Entradas

Mostrando entradas de junio 28, 2015

El cierre del primer sindicato anarquista en 1915

Imagen
Tal día como hoy se cerró el primer sindicato de inspiración anarquista que se formó en Casas Viejas. Dos días después, el 6-7-1915 el diario La Información dice: “El señor juez especial que entiende en la causa con motivo de la muerte del presidente de la sociedad obrera de la aldea de Casas Viejas remite a este Gobierno Civil certificado del auto recaído suspendiendo en sus funciones a las sociedades Centro Obrero de Agricultores y Centro Instructivo de obreros, por el delito de conspiración para el de sedición”.

Los niños hombres. Niños jugando. 19

Imagen
En la fotografía cuatro niños hacen un alto en sus juegos por la presencia de la cámara de El americano. Los juegos son consustanciales a la niñez, desde la más tierna infancia los acompañan en su entretenimiento, aprendizaje y socialización. Los juegos reflejan la sociedad en la que se desarrollan. No se sabe si lo más importante de la imagen es la actividad que están desarrollando los niños; los juegos con los que pasan el tiempo o el contexto de escasez en el que se desarrollan: la choza adjunta, los cascos de las macetas recicladas de cubos inservibles, el resto de la rueda de una moto... O presumiblemente es el conjunto lo que Mintz retrata en esta fotografía: las duras condiciones en las que se criaron los niños de Benalup en los años sesenta y setenta.

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. Francisco Durán Fernández. 34

Imagen
De las 28 víctimas mortales de los Sucesos solo cuatro fueron mujeres. De los cerca de 100 encarcelados, solo dos; María la Libertaria y Antonia Márquez… parece como si los datos concluyeron que las consecuencias negativas de estos hechos fuera una cosa de hombres. Nada más lejos de la realidad. Los datos reflejan la sociedad paternalista de la época, pero el sufrimiento se repartió a parte iguales entre hombres y mujeres. Un caso paradigmático es el de Catalina Fernández Rodríguez, la madre de Francisco Durán Fernández, el protagonista de la entrada de hoy.

Un día de Julio 01 (Relato de ficción). Por Francisco J. Martínez Guerra

Imagen
Resumen: 
El Hno. Antonio llega a Casas Viejas para llevar vida de desierto en las ruinas del convento del Cuervo lugar que ya le era conocido (Ver “San Elías”) El relato recrea las incidencias del viaje y la llegada un día de levante, por la festividad de S. Elías, en el que la aldea vive el ambiente de los días previos a las fiestas de Santiago y Santa Ana. Aclarar que lo que se cuenta, sobre tan singular personaje y las pequeñas cosas y sucesos de la vida diaria de una época en la que la distracción de muchos jóvenes y mayores estaba exclusivamente en la calle y el bar, es pura ficción basada en el recuerdo.                                                                           *****

Los niños hombres. En la venta Nueva. 18

Imagen
Un grupo de niños posa ante la cámara de Mintz. Están en la venta Nueva (durante muchos años lugar de encuentro de los trabajadores que partían hacia el campo a ganarse el jornal) y vienen de echar la jornada en Las Lomas. Las gorras, el jarrillo de lata y las correas o guitas que sujetan sus pantalones nos hablan de una época de carencias.

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas, Manuel Moreno Cabeza. 33

Imagen
Con el caso de Manuel Moreno Cabeza vamos a analizar seis características comunes a muchos de los que participaron en los Sucesos y sufrieron represión y persecución por ello. Manuel Moreno Cabeza “Rompemontes” Nació el 30 de mayo de 1891, su padre fue  Rafael Moreno Moreno y su madre Cristobalina Cabeza Sánchez, tenía 6 hermanos más (Antonia, Andrea, María, Francisco, Ricardo y José, estos dos últimos detenidos por los Sucesos) y sabía leer y escribir.

Los niños hombres. Poniendo trampas. 17

Imagen
En la fotografía se observa a los hermanos Moreno Reina (José, Manuel e Ignacio) en el campo. Están preparando las «perchas», unas trampas de alambre y madera que servían para la caza de pequeños pájaros insectívoros. Antes de ponerlas había que buscar gusanos o alúas, y aunque al principio se utilizaban más los gusanos, luego se impuso la alúa, la hormiga con alas.