Se acabó el carnaval 2016... pero traerá cola.

En los Sanfermines cantan el pobre de mí, aquí pues nada, también lo cantamos porque ha llegado el fin. El carnaval es una fiesta estacional y esa es su grandeza y su miseria. Dura lo que dura dura y esa es la característica principal de la fiesta. Se supone que el carnaval es la fiesta, la libertad, el humor, el doble sentido, el romper el orden establecido.... y muchas más cosas. Y nos prepara para una fiesta de contricción, como es la Semana Santa, también de carácter nacional. Creo que este carnaval ha sido bueno, con sus luces y con sus sombras.




La cabalgata ha sido un lujo de participación, tanto de cantidad, como de calidad. Sólo ha habido tres agrupaciones y no se les ha escuchado como se merecen. Todos los eventos han salido bastante bien, los pasacalles de los colegios, la actuación del cuarteto allí, la fiesta infantil, el pregón y, sobre todo, el acto de homenaje a Ana Montes de Oca.  
La letra del pasodoble que le cantaron la comparsa de las mujeres (¡Cuánto las hemos echado de menos este año!) de Juanma Vera, es sublime:
Esto del carnaval es igualito al día a día Si ves puertas cerradas tú las abres y a vivir Por eso hoy permitan que le tenga cierta idolatría A mujeres que en su día nos dijeron “hasta aquí” Y entre esas luchadoras se encuentra Ana Tan rebelde por carnaval, con su arte y con “to” sus ganas Sin miedo se puso a cantar Tan valiente demostró que en la fiesta que ella quiere No importan hombres o mujeres si aquí se pone el corazón Puede ser que los años le pasen factura Pero da gusto verla cantar carnaval Que todavía recuerda aquellas locuras Su comparsa que era tan pura Porque sonaba a libertad Va mi homenaje a una mujer valiente En forma de copla con todo el cariño Y aplauso sincero de toda tu gente





La vitalidad de una persona mayor castigada por la enfermedad, las ganas de cantar y de vivir, la esencia de toda una estirpe de carnavaleros... se concentraron ayer en el polideportivo el Chorro dándonos una lección no sólo de lo que es carnaval sino lo que es la vida. Canto mucho y hablo poco, pero dijo: "que no se acabe el carnaval que es muy bonito". Me quito el sombrero. El pasodoble que le han preparado la comparsa de las mujeres, (que no hayan salido este año es uno de los principales elementos del debe del carnaval benalupense 2016) es una obra de arte. Tanto me ha parecido que lo he pedido para compartirlo con vosotros.




El coste de oportunidad es un principio de la teoría económica que sentencia que todo beneficio acarrea un perjuicio. El éxito de la cabalgata ha implicado que el baile de dizfraces del sábado pierda parte de su esencia, así como la fiesta en la calle del último fin de semana, la afluencia de público y agrupaciones ha menguado. La fiesta del viernes tradicional del IES también ha perdido parte de su pujanza, lo mismo que las actuaciones de los grupos entre semana. Son todos estos temas que tenemos que debatir, reflexionar y entre todos intentar mejorar. Antes de pasar a otro tema, me parece que la botella esta medio llena y que el balance del carnaval 2016 es positivo.



Personalmente ha sido uno de mis mejores carnavales. El reto del pregón lo he pasado satisfactoriamente. Lito (y mucha más gente, pero Andrés es para mi muy significativo y querido) me ha dado la alegría del día parándome en la calle y agradeciéndomelo. Pero más importante que eso han sido los ratos maravillosos que he pasado en la peña del Cádiz, en el Cafelito y sobre todo en lo de Cristo, con la gente de mi peña. En estos sitios cerrados, en los bares, con tu gente es como se descorcha la esencia de este frasco pequeño que es el carnaval. Por cierto, como broche final la comparsa de Medina ha dado un toque final inigualable. Dios que voces, Dios que letras. Viva el carnaval que une a los pueblos.



Cuestión aparte es lo que ocurrió en el carnaval de 1978. Escribió Mintz en Coplas de carnaval: "Los campesinos nunca habían perdido su coraje y ahora estaban recuperando su voz, después de cuarenta años de silencio. En el carnaval de 1978, una murga, Los Volaos, grabó una conversación entre Manuel Gallardo, un compositor e interpreté  de carnaval, y dos guardias civiles. El malintencionado Gallardo, bajo y delgado, era más conocido por el apodo de El Chispa  a causa de su rapidez de ingenio".



El sábado en la Alameda
estaba el Chispa cantando,
se le acercó la pareja
le dijo está molestando...

Enséñame los papeles
si está bien documentado.
Enséñame tú la tuya
no vaya a estar disfrazado...

Y el Guardia le decía
tú me conoces a mí
que llevo aquí siete años
y soy Guardia Civil.

El muchacho le decía
con un poquito de vista
yo llevo aquí 31
y a mí me llaman el Chispa.

En una entrevista del Canapé, “El Chispas” cuenta la anécdota de la siguiente forma: “… después de haber actuado en el Cine Román nos fuimos los de la agrupación al Resbalón. Estando allí llegó la Guardia Civil y nos echaron. Ya, fuera del bar, en la marquesina, proseguimos nuestras charlas, pero la Benemérita también nos echó de allí, diciéndonos que nos fuéramos a dormir. Ya, en la Alameda viene y nos piden la documentación. Y ahí fue cuando salté yo y le dije que la enseñase él, que como era Carnaval yo no sabía si era un guardia civil de verdad o iba disfrazado. En plena discusión el guardia civil (el cabo Borrego) dice que el alcalde es una mierda, cosa que yo aproveché para amenazarlo con decírselo al alcalde. Entonces ya se vio acorralado, viniéndose abajo y pidiéndome que no se lo contase al alcalde. Luego se fue dejándonos allí. Al día siguiente ya habíamos sacado una letra de lo ocurrido esa noche y se cantó.” Pepe González,  da fe de lo que se cuenta en el cuplé, ya que estaba presente cuando se acercó la pareja de la Guardia Civil indicándoles que se fueran a dormir y cómo el Chispas dio la cara. Según nos informa Pepe “Colmena” fue Jesús Mañez con "Los Volaos" quien pegó el pelotazo con una letra improvisada del incidente con la Guardia Civil y una  cosa importantísima dada las circunstancias de la transición fue el hecho de  que todos los carnavaleros de ese año salieron caja y bombo en ristre en manifestación por todo el pueblo protestando por la actitud del Cabo, entre ellos se mezclaron gente, no carnavalera,  que también los apoyaba, llegando hasta la misma puerta del cuartel y el slogan principal era: “que salga el cabo nos "sua" el na...” Nos parece necesario insistir en la trascendencia de este hecho para comprender la relación existente entre libertad política y carnaval, pues tres años atrás ese tipo de actos eran impensables. Además de que nos confirma la utilidad del carnaval como anuario para el estudio histórico de una época.


En el 2016 ha ocurrido un hecho de temática y sobre todo trascendencia parecida. 


Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV