headerphoto

Francisco Franco y Benalup de Sidonia. La laguna de la Janda. 4

Cartografía de la laguna de la Janda en los años 40
Si la relación de Franco con Benalup va a ser importante en el tema de los sucesos, sobre todo en el primer franquismo, más lo va a ser en el segundo franquismo en relación a la desecación de la laguna de la Janda y la aparición de las moderna explotación agraria de las Lomas. Ambas significan la vanguardia en el paso de una agricultura tradicional a otra moderna con la utilización de una tecnología punta y una productividad y competitividad que no se habían conocido nunca en la zona. Hasta tal punto que la desecación de la laguna y la aparición de las Lomas como la conocemos hoy constituye el punto de inflexión para la revolución económica más importante que ha habido en esta zona desde la revolución Neolítica.




Plano de desecación de 1830
Los intentos de desecación de la laguna de la Janda están siempre relacionados con el problema agrario característico de la zona, con el intento de poner en explotación agrícola unos terrenos que las inundaciones anuales impedían, con el deseo de conseguir la modernización de la zona con la transformación agraria. Desde principios del siglo XIX, cuando viene el nuevo régimen político y económico, se piensa que el gran problema de España es el atraso agario que se concreta con la existencia de  muchas tierras que no están bien explotadas y por tanto no están generando la riqueza que podría. 
La laguna de la Janda era la más importante del complejo lacuestre. Sobre ella los lugareños construían pasarelas de madera para moverse por su interior, como se observa en la fotografía. 



Con la llegada del nuevo régimen a principios del siglo XIX va a llegar también el primer intento de desecación de esta laguna. Fue. José Moret (abuelo del que fue en tres ocasiones presidente del Gobierno de España, Segismundo Moret Prendergast),  quien solicitó licencia del gobierno para desecar y adquirir la propiedad de los terrenos de La Janda. Por Real Orden de 17 de mayo de 1822 se le concede la concesión administrativa a D. José Moret del “llano inundado que ocupan las aguas de la laguna de la Janda y terrenos demarcados”. No es casualidad que un año ante, en 1821, la Diputación sacará a concurso público un concurso para crear una nueva población en el sitio de Casas Viejas. El fin del trienio liberal y la vuelta al absolutismo impidieron ambos proyectos, pero Casas Viejas fue creciendo a base de asentamientos ilegales con la oposición del Ayuntamiento de Medina. 
Plano de la laguna de la Janda. 1821. Mismo año que el proyecto de creación de una población en el sitio de Casas Viejas.



El siglo XIX es testigo de la consolidación en la zona del latifundismo. Un latifundio clásico que se basa en una mano de obra barata y que no precisa de modernización. La desamortización produjo la aparición del jornalero,  clase social que debido a sus pésimas condiciones de vida va a dar lugar a parte de las revueltas más importantes del movimiento obrero campesino. Hitos del movimiento obrero son los sucesos de la Mano Negra en 1882, el afairre Zumaquero en 1915 en Casas Viejas o los sucesos de Medina en 1932 o los de Casas Viejas en 1933. Después de estos acontecimientos trágicos, la Segunda República va a intensificar sus esfuerzos en solucionar el problema campesino a través de acelerar los proyectos de Reforma Agraria, apareciendo las comunidades de la Yeguada o las Torrecillas, por ejemplo. Pero incluso antes, en 1932, los radicales en el poder del Ayuntamiento de Medina pretendieron solucionar el problema agrario desecando la laguna y repartiendo las tierras entre los jornaleros. Un acta capitular del Ayuntamiento de Medina  del 2-5-1932 dice :" Por el Sr Alcalde se expuso: que había recibido carta del Diputado a Cortes por esta provincia Don Santiago Rodríguez Piñero, en la que incluye un ejemplar del Diario de Sesiones en el que se consigna el ruego hecho por dicho Diputado al Excmo Sr. Ministro de Obras Públicas de que se incluya en el plan de obras hidráulicas el estudio por técnicos de construir un pantano en el sitio donde se encuentra enclavada la Laguna de la Janda, con lo cual se beneficiarían las tres mil hectáreas de terreno que están en completo abandono, y se pondrán en condiciones de poderlas repartir en parcelas a los colonos que estiman conveniente y se proporcionaría trabajo a los obreros de las proximidades ".



Estos intentos coinciden también con la segunda fase en el intento de desecación de la laguna que va de 1919 a 1954 liderada por la institución oficial Colonias Agrícolas, S.A. Pero también fracasan. “La oposición de los propietarios afectados por la desecación fue tan extraordinariamente intensa y perseverante, fundamentada no solo en lo anteriormente reseñado si no que también en la negativa de ser expropiadas partes de sus tierras colindantes con el dominio público…por no reconocer la titularidad pública de los terrenos, y negar la existencia de zonas pantanosas o encharcadizas, a excepción de la Janda que si era admitida como zona palustre con cierto interés por la producción de juncos y zona de pastizal para el ganado durante los meses de estío…lograron (los propietarios) que mediante el informe emitido por este organismo y la O.M. de 21 de enero de 1954 se declarase encursa la concesión de desecación otorgada a Colonias Agrícolas S.A. ". (Dueñas y Recio). 



A partir de aquí, comienza el tercer intento, y el definitivo, en la desecación de la laguna de la Janda, el que va de 1954 a 1965. Esta se consiguió en medio de una gran lucha entre los propietarios, la madre de todas las batallas, donde se enfrentaba la concepción clásica del latifundio basado en la ganadería extensiva y la mano de obra barata y el latifundio moderno basado en la mecanización y tecnificación. El triunfo de este último posicionamiento va a dar lugar al mayor proceso de cambio desde la revolución neolítica en la zona y en el la figura de Francisco Franco fue importante. Pero eso será objeto de la próxima entrada de esta serie.
Diego González Ruiz y Antonio Pachocha cazando en la laguna de la Janda.


0 comentarios: