headerphoto

Continúan los actos del 83 aniversario

La celebración del 83 aniversario de los sucesos de Casas Viejas se ha convertido en una semana de actividades que tanto el Ayuntamiento como diversas instituciones han organizado con resultado hasta el momento, para mí, bastante satisfactorio. Tanto la ofrenda floral, el maratón de lectura de los anarquistas de Casas Viejas o la jornada de puertas abiertas en el ECVV, como la charla y el recorrido fotográfico por los lugares de Casas Viejas (que acertadamente contó con la colaboración de la policía municipal y la apertura en horas extraordinarias del ECCV) han tenido un nivel bastante aceptable. 

Hoy y mañana tendrán lugar sendas charlas y visionado de vídeos sobre De Casas Viejas a Mauthausen la primera y Los olvidados de la Victoria. Pido la palabra la segunda el jueves 14. Entran dentro de las actividades organizadas por Iniciativas Benalup-Casas Viejas que ha contado con la colaboración otras asociaciones como Amistad Casas Viejas (Ruffec), Asociación 24 Aout 1944 (París) y Aquitania Andalucía (Burdeos). 



Casas Viejas significó el fracaso de una utopía, el aplastamiento de unos ideales, el escarmiento sobre los que pretendían vivir mejor, la extensión del miedo que guardara la viña hasta nuestros días. Ese miedo fue el que hizo que más de 100 casaviejeños huyeron del pueblo cuando empezó la Guerra Civil. El mismo miedo, que mientras el franquismo borraba del mapa todo lo que tuviera que ver con Casas Viejas, ¡hasta el nombre! Condujo a tres casaviejeños hasta Mauthausen. 



Antonio Lino, José Jordán Casas y José Durán pertenecían al sindicato anarquista de Casas Viejas como toda su familia. El miedo que les había hecho huir de Casas Viejas donde Durán y Lino dejaban hijos y mujer embarazada, los fue empujando por la España en guerra hasta conducirlos a las ratoneras que se convirtió la Europa del exilio republicano. Mauthausen en Austria fue el campo de concentración alemán donde en trenes fueron a parar la mayoría de españoles capturados por ellos. Pero ¿por qué estos hechos son tan poco conocidos? ¿Por qué el holocausto judío ha sido tan estudiado y difundido y el español tan ocultado y olvidado? Posiblemente la causa haya que relacionarla con el hecho de que Hitler perdió su guerra y Franco ganó la suya. Ese es el peaje que hemos tenido que pagar. 



La conferencia del jueves en el que participaran Frank Mintz, Ventura Chico y Enrique Carabaza irá sobre la participación de la novena compañía en la liberación de París en 1944. La famosa 2ª D.B. (División Blindada) no sólo estaba formada en un 60% por españoles (146 españoles), sino que en ella figuraban gran cantidad de anarco–sindicalistas muchos provenientes de la columna Durruti, hasta el extremo de que una de sus compañías«estaba enteramente formada por anarquistas españoles » , que a bordo de blindados bautizados "Ascaso", "Durruti", "Casas Viejas", « serán los primeros en entrar en la capital el 24 de Agosto de 1944 », cuando la liberación de Paris. De esta forma un carro blindado con el nombre de Casas Viejas fue de los primeros en entrar en el París liberado. El episodio se silenció y rápidamente se borró los nombres españoles de los tanques. El motivo de ese ocultamiento es doble, por un lado, seguir la línea del típico chauvinismo francés, que no es exclusivo de ellos, la liberación de París para y por los propios franceses. Pero por otro lado, también había que disimular el papel que la Francia de Pétain en Vichy colaboracionista con Hitler jugó en la Segunda Guerra Mundial. Papel que explica que miles de refugiados españoles terminaron asesinados en el campo de concentración de Mauthausen. 

Antonio Lino Reyes y Sebastiana Reyes Estudillo


Traduciendo a nivel local, que el hecho de que no supiéramos que uno de los tanques que liberó París el 24 de agosto de 1944 tenía como nombre Casas Viejas  y que hasta hace poco tampoco se conociera que tres casaviejeños (Antonio Lino Reyes, José Jordán Casas y José Durán Fernández) murieron en Mauthausen se debe al mismo motivo, se refiere al colectivo que después de perder la guerra de España nadie los reclamaba y menos Franco. Aquellos que salieron de sus casas en julio del 36 huyendo de los sublevados y terminaron en Francia huyendo también de los mismos “Fueron los más derrotados de todos los derrotados”. Del que más datos tenemos es de Antonio Lino Reyes, su nietoFrancisco José Nieto Reyes me cuenta” Muchos datos hemos encontrado sobre mi abuelo Antonio. En realidad son pocos pero importantes. Digo muchos porque partimos de cero, con el único conocimiento de que “mi abuelo se perdió en la guerra”. Esta frase entrecomillada era toda la historia de Antonio Reyes Estudillo (Antonio Lino), por eso digo que los datos que nos ha permitido reconstruir sus últimos años me parecen “muchos”. Me dices, amigo, que si quiero que escribas algo de mi parte. A mucha gente de mi familia le ha sentado mal la dignificación de mi abuelo Antonio. En cierta medida, la labor del franquismo de condenar al silencio al bando perdedor, ha tenido efectos longevos en muchos que trataron de cerca a mi bisabuela, su madre, Sebastiana Reyes. Después de 40 años de la muerte del dictador sigue vivo en muchas personas el silencio. El silencio de un respeto que, en último término, lleva al olvido”. 



Por eso parece que ligan perfectamente bien Casas Viejas, Mathausen y “La Nueve”, a los tres hay que rescatarlas de la amnesia, por eso estas Jornadas contra el olvido.



Aprovecho este post para informaros del homenaje que ha preparado para el sábado 17 el Círculo de Podemos de Benalup-Casas Viejas junto con el SAT y de que para el próximo mes está prevista la reedición de “Viaje a la aldea del crimen” de Ramon J Sender. Como ya escribió un casaviejeño hace ya mucho tiempo “Que no se apague el rescoldo

0 comentarios: