Entradas

Mostrando entradas de diciembre 6, 2015

Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La oposición a la desecación de la laguna de la Janda. 6

Imagen
A este tercer proyecto se oponían un sector de propietarios que tenían tierras en la zona desde la desamortización, o reforma agraria al revés, del siglo XIX y que gracias a ella ostentaban desde entonces la hegemonía económica, política y social en el área. La desecación de la laguna iba terminar con esa preponderancia. Los proyectos de embalses del Celemín y el Barbate se encontraron con la firme oposición de los propietarios tradicionales de Alcalá y Benalup, representado por Pedro Mariscal Recio (Pedro Mariscal era veterinario pero no ejerció nunca, ya siempre ejerció como propietario tradicional alcalaíno. Se dedicaba a la ganadería tradicional extensiva y parte de ellas se las arrendaba al ejército para la parada de sementales. El pantano del Barbate le anegó parte de sus tierras, por lo que se opuso con todas sus fuerzas a este proyecto)  y  Nicolás Vela Barca.

Los líderes de los Sucesos

Imagen
En otra entrada anterior de esta serie hablaba del interés de Mintz por encontrar quien eran los líderes del movimiento. Un americano como él tenía una concepción individualista y personalista de la historia, pero pronto comprendió que aquí no hubo líderes claros, sino tendencias. También le apareció lo que le llamaban obreros conscientes o personas conscientes, aquellos anarquistas que además de pertenecer al sindicato llevaban sus ideas a su vida cotidiana, no fumaban, no bebían e incluso algunos eran vegetarianos.

Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La desecación de la Janda. 5

Imagen
Dice el refrán que a la tercera va la vencida. De 1954 a 1965 tiene lugar el tercer intento (tras el de 1821 y 1929) de desecar la laguna y este si va a ser el definitivo. El proceso se desarrolla en medio de una gran batalla donde había enfrentados intereses políticos, económicos y sociales. Era la vieja guerra entre la ganadería y la agricultura, el uso extensivo e intensivo de la tierra, el latifundismo clásico basado en la mano de obra barata o el nuevo basado en la tecnificación y mecanización… tiempos viejos, contra tiempos nuevos, en definitiva.

Un siglo de iglesia en Benalup-Casas Viejas. Ritos religiosos, culturales y sociales. El cristianar. 19

Imagen
En la sociedad tradicional el culto religioso popular abarcaba todo el ciclo vital: cristianar, casar y enterrar. Los bautizos  eran una celebración que combinaba el carácter religioso, con el festivo y con el social. Mediante este acto, el nuevo ser entra formalmente en la sociedad y es reconocido oficialmente por ésta. Además el bautizo responde a un intento de protección con componentes simbólicos y mágicos hacia el recién nacido.

Jerome Mintz. El americano de Casas Viejas

Imagen
En la revista sevillana el Topo, el alcalaino Agustín Coca, profesor de Antropología de la universidad Pablo Olavide de Sevilla, ha escrito sobre Jerome Mintz. Además de envidia sana, por lo bien que escribe he sentido la necesidad de compartirlo con los lectores de este blog. "Jerome Mintz El americano de Casas Viejas Jerome “el americano”, como es conocido en Casas Viejas, no solo cumplió una apropiada y necesaria labor, también nos envió un mensaje: la memoria es vital en aquellos sectores que han sido humillados y masacrados, ya que permite la cohesión del grupo y la reivindicación de la justicia Por Agustín Coca Pérez. Antropólogo

Los paneles informativos de B-CV. La fuente del Chorro Grande

Imagen
La penúltima entrada de esta serie va dedicada al cartel sobre la fuente del Chorro Grande en particular y a las fuentes del pueblo en general. Benalup-Casas Viejas siempre ha sido un pueblo de fuentes pública que ha ligado su desarrollo a ella, esperemos que en el futuro lo siga siendo.

Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La laguna de la Janda. 4

Imagen
Si la relación de Franco con Benalup va a ser importante en el tema de los sucesos, sobre todo en el primer franquismo, más lo va a ser en el segundo franquismo en relación a la desecación de la laguna de la Janda y la aparición de las moderna explotación agraria de las Lomas. Ambas significan la vanguardia en el paso de una agricultura tradicional a otra moderna con la utilización de una tecnología punta y una productividad y competitividad que no se habían conocido nunca en la zona. Hasta tal punto que la desecación de la laguna y la aparición de las Lomas como la conocemos hoy constituye el punto de inflexión para la revolución económica más importante que ha habido en esta zona desde la revolución Neolítica.