Se hace saber...

Los niños llorones 1966
“No es digno eludir las batallas necesarias”. Esa era la frase con una amiga mía afrontó una aventura personal hace mucho tiempo y ese mismo espíritu es el que yo me apliqué cuando la alcaldesa en nombre del patronato del carnaval me llamó proponiéndome que fuera el pregonero del carnaval 2016. Sabía que la propuesta había partido del mundo carnavalero y no pude negarme. Gracias, entre otros, a Diego el Carbonero, a Paco el de la Cueva, al Tirillas, al Calero, a Cabrales… pero que sepáis que a los amigos no se les mete en este gran lío. ¿O sí? Ya veremos.

Tomada la decisión le tocaba el turno al cómo y al qué. Todos los que me conocen saben que soy de “Grana” y “malafollá”. Mis chistes son famosos entre todos los alumnos que han tenido la suerte o la desgracia por pasar por mis aulas, evidentemente por lo malos, pero sobre todo por el poco arte que tiene uno para estas cosas.
Pero la solución estaba cerca, donde siempre, en la calle… en los amigos. Ellos siempre son como los sujetadores que te sostienen en los momentos difíciles. Por el sur siempre nos hemos apoyado unos a otros, ya sea en un velatorio, en un bautizo, en una matanza o… en un pregón de carnaval. Quiero creer que esto es un acto de solidaridad, más que de caridad…. Aunque tengo mis dudas. 
Los Indios 1961



Así, van a subir hoy conmigo al escenario, mientras que escribo esto no sé donde tendrá lugar el pregón pues está lloviendo a mares, miembros de la familia Lago, de los Ríos, el cuarteto juvenil de Paco el de la Cueva, Jesús Mañez, Manolín Márquez y el Landa para cantar algunos de los estribillos, cuplets o pasodobles más emblemáticos de la historia del carnaval del pueblo. Además la gente de la peña vamos a callar… y algunos compañeros míos del IES van a terminar el acto con otro estribillo significativo, pero en este caso andaluz. La gente de amigos de Mintz me han ayudado a montar el acto y darle esqueleto. Ni que decir tiene que a todos mi eterno agradecimiento.



Sobre el qué, el contenido del pregón es lo que menos dudas y problemas me ha creado. El mundo de las coplas, de los repertorios, de las letras… no está pasando por buenos momentos en Benalup-Casas Viejas. Ayer estuve en la primera función del teatro, casi completa, pero la segunda sesión acudió poca gente. Sólo hay tres agrupaciones, dos comparsas y un cuarteto. Las dificultades que tienen los grupos cada vez son mayores. Yo sé que resulta odioso pero si eso lo comparamos con la salud de la que goza la cabalgata también lo es espeluznante. Más de 1000 personas participan este año y el presupuesto debe contener cifras que quitan la respiración. Por supuesto que no tengo nada en contra de la cabalgata, y me consta que lo grupos carnavaleros benalupenses, que son los primeros en participar en ella, tampoco, pero contrasta la situación de ambas manifestaciones del carnaval. A lo mejor el problema solo está en que en los tiempos en que vivimos un mundo resulta difícil, requiere mucho esfuerzo y compromiso y otro resulta más atractivo por lo fácil y accesible que se presenta, necesitando sólo dinero. 



Estoy totalmente convencido que carnaval es todo y que como dice “El Gómez” carnaval es lo que nosotros queremos que sea. Carnaval es el disfraz, el baile, la cabalgata, las modistas que hacen las ropas, los niños que salen en el pasacalles… pero también el teatro, la calle y las coplas que se cantan en ellos. Y ese mundo que siempre ha sido característico de este pueblo, que lo ha diferenciado con otros menos murgueros como los pueblos vecinos de Vejer, Medina y Alcalá, ese orbe que goza de libertad en los periodos que la historia nos la posibilita y que es reprimido, censurado o simplemente eliminado en las épocas totalitarias, ese carnaval que ya lo había aquí desde el siglo XIX y ha sido la manifestación de la cultura popular por antonomasia de las clases más populares y desfavorecidas… ese carnaval está atravesando dificultades. 



Hubo otros años que solo salieron dos agrupaciones, seguro que en años próximos la cosa mejora. Esto va por rachas. Es posible que la solución esté en como les dijo ayer en el teatro a los carnavaleros clásicos del pueblo (citó a Pepino, Calero, Manolín Márquez…)”ElTirillas” que el año que vienen se animen y salgan. También es posible que haya que hacer campañas y otras actividades entre la juventud y otros sectores para que vuelva a recuperar el esplendor de antaño. Pero tengo claro dos cosas, que la culpa no la tiene nadie en concreto, que se trata de un proceso de globalización y que tenemos que ser conscientes que toda defensa y protección de lo nuestro pasa inevitablemente por el conocimiento, difusión y valoración de este patrimonio inmaterial tan nuestro. 
Los Volaos



Os dejo que voy a ponerme mi disfraz de niño llorón. Aquel coro murguero que este año cumple 50 años tenía como hilo conductor la denuncia de las malas circunstancias que atravesaban y la reivindicación de un mundo mejor. Nuestro carnaval está lleno de quejas contra el hecho de que no se sembraran las tierras adecuadamente, de los problemas que generaba el alcoholismo, que se persiguiera inquinamente sólo al furtivo, que trabajaran los niños desde temprana edad o que se dependiera políticamente de gente que estaba muy lejos del pueblo… por sólo escribir algunas reivindicaciones carnavaleras. . Me voy a la plaza el Pijo (¿?) Voy a reivindicar el carnaval de pueblo, pueblo y para ello me voy a basar en la historia del carnaval de Casas Viejas, en sus logros y en sus dificultades, haciéndole un humilde homenaje a cinco grandes carnavaleros de la historia de este pueblo. Manolo Lago, Angelín Guillén, Jesús Mañez, Paco Ríos y El Santo.  En la historia están las respuestas a los problemas actuales. Tendremos que seguir la estela y el consejo de nuestros viejos carnavaleros, porque está claro que el que no llora no mama o dicho de forma más "fisna": “No es digno eludir las batallas necesarias”.

Comentarios

Agustín Coca Pérez ha dicho que…
¡ Cuantas ganas de escucharte y estar ahí contigo! Feliz Carnaval!!!!!

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV