headerphoto

El carnaval como periódico del año. Carnaval recuperado 1978-1983.El prolífico año de 1979. 5


Si en 1978 solo salieron tres agrupaciones, en  1979 lo hicieron siete agrupaciones. Estamos en uno carnavales que más grupos participaron. Así actuaron en el segundo año del carnaval recuperado Ecos del Pueblo, Los Travoltas, Los Repupas, Los Dormilones, Triunfo Andaluz, Los Confiteros, Los Presidiarios. Ya vimos como Ecos del Pueblo y los Travoltas fueron la escisión de los Segaores de 1978.




Triunfo andaluz fue un grupo formado por mujeres. Dice Mintz en Coplas de Carnaval: “el compositor de Triunfo andaluz era un hombre: Pepe Colmena. Es cierto que las canciones eran menos picantes. Colmena añadió o eliminó lo que creía que era apropiado para una mujer... No hay casi nada sagrado para los autores de carnaval. Después del fin de la dictadura, las reformas de la nueva democracia fueron rápidamente recogidas en las populares modas que involucraban lo cómico y lo sexual. Cualquier paso equivocado, cualquier señal de diferenciarse en costumbres y conducta, relacionado con el creciente turismo o con cualquier otro factor, podía atribuirse a esta nueva democracia. Un pasodoble que se cantó en Benalup en 1979, un año después de que se aprobara la Constitución en las Cortes, empieza:

Tenemos democracia
y ya tenemos
en cualquier sitio vemos
hembras sin faldas.

(Triunfo andaluz, 1979)


Fue dirigida por Carmen Montes de Oca y la letra fue hecha por José Gómez, Pepe el Colmena. Cuenta el dueño del Dornillo que “Triunfo Andaluz” fue la primera comparsa femenina de la provincia.  Manolo Varo de Barbate (Filo Andaluz. Primer Premio en Cádiz) era asiduo a los carnavales benalupenses y como quiera que en su pueblo se celebraba un festival de agrupaciones de la provincia, invitó a participar en él a Los Travoltas ,Ecos del Pueblo y a las niñas. Acudieron y ocurrieron miles de anécdotas bastante graciosas. Al año siguiente Manolo Varo sacó en Barbate "Las Hijas del Sultán" que pegaron un pelotazo en Cádiz y provincia. 



Los confiteros cantaban  sus canciones con un espectacular movimiento, sobre todo, el de Paco Chaquetón, el más alto de todos ellos. Además de él aparecen Antonio Salcedo, José Domínguez, Benito Enrique, Antonio Barrera, Antonio Moreno, Antonio López, Sebastián Ortiz, Antonio Quijada, Pedro Montes de Oca, Enrique Casas, José Vargas y Azucena Casas como abanderada. La letra y la dirección de Antonio Casas, con sus tradicionales cuplets picantes y sus pasodobles llenos de crítica social, como este:

"No sé lo que esta pasando
con esta vida moderna
que están dejando en el campo
la mitad de las cosechas.
Parecen que están de acuerdo
el chico y el grande ya
para recogerlo en un día 
aunque pierdan la mitad.
Todo a base de maquinaría
y no reparan en nada
para los pobres obreros está la vida fatal.
No sé lo que habrá ocurrido
porque eso vale dinero
que la mitad los garbanzos
vayan en el suelo.
Y los obreros tres día
dándose las madrugadas
hoy no se puede coger
porque hay bronquea.
Entonces le comunican
no hay que levantarse más
porque dentro el almacén
los garbanzos están
señores to fue un engaño
se le puede llamar abusar
para que los pobres no fueran
ni siquiera a rebuscar.
Señores así está la vida
hoy en nuestra ciudad
solo con la marcha verde
un pueblo no puede aguantar"


De estos dice Pepe el Colmena. La referencia de lo que fueron los carnavales antiguos con "Los Confiteros" con los clásicos pitos adornados con cintas y en continuo movimiento, asi como la "salida" que daba el "maestro". Esta salida consistía en cantar la primera estrofa dando el tono en solitario para que luego se cantara al completo por todo el grupo.

En cuanto a Ecos del pueblo estaba escrita por Pepe Colmena y Ángel Guillén y dirigida por Francisco Orellana. Los componentes era José Mª Orellana, Alfonso Vela, Francisco Rodríguez, Francisco Gil, Antonio Paredes, Bernardo Sánchez, Manuel Coronil, Daniel García, Jose I. Barberán, Manuel Bargas, Francisco Guerrero, Raúl Flor y M. Jesús Flor. 
Estamos en años donde estallaron las ganas de crear nuevos eventos. Reaparece el carnaval, surge con fuerza el maratón de futbol sala, se renueva el proceso de la segregación o aparece el concurso nacional de flamenco. También se organizan eventos religiosos llamados a tener gran éxito, hasta tal punto que a lahermandad que la organiza junto a la del nazareno se le concedió la medalla de honor del Ayuntamiento en 2015. Por primera vez en 1978 se realizó en verano una romería a las Lagunetas. Angelín ve la celebración de forma crítica:
Romería
a la Virgen por dos veces
a lo Correro llevaron
no sabemos
los fines que perseguían 
ni si lo conseguirían
los que esto organizaron.
Pero voy a exponer mi opinión
aunque algunos piensen
que no llevo razón.
Respetamos
las fiestas tradicionales
con raíces populares.
Pero que las quieran implantar
en los tiempos que corren 
está fuera de lugar.
Opinamos
que se puede cantar y beber
en otra ocasión
sin buscar motivos 
porque es profanarla 
en la Religión.
Si al menos hubiera un santuario
se podría entender
como ocurre desde antaño
en el pueblo de Vejer.
Y si quieren atraer
que den buen ejemplo
menos procesión
Cristo pide obras
Crito pide amor
(Ecos del Pueblo 1979)



Los dormilones era una agrupación que cogía el testigo del carnaval más tradicional, el antiguo, el de pueblo de toda la vida. La letra era de Diego Mateo y la dirección de Baltasar Montes de Oca Bancalero, Reputo. Los componentes eran Fernando Lago, Andrés Ruiz, Luis Espinosa, Jesús Bancalero, Juan Varo, José Estudillo, Diego Mateos, Rafael Gautier, José Coronil, Juan Romero, Ángel Bancalero, Jesús Varo, Antonio Guerrero, Manuel Quiñones y Miguel Gil. En 1978 el obispo de Cádiz concede al pueblo los terrenos del antiguo cementerio para que en régimen de Monda se convierta en parque público. Al trasladar los restos al cementerio actual los operarios no lo hicieron con toda la seriedad que la ocasión requería: 
Viejo cementerio
triste recuerdo
que nos quedaba aquí,
todavía habitado, ya lo han tirado
que vamos a decir. 
Restos casi enteros de allí sacaron
y pudimos oír, 
que hacían con ellos juegos de manos,
da vergüenza decir
que fueran cristianos los que actuaron
de esa forma,
sin nada poder sentir.
Sea un esqueleto
o sea un cuerpo
siempre sagrado será,
y hay que tener agallas para reírse
y ponerse a jugar.
Que Dios hizo la muerte 

para que el hombre pueda descansar en Paz.
(Los Dormilones 1979)


Traigo aquí también un cuplet, de esta misma agrupación,  muy característico del carnaval de aquella época. Empieza engañando al oyente, pues alaba una institución, la marcha verde, que al final termina criticando duramente, eso sí utilizando mucha ironía.
Lo que nos hacía falta
lo hemos conseguido ya,
que arreglaran todas las calles 
y podamos trabajar.
Pero que bueno es eso de la “Marcha Verde”
nadie, si te paras, contigo se mete
con una pala en la mano
y una espiocha en la otra,
el tío está trabajando
para no hacer ni torta,
y hay que tener cojones 
cobrar toda la semana
y no dolerle los riñones.
(Los Dormilones 1979)
Sobre esta dice Mintz: "La marcha verde" era el nombre dado a la ayuda semanal proporcionada a los campesinos desempleados en las décadas de los 70 y 80.... El apelativo "la marcha verde" procedía de la colonia española en Marruecos situada al margen del desierto del Sahara, que anteriormente había sido popularmente bautizada con ese nombre.




0 comentarios: