Francisco Franco y Benalup de Sidonia. Razones de la victoria. 7

Camilo Alonso Vega (Ministro de Gobernación), el camarero vejeriego Antonio Cepero,  Francisco Franco, Carmen Polo y Ramona (la esposa de Camilo Alonso). Dicha fotografía fue realizada el 4 de noviembre de 1970 en los jardines de la casa principal de las Lomas, durante una de las numerosas visitas que el General Franco realizaba a dicha finca.
Ya hemos visto como la desecación de la laguna tuvo que salvar innumerables obstáculos y fue objeto de cruentas batallas. Por ello, es lógico que nos preguntemos las causas por las que se impusieron estos nuevos postulados. La explicación, como siempre, es multifactorial, por lo que dependiendo de la posición que se ocupe se le ha dado más importancia a unos u otros factores.




Aunque las visitas de Franco a la finca para cazar, las cacerías que nos traen a la memoria la famosa película de Berlanga La escopeta nacional y las relaciones personales se han puesto muchas veces como causa profunda o principal, a mí me parece, que influyendo tienen un papel secundario. José Luis Blanco habla sobre las causas de la derrota de los posicionamientos de Pedro Mariscal y Nicolás Vela frente a José R. Mora:  “La enorme capacidad de influencia política de sus contrincantes durante la dictadura y en los primeros años de la democracia. Fue muy difícil competir con quienes tenían acceso a los ministros y hasta al propio Franco, a los que invitaban frecuentemente a cacerías en las Lomas y fincas aledañas… Por si fuera poco, en aquellos años era habitual la contratación de decenas de jornaleros en las tareas de recolección de las diferentes producciones de la zona de la Janda (algodón, remolacha, zanahoria, naranjas, pomelos y hortalizas). Como preocuparse porque se inunden las tierras de quienes no crean empleo y apoyarles frente a los que si lo hacían”



Mintz también hace hincapié en esos contactos políticos: “Cada año, el mismo Franco viajaba a la finca para cazar cientos de pichones en un solo día. Cuando el dictador se disponía a salir de Madrid, guardias civiles con armas de repetición se alineaban -como una fila de fichas de dominó armada moviéndose lentamente- en la carretera que lleva a Andalucía…Don José pudo emplear la relación de un primo de  su padre con la fundación de la Falange y sus propios lazos con el General Franco para acelerar la importación del equipo que necesitaba para desarrollar el potencial de su finca”. 



O las referencias  que hace a estas visitas Agustín Coca en su libro Los Camperos: “El dictador Franco visitaba al marqués de Tamarón y sus posesiones para ejercitarse en la cacería. Entonces, se apartaban a los trabajadores de los campos o se disponían en fila para que saludaran al “generalísimo”. Francisca recuerda con indignación como:“cuando iba Franco a la cacería, los de Casas Viejas no iban porque los avisaba. A los demás nos llevaba a un puente… nada más que los que estábamos allí viviendo. Cuando ya se iba, entonces cogíamos algodón… otras veces nos ponían en el carril con la manita asi (pasa saludar)… y ¡ahora se da cuenta una que esto era como Kunta-Quinte! esos camiones llenos de venado, llenos de perdices, que había estado en una batida y como diciendo ahí tengo mis esclavos y ya me voy yo harto de comer! “



Una decisión, un apoyo y unos cambios de tanto calado no se pueden explicar solo por cuestiones políticas o relaciones personales. Yo creo que las causas de la crisis de la agricultura tradicional hay que situarlas dentro de un contexto general. La autarquía, tras la Guerra lleno a España de miseria, hambre y corrupción. El régimen tuvo que abandonar el aislamiento y el autoabastecimiento optando por el desarrollismo y la tecnocracia que representaba el Opus Dei. El apoyo del franquismo a la desecación de la laguna de la Janda que no sólo se concretó en base a permisos legales, sino también a través del Ministerio de Obras Públicas que llevó a cabo una buena parte de las obras de infraestructura necesarias, se explica en esas especiales circunstancias. Pero el resultado de esta lucha en torno al agua no sólo fue el cambio en la jerarquía social-político-económica de la zona, la consolidación de la propiedad privada o la llegada de la modernidad sino que también significó el hundimiento de pueblos con pujanza tradicional como Alcalá, que se situaban en la cuenca alta del Barbate y el florecimiento de otros como Benalup, en el que la explotación de la antigua laguna, y en concreto las Lomas, significó durante mucho tiempo el pulmón que la historia le había negado durante otras épocas. También hay que señalar que estos cambios coinciden con el fin del carbón y la llegada de la mecanización al campo, en lo que se ha llamado crisis de la agricultura tradicional. 



Lo mismo que pienso que actualmente que domina el paradigma de la sostenibilidad no se tomaría una decisión como aquella, al menos de la forma que se hizo, también opino que el desarrollismo era tan imparable que se hubiera impuesto la desecación y la modernización aunque Francisco Franco no viniera frecuentemente a cazar a la finca. 

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV