Entradas

Mostrando entradas de junio 14, 2015

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. José Pérez Franco "Pata de Paño". 31

Imagen
El pasado importa más, la mayoría de las veces, para explicar el presente que para entender lo que ha ocurrido en otro tiempo anterior. Por ello los Sucesos de Casas Viejas, desde 1933 hasta la fecha han sido tan manipulados, tergiversados y falsificados, como voy a poner de manifiesto a través del personaje de la entrada de hoy, José Pérez Franco, Pata de Paño. A Ana, Gema, Carolina e Irene en su trabajo sobre los 26 de Casas Viejas le dijeron: “Era sobrino de “Seisdedos”, era uno de las mismos, de ideas. Participó en los Sucesos, era el más joven, con tan solo unos 18 años, ya era político y tenía problemas con ese tema, también lo metieron en la cárcel por cuestiones de política, como todos los que están en esta foto”. Sus informadores eran personas mayores del pueblo que lo habían conocido.

Los niños hombres. Banda de cornetas y tambores de la cofrafía de nuestro padre Jesús Nazareno. 13

Imagen
Estaba dirigida por don Eufrasio de Miguel Crespo, un gallego de Vigo, que estuvo muchos años en Benalup de delegado de los ciegos (actual ONCE). Muchos niños benalupenses formaron parte de la banda y aprendieron a tocar, unos la corneta y otros la caja o los bombos. Los ensayos ocupaban muchas de las tardes y servían de lugar de encuentro para compañeros y amigos.

Los niños hombres. Hermanos y amigos. 12

Imagen
Los hermanos Varo (Jesús y Juan) y Lago (Paco, Juan y Luisa) –el de la camisa verde limón debe ser un Rojas– pasan un rato cerca de casa, justo en la puerta de los Varo en la calle Benalup. Los cuatro niños con el torso desnudo están morenos, pero no un moreno de playa, sino de pueblo.

Ratataplas. Número 2. Y 2. Casas Viejas o Benalup

Imagen
Ya sabes cómo se formó el pueblo de Casas Viejas. En 1926, el alcalde de Medina, expone que "una gran parte de los vecinos de la aldea de Casas Viejas, desea que se adopte como nombre de la misma el de Benalup de Sidonia. Se basan estos vecinos en la existencia de otros pueblos con este nombre, y a que solo una pequeña parte de la aldea, se encuentra en el sitio donde antiguamente existían unas casas viejas, econtrándose la aldea enclavada en su mayor parte en la antigua dehesa de Benalup". Y al no recibirse reclamación alguna el pueblo cambió de nombre.

Los niños hombres. Por la calle Benalup.11

Imagen
Pepe López, caminando junto al burro, mira a la cámara de el americano. Su hermano, montado en el burro, también. Mientras que Luis el de Martina no resiste la presión y mira hacia el huerto. La fotografía está realizada en la calle Benalup hace cuarenta años. Era una estampa habitual en las calles del pueblo en esa época y no por repetida deja de ser entrañable. Es tan descriptiva como las novelas de Galdós, la calle sin empedrar y asfaltar hace juego con la vestimenta de los niños, el burro con su serón, el huerto o los casarones del fondo (el de El Viñista, al frente, y el de los Suárez, a la izquierda).

Los niños hombres. A por agua. 10

Imagen
El agua potable en las casas no se generalizó en Benalup hasta bien entrada la década de los setenta. Hasta entonces había que ir a buscarla a las numerosas fuentes públicas, fuentes de las que este pueblo siempre ha tenido en cantidad y calidad, debido a situarse encima de un importante acuífero. Los niños, junto con las mujeres, eran los encargados de llevar el agua a casa. Estaba muy mal visto que lo hicieran los hombres; pocos podrán recordar a un hombre llevando un cubo de agua a casa, aunque sí que se podían ver transportándola en burros con su «aguaera» y sus cántaros.

¿una Mano negra en Casas Viejas?

Imagen
Antes de ayer apareció en el Diario de Cádiz una efeméride sobre los cien años del affaire de  Zumaquero.