headerphoto

El bar de Pepe

Esta es otra fotografía que apareció en la exposición Los bares de antes. La mayoría de los textos los hicimos entre mi amigo Pepe González y yo, en esta ocasión el texto que apareció en el catálogo era íntegro suyo.
El bar de Pepe pronto pasó a ser un lugar emblemático del pueblo, de permanencia para los lugareños y de recepción para los foráneos. Se convirtió también en un restaurante que ofrecía durante la semana menús a buen precio para los trabajadores y los domingos una interesante carta de la cocina típica de esta tierra.



Las diversas máquinas que observamos, de juegos o música, aportan ya cierto aire de modernidad. En la imagen reconocemos a Juan Buendía, Antonio Estudillo, Manuel de la Flor y, por detrás, a Esteban Gómez Mañez.


Como en todos los bares de aquella época, en esta fotografía tampoco aparece una sola mujer. Se debe a que por entonces el bar era todavía territorio exclusivo de los hombres. Incluso estaba muy mal visto que una mujer entrara en ellos.


0 comentarios: