headerphoto

Relatos de un para-aguas.

La comparsa Relatos de un para-aguas está dirigida por Diego el Carbonero y la letra y la música es de Miguel Angel Macías, más conocido como “el Landa”. En la letra también han colaborado Paco Sánchez Moya, Paco Puerto y Sito. Cuatro grandes núcleos temáticos aparecen en su repertorio (aparte de los dos excelentes pasodobles de Sito, que son harina de otro costal). El tipo, la política local, la historia del pueblo y el carnaval.




Empezaré por este último. Se observa claramente en las letras las dificultades que ha tenido la agrupación para sacar adelante la comparsa. No sólo por el hecho de que “El Landa” estuviera trabajando en Sevilla o la inexperiencia de una buena parte de sus componentes, sino también por innumerables obstáculos que han tenido que superar para salir a la calle. Así lo reconocen en los agradecimientos, con especial mención para sus familias y en las letras del pasodoble Empecé y el del cuplé “No veas los carnavales como han bajado en aficionados” donde Landa lanza sus dardos sobre carnavaleros benalupenses como Calero, Tirilla o Paco Puerto. Tradicionalmente Miguel en todas sus letras le dedica una especial importancia al microcosmos del carnaval del pueblo y este año no iba a ser menos. Así en el citado pasadoble relata las dificultades de la agrupación, a las que se une la crítica despiadada, fácil y anticonstructiva de lo que él llama “el derrotista”. 



Cuando habla del pueblo y de su historia es fácilmente detectable la influencia de su admirado “Santo”.  “¡Que bella loma para vivir/que bella luna para soñar” o “que bonita esta la vega cuando hay una escampa/que hasta el cielo le regala su sonrisa/un arco iris de colores que de un lado al otro va alegando a mi tierra con la brisa”. Son constantes las referencias a la historia del pueblo. A la desecación de la Laguna de la Janda, a la creación del pueblo en 1821 en la Loma de las Grullas o la torre de Benalup, pasando también por los sucesos como cuando piropea a la mujer casaviejeña y le “recuerda que en tus venas corre la sangre de María la Libertaria”. Sin ser la historia del pueblo el núcleo temático del repertorio, sus contenidos se integran de una forma muy natural, constituyendo la historia parte de su acervo cultural. Es uno de los aspectos que más me gusta de este relato. 



También me gusta bastante que Landa sea valiente, se implique y aborde sin miedos y complejos la política local. Lo deja muy claro con un verso demoledor de la presentación “La histórica Casas Viejas y el Benalup de Cabaña” o en el pasodoble Yo no sé, que tras halagar a la alcaldesa pontifica un deseo que firmaríamos la gran mayoría de los benalupenses: “Tres partidos hemos votado, tres ideas diferentes/ no pelearse entre vosotros y pelear por vuestra gente”. En el popurrit también hace varias alusiones políticas como “para que uno de sus hijos mandase en Diputación/ de Diputación al Congresos, del congreso a Benalup” o al termino innatural e injusto que se le adjudico tras la segregación de Medina Sidonia “fue la tierra de un cuervo que a su cuervo traicionó”. 



Pero de los cuatro ejes temáticos, va a ser el de tipo, el del paraguas contra la crisis el más importante y eje del repertorio. Así lo es en la presentación, en el popurrit y en el estribillo. En este último sentencia “abro este paraguas para protegerte del chaparrón”. En la presentación deja bien claro que “la crisis del ladrillo la causa del chaparrón” y ¡que hay que levantar cabeza y pelear por levantarse. Como alternativa a la crisis propone la sociedad del conocimiento, pues esta ha demostrado que el monocultivo de la construcción nos ha llevado a la crisis en la que nos encontramos. “Empieza a despertar empieza a prosperar/que solo tu echaras la llave a la maldita tempestad”. En definitiva me parece una gran comparsa, compuesta por una mezcla de viejos y nuevos carnavaleros, que con mucho esfuerzo e implicación han conseguido sacar hacia adelante su agrupación. Una comparsa que se quiere convertir en un freno o resguardo de la crisis, en un impulso para coger energías y solventar las dificultades por las que atravesamos. 



Son por tanto unas letras, donde domina la actualidad, los aspectos locales, la historia, la política, el carnaval del pueblo, de Benalup-Casas Viejas. Un perfecto reflejo de la situación económica, política y carnavalera por la que pasa el pueblo, dejando claro que ni pueden, ni deben, ni van a rendirse. De nuevo Landa y Carbonero dan una nueva lección sobre como en los tiempos difíciles es cuando más claro aparece la valía de las personas y como ante ello nunca hay que rendirse. Valentía, libertad, resistencia... son términos siempre asociados al carnaval. Y los que demuestran esas características... esos son... los imprescindibles. El año que viene más, por favor.



Un verso
Que sólo tu echaras la llave a la maldita tempestad

Dos versos
Hoy mediante mi relato solo quiero recordarte
Que hay que levantar cabeza y pelear por levantarse

Tres versos
Se hacen ricos palacios con la hambruna de su gente
El hombre ha sido y será un lobo para el hombre
Si la paz se hace con bombas no la hagas en mi nombre

Cuatro versos
La histórica Casas Viejas y el Benalup de Cabaña
Un pueblo cargado de obreros y grandes trabajadores
Eso lo saben en todos los rincones
Desde Algeciras hasta Marbella

Cinco versos
Donde dos ríos se juntan y al mar se van a morir
Donde las grullas que habitan de aquí no se quieren ir
Donde el moro nazarí su torre quiso construir
Donde el joven español en su esquina la olvidó
Donde un pueblo surgió un día y más tarde se vendió

Siete versos
Recuerdos de mi Alameda
Plaza del Pijo calle San Juan
Y esa calle arriba
Donde yo vivía desde chavalillo
Olee con oleee mi pueblo
Ole ole oleeee
La mare que a mi me ha pariooo

0 comentarios: