Antonio Muñoz Molina sobre Casas Viejas

En Babelia, suplemento cultural del País, Antonio Muñoz Molina escribió un artículo sobre Casas Viejas a propósito de la reedición que ha hecho libros del Asteroide sobre el Viaje a la Aldea del Crimen de Ramón J. Sender. Tengo que empezar escribiendo que lleva ya muchos años siendo Antonio Muñoz Molina uno de los novelistas que más me gusta de la narrativa española. Por ser de Andalucía Oriental, por estar tan vinculado a Granada, por decir lo que y como lo dice... siento esa especial predilección que uno experimenta a personas, pese a no conocerlas personalmente, las consideras como una de las suyas.

El artículo tiene tres partes claramente diferenciadas. En la primera habla Antonio Muñoz Molina sobre los sucesos utilizando los diarios de Azaña y la campaña que la derecha organizó en contra de este aprovechándolos. Es la introducción o el planteamiento. Estamos en época, ¿no lo hemos estado alguna vez?, revisionista y está muy de moda defender a Azaña de todo lo que la rancia derecha de toda la vida, injusta y falsamente le adjudico en torno a los hechos del 11 y 12 de enero del 33. Me gusta que, al contrario de otros revisionistas, no meta en el mismo saco a la oposición de izquierdas y derechas a los republicanos y a los socialistas. 



El desarrollo o nudo del artículo se lo dedica al libro reeditado de Sender, prologado por Antonio G. Maldonado. Empieza equivocándose Muñoz Molina al considerar el diario La Libertad como anarquista.  Para que Muñoz Molina pudiera entender lo que era ese periódico debería saber que la burguesía también tenía su extrema izquierda. Luego entra de lleno en el libro y lo analiza como una gran obra literaria. "Es magnífica Literatura, alimentada por la realidad de lo que Sender si vio". Para mí es la parte más lograda del artículo pues habla de literatura, materia de la que Muñoz Molina es especialista. 



Los reproches los deja para la conclusión. Y aquí ya no es Muñoz Molina el novelista el que escribe, sino que es el personaje que opina sobre la cosa pública. Molina le hace a Sender y a su libro dos grandes reproches. Uno, el aragonés se ha olvidado del capitán Rojas, el verdadero culpable de la tragedia. Dos, Sender y este libro contribuyeron "a la debilidad y al descrédito del nuevo régimen, y por lo tanto a los intereses de sus enemigos". Como dice José Luis Gutiérrez Molina: "En fin, la campaña pro Azaña continúa con la misma línea de los que, ahora, se escandalizan de que se le recuerde al PSOE la cal del Gal"



Yo estoy de acuerdo con Muñoz Molina en que Azaña tenía buenas intenciones políticas para España. "fundar un Estado democrático, secular y moderno, un sistema de educación pública, un modelo de economía y justicia social que empezara a remediar siglos de miseria, sobre todo en el campo", pero lo que no me parece oportuno es abordar la matanza de Casas Viejas solo desde el punto de vista del de Alcalá de Henares. La matanza también fueron los 28 muertos y el olvido, la represión y la tergiversación posterior que sufrieron los casaviejeños. "Las licencias literarias" y el esquema preestablecido del que acusa a Sender son las mismas que utiliza Muñoz Molina para abordar un tema del que solo conoce la vertiente política y nacional. Me explico, el ubetense tiene el esquema preconcebido de que los sucesos y la responsabilidad sobre ellos que recayó sobre Azaña fueron los culpables de que no se aplicará el regeneracionismo de izquierdas, la modernización económica y social que requería España. Prueba de ello es que deja para el final del artículo una frase demoledora: "El mismo Sender dice de pasada que un latifundio enorme junto a Casas Viejas va a ser expropiado en aplicación de la Ley de Reforma Agraria. Pero el Gobierno republicano y socialista de Azaña cayó unos meses después, con gran alborozo de la extrema derecha y la extrema izquierda, y la reforma agraria quedó cancelada una vez más". Y lo cierto es que aquí se cae con todo el equipo, pues el párrafo falta a la verdad. El latifundio al que se refiere, Malcocinado, que había sido del Marques de Negrón, pero que en esa época pertenecía al estado, se convierte en Comunidad de Campesinos el abril de 1934, en pleno bienio conservador. Comunidad de Campesinos que lo va a seguir siendo hasta 1949 que los colonos decidieron dividir las tierras. Malcocinado fue el único proyecto de Reforma Agraria que con la Guerra Civil no volvió a manos de su propietario, pues este era el estado. Y Franco, que era el estado, no sabía lo que hacer con él. Hoy en día, aquella Comunidad de campesinos es una próspera población fundada a raíz de un proyecto de reforma agraria en el 34, comandado por el socialista Suárez Orellana.



En definitiva, que creo que las cosas dependen del cristal por el que se miren, que son más complejas, que los detalles y matices la hacen poliédricas  y que los modelos previos y preestablecidos no son buenos. No obstante, como me parece que el fallo que ha cometido Muñoz Molina proviene de que el tampoco conoce Casas Viejas, si por estas cosas de la globalidad que aporta internet, llegara a él mi opinión sobre su artículo de Babelia, aprovecho la ocasión para invitarlo a que venga, le enseño el ECCV que es un lujo, visitamos Malcocinado y el monolito a los cuarenta colonos y le invito a unas cañas. Aunque aquí no hay tapas gratis como en Jaen o Granada. Pero si viene con Elvira también pago la comida.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV