley no caería sobre ellos, al contrario que pasaba con los que la habían perdido



Reproduzco los audios: 
Juan Pinto.- En 1940 hubo un hambre terrible. No había nada para comer. No había pan, aceite ni tocino. Fue increíble. Mucha gente murió de hambre. Un individuo que se llamaba Cortabarra murió de una pechá de acebuchinas. Fue la peor época que han conocido los españoles. El hambre que hubo fue una cosa mala. Yo acostumbraba a ir a Algeciras con pan de higo, de higos aplastados. Estaba a siete u ocho leguas de distancia, y fui andando para traerme cuatro cosillas para vender aquí. Y por todo el camino “esmayado”.Una cosa mala. Un día, a las 2 de las tarde, nadie había desayunado todavía en mi familia. Entonces llegó un hortelano trayendo dos o tres coles, colimachos que le dicen, muy negros. Consiguió dos o tres pesetas por ellas. Mi hijos las agarraron como si fueran regalos. “Mirad”, dije a mis hijos, me voy a los molinos”. En esa época, mucha gente solía venir con contrabando al molino de Benalup a moler su trigo. No podían venderlo, porque la guardia estaba vigilando a los panaderos para multarlos. Algunos de ellos vendían pan ilegalmente. Si no lo hubieran hecho, también habrían muerto de hambre. Una tarde llegué al molino, y me encontré a varios esperando allí a moler su trigo. Dije: “Más vale  que me vendáis un par de kilos de harina, porque las cosas están muy mal”. Entonces me vendieron dos kilos. Esa noche, por lo menos, comimos una “espolea”. Es lo más grande que yo he conocido. En la vida, como esa nunca.
J.M.- ¿Cuánto valía un kilo de pan cuando era joven?
J.P.- Tres gordas
J.M.- ¿Y en el año cuarenta?
J.P.- 10 o 12 pesetas, pero es que tampoco lo vendían. Porque la guardia civil estaba al pie de los panaderos. Para multarlos, porque tampoco lo había. Alguno lo vendía pero de tapado.

Juan Moreno.- Aquí  hubo una época que había mucha hambre en el año 41. Ni yo mismo encontraba con dinero para comer. En aquella fecha se pedía mucha limosna, no porque no había dinero sino porque no había nada de comprar, porque no había. Ni pan, ni aceite ni nada
J.M.- ¿cuántas comidas en aquella fecha?
Juan Moreno.-  Una y si acaso. Y por la noche cualquier cosa, dos plátanos, sin pan. O comprar higos pasados, de comer poco
J.M.- ¿Por qué pasó?
Juan Moreno.- Debido a la guerra, la escasez de comestibles
J.M.- Y hubo miedo aquí?
Juan Moreno.- Si había miedo. Aquí se han muerto muchos de hambre, hinchados. No comían y se hinchaban y se morían
J.M.- ¿Cuántos?
Juan Moreno.- Dos , no recuerdo los nombres
J.M.- ¿Tenían hijos?
Juan Moreno.- Si tenían hijos, pero como los hijos tampoco tenía porque no había
J.M. ¿Cuántos meses  estuvieron así?
Juan Moreno.- Al menos seis meses
J.M.- ¿Había trabajo?
Juan Moreno.- Había trabajo y dinero pero nada que comprar

losañosdelhambrejuanmoreno.mp3

0 comentarios: