25 ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA. Colaboraciones. Manuel Montiano Ruiz. 3

Celebrar un cuarto de siglo de la independencia de mi pueblo justo el año que cumplo medio siglo no deja de tener su importancia. Lo primero significa que ya Benalup Casas Viejas está dejando atrás su primera juventud y ya es hora de que siente cabeza y reflexione de verdad sobre lo que quiere ser en el futuro. Lo segundo es que si después de 50 años sigo viviendo aquí a pesar de todas las dificultades que tiene vivir tan alejado de todo, eso seguramente significa que mi vida está íntimamente ligada a este pueblo.


Este pueblo tiene algo especial que hace que hagas cosas por él que se saltan los más elementales principios de la lógica. Tengan en cuenta que en varias ocasiones me marché a vivir fuera, por estudios, por trabajo y hasta por motivos de salud. Pero al final siempre volví y aquí me tienen arraigado a mi tierra en la vega del Barbate, a mi gente y hasta el mismo meollo del poder político como concejal del ayuntamiento.


Yo quiero ilustrar la conmemoración de este aniversario con una historia personal, que como todas,  te marca, y esta desde el mismo comienzo de mi vida.


Haber nacido en una pedanía lo llevo impreso en el carné de identidad, y no porque aparezca que nací en Benalup de Sidonia, que va. En mi carné pone que nací en Benalup Casas Viejas, la historia es otra bien distinta y que tiene más que ver con la marginalidad, el dasapego y la lejanía que suponía en aquellas fechas, hablo de mediados de los sesenta del siglo pasado, nacer y vivir en Benalup.


Cuando yo nací, el 24 de julio de 1966 en vísperas de la feria de Santiago y Santa Ana, mis padres me tenían que apuntar en el Registro Civil de Medina Sidonia. En pleno verano, en la época de más trabajo y con los coches y las carreteras de aquella época, mi padrino que era entonces un chaval, se ofreció a cumplir dicho trámite para alivio de mis padres, pero con tan mala cabeza que se le olvidó. Corría ya finales de agosto cuando mi padre le preguntó a mi padrino y viendo que yo, con un mes de vida ya, no estaba todavía registrado, acudió a tiro hecho para cumplir con el trámite burocrático. Y que entiendo que en aquella época ir a Medina no sería como ahora.


Pues cuál sería la sorpresa de mi padre cuando el registrador le comunicó que dado el retraso tendría que pagar una multa. ¿Una multa? Seguro que se preguntó mi papaito. Y que como él era avispado y tenía los reflejos de quién se ha criado con dificultades, pues, no me preguntes cómo, convenció al funcionario para que me apuntara el 20 de agosto. Y es así que habiendo nacido el 24 de julio, y ojo! Habiendo sido bautizado el 28 del mismo mes, en mi carné de identidad aparece mi fecha de nacimiento el 20 de agosto de 1966.


Esa es la primera huella que dejó en mi vida haber nacido sin pueblo.

Comentarios

MANOLO MONTIANO ha dicho que…
Me ha encantado el reportaje fotográfico que has acompañado a mi aportación. Gracias y a mandar

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV