El carnaval como periódico del año. Carnaval recuperado 1978-1983. Los Segaores y la Independencia. 3

Los Segaores es una de las grandes agrupaciones que ha habido en el carnaval benalupense. Después de 11 años de prohibición, este grupo elige un tipo muy significativo, aquellos segaores o sopacas que están en la génesis de la formación del pueblo. Las letras escritas por Pepe Colmena y Paco Ríos son de una gran profundidad y trascendencia. Aunque son muchos los temas tratados, hay uno que domina sobre todos; el de la Independencia. Estamos en 1978, recién estrenada la democracia el tema de la segregación reaparece con mucha fuerza.




Lo dicen en su pasodoble más emblemático:      
 Nuestros viejos comparsistas
 nos han dejado una herencia
 y es que siempre que cantemos 
 pidamos la independencia.
Gracias a aquellas comparsas
pudo conseguirse un día
que nuestro pueblo lograra
el tener su “Autonomía”.
Ahora de nuevo con el cambio de los tiempos
ante mi pueblo se presenta la ocasión
de conseguir de una vez la “Independencia”
trabajando con conciencia 
y poniendo el corazón.
Y que no ocurra, lo que ya pasó otras veces
que por vanos intereses
todo se nos derrumbó.
Esto de la “Independencia”
no son cosas de partidos
es cosa de todo el pueblo
porque siempre lo ha pedido.
Y que no vengan ahora
a roernos la conciencia
si no a que todos unidos
pongamos nuestros sentidos
y tendremos “Independencia”



El autor en este pasodoble empieza acordándose del carnaval de los sesenta y de las agrupaciones escritas por Angelín donde el tema principal era el de la Segregación. Grupos como los Indios, los turistas del Figuras o los Bandoleros. Habla de cómo de nuevo este proceso ha cobrado fuerza con el fin de la dictadura y la llegada de la democracia. Para las nuevas circunstancias el letrista solicita unión y despolitización, prueba de la utopía y "el buenismo" que inundaba ese momento, así como critica las ocasiones perdidas y fallidas, en clara referencia a la reunión frustrada en las Lomas con el Caudillo para abordar el tema en 1963.


El tema es omnipresente en todo el repertorio. Por ejemplo aparece en el estribillo de los cuplets. Es significativo, como ya estudió Mintz, como la petición de la independencia esta adscrita al mundo sociológico de las clases medias y del  grupo de los educados, mientras que los jornaleros anarquistas en la Segunda República tenían otro tipo de reivindicaciones; en contra del mismo estado:
El nombre de Casas Viejas
no se debe explotar
nosotros lo que queremos 
es la Independencia Ya


En el popurrit la independencia es el asunto monotemático. En esta copla el espíritu crítico se adueña completamente de la letra. Empieza criticando a los estudiantes que en marzo del 77 hicieron la pintada pidiendo la independencia, por su carácter anónimo, pero después se hacen dueños de la proclama denunciando la dependencia hacia Medina. Termina criticando también a los comerciantes que no apoyan, a su juicio, suficientemente la petición de independencia.
Pintor que pintas la fachá
si así te expresas mejor, lo que quiere
decir la independencia ¡ya!.
porque no escribe alguna vez
algo que sea mejor
que ensuciar la pared.
Porque veo que es una pamplina
que sigamos gobernados
por el pueblo de Medina.
Que no se puede aguantar. 
Queremos la independencia ¡ya! (4 veses)
Todos sabemos que este pueblo
necesita, palo largo mano dura
si lo queremos lograr. 
Pero hay ciertos señores
que a nuestro pueblo le dan la espalda
solo quieren sus negocios
y poder vivir en paz


Pero el tema de la Segregación no se limita al estribillo de los cuplets, al pasoble principal o al popurrit. También aparece en el tanguillo que es un piropo al pueblo. Este empieza glosando las virtudes de él y termina solicitando la independencia
En Casas Viejeas tenemos
cosas bonitas y de buen humor.
Por eso ahora mezclamos 
la risa con su esplendor
y tenemos una cueva 
cueva la del Coscorrón.
Tenemos una plaza, plaza del niño
que aunque está estropeada
le cantaremos con gran cariño.
Tenemos una Iglesia
que es lo mejor
pues en ella rezamos 
a Nuestro Señor.
Esos campos bonitos
que es todo alegría
si fueran sembrados
que trabajo habría.
Alameda chiquita
la de nuestro pueblo
donde con los niños juegan
los abuelos.
Es tierra la nuestra fina
con gente de gran salero
que trabajan con su mano
la tierra con gran esmero.
Por eso pueblo chiquito
tenemos “clava” una espina
y es que siendo tan bonita
aún dependa de Medina.
Por eso pongo mi grito 
para pedirte ¡Autonomía!



También en los cuplets hay espacio para la segregación. En este caso, aunque el tema no es específico sobre la independencia, si está relacionado. Pues se critica la falta de equipamientos e infraestructuras en el pueblo, a pesar de la alta presión fiscal existente por parte del Ayuntamiento de Medina. Nótese que hay una palabra más adecuada que huesos para terminar el cuplet.
Estamos “apañaos” en Benalup.
La mitad de las calles, no tienen luz.
Y la culpa la tiene el Ayuntamiento
ya que nos acribillan con los impuestos.
Que nos pongan más luces, y menos cuentos.
Que arreglen las calles
y esto, ya es más serio
que da pena ver 
como está el carril 
que va al cementerio.
Solo se preocupan
de cobrar impuestos.
Y ya estamos hartos

De que nos toquen tanto los huesos.


Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV