XXV ANIVERSARIO DE LA SEGREGACIÓN DE BENALUP-CASAS VIEJAS.Precedentes. La Edad Media. 1

Privilegio de Alfonso X donando la Alcarria de Benalup. 9 de septiembre de 1271
La historia va dejando huellas por todos los lugares que pasa, la de nuestro pueblo también, por ejemplo en su denominación. Benalup-Casas Viejas expresa en su nombre todo su devenir histórico y todas sus luchas y contradicciones. Como se sabe el nombre de Casas Viejas fue sustituido por el de Benalup en las dos dictaduras, la de Primo y Franco. En 1998 a modo de consenso se le puso el actual Benalup-Casas Viejas. Pero Benalup estaba en un lugar y Casas Viejas en otro, a más de un kilómetro de distancia. El nombre de Benalup se relaciona con la torre que construyeron los musulmanes en el siglo XII y Casas Viejas, como veremos más adelante en esta serie, aparece en las fuentes escritas en 1555, a más de un kilómetro. 

Dejando claro que durante la prehistoria, el Tajo de las Figuras y el resto de rico patrimonio arqueológico es prueba de ello, y en la Edad Antigua esta zona estuvo intensamente poblada, los antecedentes como población hay que buscarlos en la Edad Media. La batalla de la Janda, ocurrida en nuestras proximidades significa el final del mundo antiguo y la llegada del medieval. El precedente hay que buscarlo en la "alqueria" árabe de Benalup, un lugar que actuaría como asentamiento agrícola y ganadero compartiendo sus funciones con las de vigilancia y defensa. En 1212 se produce la batalla de las Navas de Tolosa que abre la conquista y la repoblación de Andalucía Occidental a los reinos cristianos.  Así pues, durante el reinado del Rey Sabio (1252-1284) esta zona es simultáneamente de conquista, de repoblación y de frontera, lo que impone un acentuado carácter militar y una organización para la guerra. En esas circunstancias se entiende que asistamos a la primera fase de la consolidación del latifundio ya que las tres características relatadas hicieron que los monarcas repartieran las tierras entre los nobles que los acompañaban en sus campañas militares. Esta presencia del latifundio que se consolidará en el siglo XVI, XIX y década de los sesenta es una de las señas de identidad de esta zona y ayuda a explicar en parte su devenir histórico. 
Documento de venta a Pedro González, en nombre de la catedral de Sevilla, de la alcaría de Benalup. 10 de octubre de 1422



Esta zona, igual que la de Medina Sidonia fue conquistada para Castilla en 1264 por Alfonso X el Sabio, después que viera como la conquista que hizo antes su padre, Fernando III el Santo no había servido de momento para nada pues los musulmanes recuperaron en un principio su dominio. La zona tenía como eje la alquería musulmana llamada Benalup. En la baja Edad Media, bajo dominio cristiana la torre de Benalup va a sufrir una serie de vicisitudes que nos pueden servir como precedente y ejemplo constante de las relaciones entre Benalup y Medina durante toda su historia. Para estudiarlas nos sirven los cuatro pergaminos miniados que ya hemos citado muchas veces en este blog. Cuando Alfonso XIII conquista estas tierra las dona siete años después de conquistada a la iglesia de Cádiz. Es el primer privilegio rodado, otorgado en la corte de Murcia el día 9 de septiembre de 1271.  Los expertos ven en esta maniobra un intento de contrarrestar el pujante poder y la gran extensión del término de Medina Sidonia. Pero como luego le iba a pasar a la misma Medina, Benalup quedaba muy lejos de Cádiz y el interés de la iglesia gaditana por esta tierras era escaso. 

Privilegio rodado otorgado por Juan II, del 12 de abril de 1434, confirmando los títulos de propiedad 
de D. Pedro González sobre el castillo de Benalup


En esta circunstancia buscan comprador y venden estas tierras a D. Pedro González, tesorero y canónigo de la catedral de Sevilla el 10 de octubre de  1422 que actúa en nombre de ella. Se trata del segundo pergamino miniado. Pero cuando el sevillano toma posesión de sus propiedades y quiere cobrar rentas e impuestos a los moradores de esta zona se encuentra con la oposición de los colonos. Posiblemente ambas partes, los campesinos y Don Pedro González acudieron al rey en petición de justicia. El segundo solicitando su derecho a cobrar las rentas de los que ocupaban sus tierras y los campesinos a no pagar por explotar unas tierras que llevaban mucho tiempo hacerlo. En este contexto aparece el tercer pergamino. Se trata de un hermoso privilegio rodado de Juan II confirmando a Pedro González de Medina la validez de la donación efectuada por Alfonso X de la alquería de Benalup de la Iglesia de Cádiz. En el fondo significaba que Juan II le daba la razón al tesorero de la catedral de Sevilla, inclinando la balanza hacía él en su pulso con los campesinos de Benalup. Pero aunque oficialmente el rey le dio la razón, el problema no se solucionó porque los colonos seguirían reclamando su derecho a explotar las tierras sin pagar la renta. Ante esa incómoda situación D. Pedro González opta por venderle la alquería de Benalup a Medina cinco años más tarde.



Estos cuatro pergaminos nos indican que los conflictos entre los pobladores de esta zona vienen de muy lejos, que los intereses entre los que poblaban el Castillo de Benalup de forma dispersa  y la oligarquía asidonense era distinta. Que Medina o Benalup, según se mire, y luego Casas Viejas siempre han estado muy lejos una de otra. Pero ya sabemos que la historia es muy subjetiva y que los historiadores tenemos el defecto de forzar  las fuentes históricas para que digan lo que le interesa a nuestra tesis  general. Así a mediados de los ochenta los historiadores Laureano Rodríguez y Ana María Anasagasti que investigaba en el archivo histórico municipal de Medina publican un artículo en el Diario de Cádiz. 



Tras un previo análisis inicial de los cuatro pergaminos concluyen lo siguiente: “Hoy la realidad es bien distinta, aunque en una cosa se coincide con lo ocurrido en el siglo XV: el interés de los de Medina en defender su término. Ayer fue el concejo de Medina el que logró mediante compra, eliminar un poder ajeno instalado en su término que intentaba marcar diferencias entre los pobladores asentados en Medina y los que había venido asentándose en Benalup a lo largo de los siglos XIV y XV, considerada Benalup como un área de expansión y poblamiento por Medina Sidonia. Así en los repartimientos efectuados en 1346 y 1379 bajo los señoríos de doña Leonor de Guzmán y del infante Don Enrique se reparten un total de 1.919,48 hectáreas en 59 suertes todas ellas localizadas en torno al actual emplazamiento de Benalup. Hoy entendemos que Benalup tiene una entidad que antaño no tuvo y que en base a ello quiera constituirse en municipio independiente. Lo que no entendemos es la forma en que esta segregación pretende hacerse”


No quiero disculpar la parcialidad en el asunto de ambos historiadores pero ellos trabajaban en Medina y a mitad de los ochenta las espadas por el término entre Benalup y Medina estaban en todo lo alto, hasta tal punto que la visceralidad era la nota dominante. La lucha, como tendremos ocasión de comprobar reiteradamente, no era la independencia, sino el término. Terminan el artículo explicándolo:”Como se sabe, el actual Ayuntamiento de Medina Sidonia, única institución legitimada para llegar a cabo la citada segregación, está compuesto por concejales procedentes de ambos núcleos de población. Desde las últimas elecciones municipales, los concejales procedentes de Benalup constituyen una fuerza numérica que no guarda proporción con el número de habitantes de cada una de los núcleos. Valiéndose de esta representación, temen los de Medina que el actual ayuntamiento aprueba la segregación el consiguiente partición del término de forma claramente favorable a los intereses de Benalup en detrimento de los de Medina… ¿Qué va a ocurrir? ¿Se impondrá la cordura entre ambos contendientes? Nosotros desde estas páginas así lo deseamos”. 



En efecto 1979 y en 1983 hubo mayoría de concejales benalupenses en el Ayuntamiento de Medina y en 1987 la CUB (candidatura unitaria benalupense) fue la lista más votada. Sin embargo, el conflicto estaba enquistado y tenía tanta profundidad política que el término otorgado para Benalup no lo iba a resolver el Ayuntamiento, sino instituciones superiores; la Diputación y la ejecutiva provincial del PSOE que era el partido hegemónico en la provincia de Cádiz. En pleno proceso de formación del sistema de partidos en la Janda, la segregación de Benalup se convirtió en un elemento clave. El punto de inflexión de todo este proceso fue el pleno de agosto de 1985. Previo a ese acontecimiento fue este artículo que pretendía dar argumentos históricos al potente grupo político que se estaba montando en Medina. Después del citado pleno los acontecimientos viraron, y el PSOE gaditano coordinó el proceso. Benalup consiguió la ansiada segregación o independencia y los asidonenses conservaron la mayor parte del término. La primera pregunta ¿”Que va a ocurrir”? parece resuelta. La segunda: “¿Se impondrá la cordura entre ambos contendientes?” Visto 25 años después parece que también, aunque la sensación de ganadores o perdedores depende del color por el que se mire. Esta serie sobre los precedentes históricos de la consecución de la segregación, que ahora celebramos ¿? 25 años pretende aportar algunas luces y ayudar a entender el proceso y su resultado. Hoy he pretendido remontándome a la Edad Media dos de las características de la zona que van a marcar su historia y por tanto también el proceso de Segregación; la dependencia económica que generaba el latifundio y la sumisión política de estos pobladores hacía Medina. Ambas siempre fueron fuente de problemas.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV