headerphoto

Casas Viejas en 1906. Las calamidades. 1

Inicio hoy una serie de 7 artículos sobre el año 1906. El motivo no es ningún aniversario, se cumplen ahora 110 años de aquella época, solamente conocer el contexto económico, social, político y urbano de Casas Viejas a principio del siglo XX. Para ello me basaré en el censo de 1905, en un plano urbano realizado por el ejército español en octubre de 1906 realizado por el topógrafo auxiliar Federico González y por una serie de cartas del archivo municipal de Medina Sidonia del citado año. 




Si hay un elemento que caracterice la situación económica y social de Casas Viejas a principio de siglo ese son las denominadas calamidades. Presento tres documentos que las definen perfectamente. Unas veces la causa inmediata es la sequía, otras veces son las lluvias, pero las causas profundas están relacionadas con el problema agrario y la estructura de la propiedad de la tierra.



En los dos escritos primeros, el alcalde pedáneo Antonio del Río (sopaca, que había nacido en Jubrique, Málaga) comunica al alcalde de Medina la petición de socorros por los jornaleros ante la situación de penuria y miseria por la que atraviesan. Es interesante fijarse en el poco poder del alcalde pedáneo y como fundamenta estos socorros como remedio ante posibles conflictos sociales “autorizándome los socorros en evitasiones de cualquier incidente”. Matizar que como en el resto de la serie he preferido transcribir los documentos tal cual, incluidas las faltas de ortografía, porque reflejan así mejor la situación de la época.



“En esta fecha se han presentado en comisión unos cuantos jornaleros en demanda de trabajo o socorros, alegando que con motivo de la sequía no tienen donde ir a trabajar y que sus familias y ellos están la mayor miseria. Contesté que nada podría hacer en su ayuda pero que lo pondría en conocimiento de V.S. para su evaluación.
Dios guarde a VS muchos años. Casas Viejas 1 de mayo de 1906. Antonio del Río.
“Con motibo de la llubia y la escases de trabajo en el campo ase días los jornaleros de esta bienen pidiendo socorro: hasta oy e podido solucionarlos, pero ya hay un numero mayor y contándome la anbre por la que atraviesan he ofrecido partipar a V.S a fin de que resuelva favorablemente autorizándome los socorros en evitasiones de cualquier incidente. Esto solo podrá demorarse dos o tres días. Dios Guarde a VS muchos años. Casas Viejas 14 de mayo de 1906. Antonio del Río".



En el tercer escrito aparece un acta capitular del Ayuntamiento de Medina donde se da cuenta como este organiza una suscripción ante los grandes contribuyentes para hacer cargo de los gastos que ocasiona afrontar estas situaciones de miseria de los jornaleros. Aparece claramente el papel de los grandes propietarios como garantes del orden y el sistema social imperante. 
"La presidencia expuso: que los obreros faltos de trabajo habían solicitado los socorros de costumbre y que por no contar con los elementos necesarios convocó a los Señores contribuyentes para celebrar una Junta que verificó en la noche del diez y seis de Mayo del corriente año, acordándose en ella abrir una inscripción que se inició en el acto contribuyendo todos los asistentes, y que ampliada por otros que no concurrieron, produjo en totalidad tres mil ocho pesetas veinte y cinco céntimos. Y que de la expresada suma se han invertido en socorrer a los jornaleros un trabajo los días diez y siete al treinta y uno, ambos inclusive del citado mes de mayo, tres mil una peseta setenta y cinco céntimos; y el sobrante de seis peseta cincuenta céntimos se entregó como gratificación al recaudador del importe de la suscrición Don José Amador Moreno. El Ayuntamiento acordó quedar enterado".

0 comentarios: